Presidente de Nicaragua contrató lobistas por USD$ 420 mil para evitar sanciones de EE. UU.

1
Daniel Ortega
Expertos señalan que esta inversión realizada por el gobierno de Daniel Ortega no será efectiva debido a las postura de la nueva administración de EE. UU. que asume en enero. (Starmedia)

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, contrató a una influyente firma de cabildeo por USD$ 420.000 al año con el fin de que romper el consenso bipartidista que hay respecto a las sanciones que pretende imponer a ese país centroamericano el gobierno de Estados Unidos.

Esta contratación se dio el pasado primero de diciembre, según informa el medio opositor nicaragüense La Prensa, que detalla que el nombre de la firma es Gephardt Group, misma que cuenta con fuertes influencias dentro de los círculos políticos del Partido Demócrata por lo que su tarea será cabildear y representar los intereses del gobierno de Ortega ante la Casa Blanca y el Congreso estadounidense por el próximo año.

La firma Gephardt Group es una consultora prominente de Washington creada por el excongresista demócrata de Missouri, Richard Gephardt y que dentro de su cartera de clientes tienen a importantes emresas como Google, Bayer y General Electric así como a los gobiernos de Turquía y Taiwán.

Según el analista Óscar René Vargas, “El gobierno necesita neutralizar a los demócratas para que no sea una ley bipartidista ni unánime” y además señala que con esta acción, el gobierno de Daniel Ortega reconoce “que la situación no le es favorable en el próximo congreso”.

El contrato al que tuvo acceso La Prensa muestra las firmas del embajador de Nicaragua en Washington, Francisco Campbell, y de Thomas O’Donnell, representante de Gephardt Group.

Cabildeo no le alcanzará a Daniel Ortega

Jason Poblete, experto en política exterior y seguridad nacional, señala que el cabildeo no le será efectivo a Daniel Ortega ya que el 20 de enero asume la administración de Donald Trump: “No creo que eso les va a ayudar mucho, estoy seguro que cuando la verdad se sepa de lo que está pasando en Nicaragua, va a ser un total gasto de dinero” indicó.

“Encuentro irónico que uno de los regímenes más totalitarios esté contratando cabildeos en Washington, hay que tener vergüenza para gastar esa cantidad de dinero en cabildeos por el segundo país más pobre del hemisferio” dijo Poblete.

Por su parte una de las principales impulsoras de las sanciones al gobierno nicaragüense, la congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen, expresó en sus redes sociales: “Ortega quiere deshacerse del NicaAct pero no lo dejaré, tiene que tomar responsabilidad por sus atrocidades”

Fuente: La Prensa

Comentarios