El anunciado éxodo a Canadá para huir de Trump que nunca llegó

0
Canadá
Según autoridades migratorias de Canadá no es la primera vez que los estadounidenses dicen que se mudarán luego de unos comicios electorales. (OL Business)

Durante la campaña presidencial estadounidense, muchas fueron las personas que expresaron su deseo de mudarse a Canadá en caso de que Donald Trump llegara a la presidencia por lo que una vez esto fue un hecho, esas voces que dijeron migrarían se hicieron escuchar con más fuerza, dentro de ellas se encontraron artistas de renombre como Barbra Straisand o el escritor Stephen King.

Por otro lado, medios de comunicación planteaban a Canadá como el nuevo lugar de residencia para los estadounidenses que se encontraban desencantados con la victoria del republicano y a esta fiebre se sumaron empresas de mudanzas como Déménagement Le Clan Panneton que ofrecieron importantes descuentos para aquellos que decidieran mudarse a ese país.

Sin embargo, la idea del “sueño canadiense” no fue abrazada por la cantidad de personas que se llegó a esperar en cierto momento, y a este efecto, que más pareció de euforia, se suma que las políticas migratorias de Canadá hacen difícil que pueda realizarse una migración en masa.

Datos reales

Según cifras publicadas por Simon Rogers, editor de datos de Google, las búsquedas respecto a cómo emigrar a Canadá desde Estados Unidos incrementaron notablemente cuando la candidatura de Donald Trump comenzó a tomar fuerza en las primaras republicanas, llegando a superar en 350 % los resultados normales respecto a ese tema.

Sin embargo, Rogers y otros analistas señalan que este fenómeno no es la primera vez que se observa como producto de un proceso electoral en Estados Unidos ya que luego de la reelección de George W. Bush, una de las consultas más realizadas fue precisamente como mudarse a Canadá.

Según el Ministerio de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía de Canadá, en el año 2004 los estadounidenses que se mudaron a territorio canadiense fueron 6.990 y un año después este número aumentó a 8.394 representando un incremento en la cifra de residentes estadounidenses, aunque no en la magnitud que se esperaba luego de la reelección de Bush.

Entre enero y septiembre de 2016, 5.435 estadounidenses han solicitado el estatus de residentes permanentes en Canadá, siendo esto 7 % más que el mismo lapso de tiempo en el 2015.

 

“En cada elección las personas juran que si su candidato no gana, se mudarán a Canadá. Si hubiera sido así durante las últimas décadas, habría más habitantes en Canadá que en Estados Unidos” dijo Justin Trudeau, primer ministro canadiense.

Por su parte Roland Paris, catedrático de la Escuela de Asuntos Políticos e Internacionales de la Universidad de Otawa, coincidió con el primer ministro ya que “muchos eventos políticos de envergadura en Estados Unidos han generado predicciones sobre la llegada de un gran número de sus ciudadanos a Canadá, aunque con escasos resultados”.

Hasta la fecha, las autoridades canadienses no prevén un éxodo masivo de estadounidenses hacia su país como se esperaba fuera con la victoria de Donald Trump, sin embargo sí es esperado que las decisiones económicas del republicano tengan un impacto para ambos países.

Fuente: Proceso

Comentarios