En Ciudad de México autoridades detectan 20.000 puntos de distribución de drogas

80
Ciudad de México
Un reciente informe oficial revela que en varias delegaciones de la Ciudad de México la compra y consumo de «drogas duras» comienza a los 13 años. (Pixabay)

En Ciudad de México se ha reportado un importante incremento en el narcomenudeo en los últimos tres años, y es que aunque las autoridades conocen del problema, no lo han atacado de manera efectiva y tampoco han dimensionado su impacto, ya que en 2015 la secretaría de Seguridad Pública tenía conocimiento de 13.000 puntos de venta de todo tipo de droga.

Actualmente, se han contabilizado más de 20.000 puestos ilegales de venta de drogas, los cuales se ubican en canchas de fútbol, espacios recreativos, vecindades, tiendas de abarrotes, incluso por medio de aplicaciones de mensajería como WhatsApp, según indica un informe difundido por la secretaría de Seguridad y la Procuraduría de la Ciudad de México, en donde también se revela que en cada delegación hay en promedio 1.600 «narcotienditas».

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Dentro de las delegaciones que destacan en este informe están Milpa Alta, Magdalena Contreras, Xochimilco, Tlalpan y Tláhuac, en donde hasta hace unos años la venta y consumo de estupefacientes era menor, sin embargo, en este reporte se indica que la comercialización de estas sustancias se ha elevado entre jóvenes de secundaria.

La delegación Gustavo A. Madero lidera la lista, ya que en la mayoría de sus colonias se pueden encontrar marihuana, cocaína, cristal, pastillas psicotrópicas y activo. En segundo puesto se ubica Iztapalapa, en donde la cocaína y el activo son las drogas que tienen mayor demanda, y en donde el consumo de estas sustancia comienza desde los 13 años de edad, mientras que en tercer lugar se encuentra la delegación Cuauhtémoc, en donde la zona Rosa, el corredor de las colonias Roma y Condesa es en donde mayor puntos de venta se han identificado.

Los 20.000 puntos de venta de droga ilegal se han convertido en un problema que debe ser intervenido de manera urgente, ya que los niños y adolescentes son los mayores consumidores y los que, a su vez, están en mayor peligro.

 

«El problema es el desconocimiento de las autoridades, el no aceptar que tienen un conflicto de drogas muy grande y creen que deteniendo a 10, 20 o 100 vendedores es combatirlo, pero así no es, es más de fondo, hay que atacar la estructura de los menudistas, saber quién surte las drogas», comentó el criminólogo, Manolo Oropeza Rodríguez.

El especialista también agregó: «Por dónde llega, qué caminos usan. De lo contrario el problema va a crecer como hasta ahora, el narcomenudeo no se terminan capturando a un repartidor, él es el último eslabón, pero qué se puede esperar si el jefe de Gobierno dice que no pasa nada y que no hay cárteles, todo esta droga la maneja uno o varios grupos delincuenciales y se debe atender como tal».

Por otra parte, Elena Martínez, socióloga, indica: «Atender el problema de raíz, combatir a los narcomenudistas, cortarles el flujo de dinero y las rutas de abastacimiento daría resultado, de los contrario en unos años la venta y el consumo será normal».

Fuente: El Universal.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento