Iglesia Católica de México acusa de “tibio” a Peña Nieto ante “terrorismo migratorio” de Trump

10
(Twitter)
Según la institución religiosa, el gobierno de México no ha mostrado la suficiente firmeza ante la “legalidad inhumana” del gobierno de Trump. (Twitter)

La Iglesia Católica de México calificó las medidas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en cuanto a los inmigrantes ilegales en ese país como “terrorismo migratorio” e indicó que el gobierno del país azteca ha actuado con tibieza ya que muestran miedo y sumisión.

Estas aseveraciones las hizo la institución religiosa por medio del semanario Desde la Fe, en donde se publicó que las políticas migratorias del gobierno estadounidense son la “aplicación de un legalismo inhumano y un verdadero acto de terror”.

Según se detalla en el artículo, los inmigrantes indocumentados tienen miedo, “sus hijos sufren una verdadera psicosis, mientras que las autoridades mexicanas no aciertan a actuar, no hacen más que declaraciones y promesas; son tibias sus reacciones, muestran también miedo, y peor aún, sumisión”.

“Siguen esperando a que el mandatario norteamericano entre en razón cuando ha demostrado que desde que era candidato, que lo suyo, su método, es justamente la sinrazón” dice el editorial titulado “Terrorismo migratorio” en el que también destaca que Donald Trump ha cumplido con sus promesas de deportar a los mexicanos indocumentados.

 

En el artículo se describen que “la cobardía no es prudencia, ni la estridencia es virtud; sin embargo, no vemos firmeza en la defensa de nuestra soberanía; no vemos dignidad en el trato con nuestro vecino del norte; no vemos estrategias eficaces para ayudar a nuestros connacionales; no vemos altura ni inteligencia en los responsables de atender esta crisis humanitaria”.

“Se necesita pericia, experiencia, no aprendices donde hace falta verdaderos maestros del arte de la diplomacia y sensibilidad humana y política” describe la Iglesia Católica mexicana que se ha distinguido por ser una fuerte crítica del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Fuente: Milenio

Comentarios