México: gobernador prófugo compró 19 propiedades en Miami con empresa fantasma

2
Javier Duarte
Javier Duarte tuvo dos aliados en Miami, dos empresarios a nombre de quienes aparecían las empresas fantasma que utilizaron para la compra de las cassas. (Animal Político)

El gobernador con licencia y prófugo de la justicia Javier Duarte hizo de la venta y compra de bienes inmuebles en Miami una forma de financimiento y para no levantar sospecha las propiedades se deberían ubicar en residenciales de clase media y baja para que su venta fuera rápida.

Fueron 19 casas las que el político mexicano adquirió en esta ciudad estadounidense entre los años 2012 y 2013 tiempo durante el que no levantó sospechas.

“Era un negocio, estaba construyendo el fondo para su retiro” señaló Alfonso Ortega López, abogado y uno de los que junto con Javier Duarte operó las gestiones legales en Estados Unidos para adquirir los bienes, sin que el nombre del entonces gobernador fuera mencionado en los documentos.

Ortega sirve como testigo ante la Fiscalía General de México en el juicio penal que se le sigue a Duarte. Dentro de sus declaraciones, ha revelado que para la compra de esas propiedades, crearon tres empresas fantasma en Miami, en donde los dueños y operadores de todo eran el empresario Moisés Mansur Cysneiros y su hermano Zury Mansur.

Por medio de estas empresas, según indican documentos del Registro Público de la Propiedad de Miami, los hermanos Mansur y sus socios, llevaron a cabo 33 operaciones para adquirir casas y departamentos sumando un monto de cercano a loas US$5 millones.


 

Así se hicieron las operaciones

Entre los años 2012 y 2013 la empresa fantasma, Rusnam Investments LCC creada por órdenes de Javier Duarte, compró 14 propiedades por las cuales pagaron US$1.680.000.

Durante el año 2013, las empresas Aerco LLC y Conexa LLC propiedad ambas de los hermanos Mansur y sus socios, adquirieron 19 propiedades, de las cuales 14 fueron vendidas por Rusman Investments LLC según informa el diario mexicano Animal Político.

La Fiscalía General de México cree que esa14 casas que fueron vendidas a ellos mismos, fueron operaciones que tenían como fin el blanqueo de dinero proveniente de la gubernatura de Veracruz.

Según los documentos de la instancia gubernamental de Miami, Conexa LCC es dueña de ocho casas, mientras que 11 son propiedad de Azerco LCC cuyos precios oscilan entre los US$120.000 y los US$175.000.

Fuente: Animal Político

Comentarios