Embajador ruso era asiduo visitante de la Casa Blanca de Obama

1
Rusia
El embajador de Rusia, Sergey Kislyak, sostuvo reuniones con los más altos funcionarios y asesores de Obama, incluso en septiembre de 2016. (USA Today)

El embajador de Rusia, Sergey Kislyak, fue un invitado recurrente de la Casa Blanca durante la administración del expresidente Barack Obama. Un total de 22 veces estuvo el diplomático en la residencia oficial, incluso en septiembre de 2016.

Kislyak sostuvo una reunión con John Holdren, uno de los principales asesores de Obama, así como con Marina W. Gross, Alexander Ermolaev, Alexey Lopatin, Vyacheslav Balakirev y Sergey Sarazhinskiy.

El embajador se reunión con el alto funcionario del Consejo de Seguridad Nacional, Gary Samore, para tratar temas de armas de destrucción masiva en cuatro ocasiones durante el primer mandato de Obama, además de reunirse en tres ocasiones con Robert Malley, principal asesor de Barack Obama, para hablar sobre cómo derrrotar al Estado Islámico.

 

En una docena más de veces, Kislyak visitó la Casa Blanca para eventos como “casas abiertas durante vacaciones” o “recepción del cuerpo diplomático”. Estos registros fueron publicados por la Casa Blanca durante la administración Obama para impulsar la transparencia de dicho gobierno.

El actual fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, que se ha retirado de cualquier investigación sobre la injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016, se encontró en el ojo de la polémica durante la semana recién pasada por reunirse con Kislyak dos veces en el último año en calidad de principal miembro del Comité de Servicios Armados.

Los demócratas han acusado a Sessions de hacer declaraciones “engañosas” durante su audiencia de confirmación ante el senado cuando se le preguntó que haría si supiera que alguien en la campaña de Donald Trump se comunicó con Rusia durante la contienda electoral de 2016. “No tengo conocimiento de ninguna de esas actividades, indicó Sessions cuando respondió a la pregunta del senador Al Franken.

Fuente: TownHall

Comentarios