Maxi Guinovart: «Montevideo también quiere terminar su relación con la izquierda»

El PanAmPost conversó con el candidato al Municipio C de Montevideo, Maxi Guinavort, quien analizó las próximas elecciones departamentales y municipales que se aproximan en Uruguay

Guinovart: «Montevideo también quiere terminar su relación con la izquierda» (Archivo)

El pronóstico del tiempo anticipa probabilidades de giros políticos en Uruguay. Luego del triunfo a nivel nacional de la coalición opositora encabezada por el actual presidente Lacalle Pou, los uruguayos se preparan, nuevamente, para ir a las urnas a elegir sus representantes municipales y departamentales, y Montevideo es la principal joya de la corona.

Así como ocurría en la presidencia uruguaya, que estuvo en manos de la izquierda durante quince años con el Frente Amplio (FA); su capital, Montevideo, no se queda atrás y duplica el número de tiempo del mismo partido izquierdista gobernando la ciudad. Quien se está lanzando por parte de la Coalición opositora Multicolor para frenar treinta años de gobierno frenteamplista es Laura Raffo, economista, empresaria, comunicadora y activista política que se lanza como miembro del Partido Nacional —el mismo de Lacalle— pero que Maxi Guinovart señaló como una “representante imparcial” aceptada por toda la coalición que hoy gobierna.

Uruguay atravesó un período complejo los últimos años, sus contracciones económicas significaron aumento de pobreza, mayores índices de desempleo, la inseguridad también subió considerablemente y el grado de escolaridad se vio muy afectado. Por ello, no es casualidad que el Gobierno nacional uruguayo haya propuesto una reforma mediante la Ley Urgente de Consideración (LUC), puesto que el país así lo necesitaba; y Montevideo no está exenta de este contexto. ¿Será este un factor influyente para las elecciones municipales? El tiempo será juez inexorable junto a las urnas y el voto charrúa. ¿Continuidad del Frente Amplio o triunfo de la Coalición Multicolor? He ahí el dilema.

Maxi, te estás lanzando como concejal al Municipio C desde el Partido Colorado, y Laura Raffo es la candidata a la intendencia de Montevideo, pero ella forma parte del Partido Nacional, ¿es así?

Sí, es correcto. Pero ella es la candidata de la Coalición Multicolor. Así como hubo una igual para ganar el gobierno nacional que lidera Lacalle Pou. Al final, el presidente coordina con los líderes del resto de los partidos que conforman la coalición para llevar adelante las políticas de gobierno. En este caso, la coalición que hoy gobierna el país decidió u optó por elegir el camino de un solo candidato. Entonces, si bien es cierto que Laura Raffo está afiliada al Partido Nacional, esta es su primera participación política y a su vez no es tan cercana al Partido Nacional como para que implique que el resto de los partidos tenga que ceder, es decir, ella es una figura bastante neutral.

Laura Raffo es economista y empresaria, ¿no?

Correcto, es economista, empresaria y a su vez tiene una larga trayectoria como comunicadora. Ella tuvo un espacio en un informativo en horario central en el cual explicaba la coyuntura económica internacional y de Uruguay. También ha tenido una participación destacada en voluntariado, en programas de comunidad de empresas, fue incluso directora de Endeavor que es una organización que apoya emprendedores de alto impacto para que crezcan en sus proyectos e impulsen el crecimiento económico. Entonces, es una persona que siempre estuvo cercana a su comunidad, pero no desde la participación política. Ahora es cuando arranca su carrera a pedido de la coalición.

Lo que me llama mucho la atención, y destaco, además, es que Uruguay tiene lo que era antes una oposición muy unida, un gobierno muy fuerte de la mano de la coalición integrada por el Partido Colorado, Nacional, Cabildo Abierto entre otros partidos. Y a raíz de esa fuerte unidad lograron quitarle la presidencia al Frente Amplio que venía gobernando desde hace quince años de forma ininterrumpida, ¿ahora el objetivo es Montevideo donde la izquierda ha tenido el poder durante los últimos treinta años?

Las principales figuras del Frente Amplio reconocieron que su derrota en noviembre se debió, en buena medida, a un achatamiento luego de quince años en el gobierno. Yo supongo que luego de estar treinta años al frente de la intendencia de Montevideo reconocerán que existe una serie de políticas públicas ineficaces, procedimientos arcaicos y problemáticas que existen a fuerza de la inercia de estos treinta años de achatamiento de gobierno de un mismo partido. Montevideo no puede darse el lujo de seguir pagando el costo de esa inercia.

Desde la visión opositora: ¿se sienten optimistas de cara a esas elecciones?

La realidad es que en la última elección donde los ciudadanos de Montevideo eligieron representantes departamentales, el Frente Amplio y la Coalición tuvieron un empate, 47 % a 47 %. Eso fue en octubre del año pasado, cuando se votó por los representantes en la cámara de senadores y de diputados.

Nosotros entendemos que hay vientos de cambio no solamente por ese resultado, sino por la muy buena aceptación que está teniendo la gestión de Luis Lacalle Pou al frente del país y más con respecto a la pandemia generada por la COVID-19. A su vez, hay mucha aprobación por líderes de la Coalición Multicolor, como por ejemplo Talvi que está teniendo una participación super destacada en la cancillería. De hecho, hay encuestas que lo colocan como el referente del gobierno con mayor aprobación, incluso por encima de Lacalle Pou. También quien era el candidato a vicepresidente de Talvi, Robert Silva, está teniendo una gran participación al frente del Codicen que es el organismo que está encargado de todo lo que tiene que ver con la educación pública; entonces, en ese sentido, entendemos que hay motivos para estar optimistas.

Además, el Frente Amplio está demostrando que se le termina el discurso, porque ellos habían vaticinado el caos cuando la coalición estuviera al frente del gobierno; y la verdad es que está haciendo las cosas muy bien, ayudando al aparato productivo que estaba completamente asfixiado. Los comerciantes están viendo que el gobierno los está apoyando y lo que está proponiendo Laura Raffo es llevar a nivel departamental políticas que estén en línea con la coalición en el ámbito nacional. Es decir, quiere coordinar que las políticas donde la intendencia tenga incidencia terminen en mayores proyectos de inversión, generación de empleo y estímulos para el comercio.

Carolina Cosse, que es excandidata a la presidencia por el Frente Amplio, y que ahora es candidata a la intendencia, cuando se enteró de esta propuesta de Laura Raffo insinuó que estimular la economía no es competencia de la intendencia; que estimular la economía es competencia del gobierno nacional. A su vez, Daniel Martínez, otro militante del Frente Amplio, dijo que estas propuestas de Laura «no mueven la aguja», es decir, que no le cambia nada a los comerciantes ese tipo de estímulos.

Esto es una clara demostración de lo que sucede cuando tienes más de treinta años en el poder, hay cosas qué se hacen porque siempre se hicieron y otras a las que ni siquiera les importa evaluar porque nunca se hizo. Los comercios de la ciudad de Montevideo cada vez que necesitan obtener una licencia, cada vez que quieren poner un cartel, tienen que pasar por la intendencia y su enorme aparato burocrático, esto implica demoras con altos costos de trámite; y son trabas y palos en las ruedas para los comerciantes. Entonces, Laura Raffo propone toda una batería de medidas para estimular el comercio y la generación de empleo.

¿Cuáles serían las principales falencias que tiene Montevideo como ciudad hoy?

Primero la limpieza, es una ciudad muy sucia, vas caminando por la calle y es un común ver papeles de periódico y basura en general. Esto se debe mucho a que hay una falta de comunicación y un conflicto importante entre la intendencia y Adeom, el sindicato de trabajadores que se dedican a la limpieza.

Luego tienes otros problemas que son incluso más importantes; uno de ellos es el transporte, que es muy malo, la falta de concurrencia de los ómnibus hace que la gente se aglomere en el transporte público yendo en contra de las recomendaciones de distanciamiento social. Como te dije la burocracia de la intendencia, hay trámites que son arcaicos y son trabas para el comercio y la inversión, alguien que quiere invertir o tiene un proyecto grande debe llevar un plano impreso de lo que quiere hacer en pleno 2020. Cada vez que ese proyecto supera fases del proceso de aprobación, cambia el número de expediente, por lo que es imposible chequear digitalmente cómo va la gestión. Después te dan un permiso provisorio de construcción, no cumple con el plazo de 45 días para darte el definitivo, 80 días después capaz que te quieren hacer correcciones a lo que presentaste y resulta que ya invertiste y empezaste. Estas son trabas que impiden que se lleven adelante este tipo de proyectos en pro de la ciudad.

Luego, en contraposición con el discurso de la izquierda, hay una falta de atención por parte del Frente Amplio a lo que llamamos nosotros la Montevideo olvidada. Que son barrios donde hacen falta proyectos de vivienda, donde hace falta mayores estímulos al comercio y también están carentes de grandes inversiones para el desarrollo; la izquierda en Montevideo se ha olvidado de estas necesidades, pero sí se acuerdan de estas zonas cuando necesitan votos, van con planes sociales y con su discurso, pero la realidad es que las cosas que precisan para mejorar la calidad de vida de esos ciudadanos no son ofrecidas por el Frente Amplio.

Uruguay los últimos años ha atravesado por varios problemas: aumentó la pobreza, creció la inseguridad tanto en la tasa de homicidios como en el índice robos y hurtos, el nivel de escolaridad bajó, cada vez más jóvenes uruguayos no pueden terminar el colegio en tiempo y forma, hubo dos contracciones económicas de seguido; esto, imagino, también se ve reflejado en la capital, ¿o me equivoco?

Sin dudas. Esto es una demostración de que la izquierda solo sabe gobernar en bonanza, cuando esto se termina todas las políticas y todo ese discurso que tiene la izquierda se cae. La educación fue, durante la campaña anterior, una de las grandes problemáticas que la población identificaba. No solamente es mala, sino que funciona como una especie de lugar donde se adoctrina el discurso de la izquierda; se usa para fomentar esa retórica, a tal punto que la educación pública cuando los niños salen, cuando los adolescentes terminan el liceo, sienten que pueden ser o socialistas o malas personas, no hay un punto medio. Entonces, esa característica de adoctrinamiento que tiene la educación pública va en contra del concepto de laicidad que está estipulado en la Constitución. Pero a su vez también va en detrimento de la democracia y de la calidad de la enseñanza. En ese sentido, Ernesto Talvi, va a llevar adelante un proyecto para construir liceos públicos modelo en barrios de contexto crítico de Montevideo y de todo el país.

Entonces lo que se quiere es impactar en el nivel educativo. Si ya de por sí en la clase media la educación es mala, en esos barrios es inexistente, si se logra un éxito en esta área se estaría beneficiando el principal factor en igualdad de oportunidades, que es la educación.

Si te tocara señalar qué fortalezas tiene Laura Raffo que el Frente Amplio no tiene, ¿cuales destacarías?

Lo primero es que tiene una preparación académica y una experiencia que le facilita entender la necesidad de los comerciantes, que le permite canalizar oportunidades de inversión para impulsar grandes proyectos. Tiene una formación económica que le permite direccionar políticas departamentales para que tengan alto impacto en barrios que hoy están desfavorecidos.

En virtud de esto, tiene un plan muy claro para generar empleo, un plan de alivio impositivo que beneficiará a pequeñas y medianas empresas que tienen hasta veinte empleados, hay una intención real de simplificar los trámites; que es la clave para que se instalen grandes proyectos en los barrios más vulnerables, pero además de todo esto, lo que tiene Laura Raffo es que representa un cambio; luego de treinta años de gobierno frenteamplista las raíces del nepotismo han proliferado. Hay amiguismo, existen sobreprecios por contratación de empresas amigas, hay estructuras administrativas que se van acrecentando y son para responder a las fuerzas de la militancia; entonces, que gane el Frente Amplio es más de lo mismo, es seguir alimentado ese monstruo burocrático y esa superestructura que es hoy la intendencia de Montevideo.

Maxi, formas parte del equipo que peleará en las próximas elecciones municipales en Uruguay, te están candidateando para el Municipio C, ¿cuáles son tus propuestas para esto?

Mira, antes que nada, vamos a explicar como funciona: la dirección de los municipios está integrada por un colegiado de cinco miembros. Son cuatro concejales municipales y una figura que es el alcalde, el voto de los cinco vale lo mismo, el alcalde es, simplemente, una persona que se dedica todo el tiempo a esa tarea y, por lo tanto, es el único que percibe un salario; el resto son cargos voluntarios. Lo que nosotros aspiramos es que Laura gane la intendencia, también estamos haciendo fuerza y militando para que la lista 600 departamental, que es la lista del sector de Talvi, consiga el mayor número de ediles que es el órgano legislativo de la intendencia; y de esa forma, nosotros, una vez en la alcaldía, coordinar de forma armoniosa las políticas que Laura llevará a cabo.

Los municipios son un tercer nivel de gobierno en Uruguay que existen desde 2010, es algo muy nuevo, por tanto, hay un gran desconocimiento y desinterés por una mayoría de los vecinos sobre lo que es el municipio y sobre votar para el municipio. También de los presupuestos que se manejan y los servicios que brindan. Entonces, en ese sentido, lo que queremos es mejorar la información y empoderar al vecino. Y después, en línea de la situación de Montevideo en general, desde el municipio la idea es mejorar la prestación de servicios en alumbrado, raleo y poda de árboles, terminar aquellos programas culturales que tengan fines proselitistas – algo muy implementado por el Frente Amplio, la idea es que los proyectos culturales sean objetivos y sin fines políticos —ideológicos—, mejorar la limpieza de los espacios públicos y la coordinación con el gobierno departamental y nacional para contribuir con la seguridad y atacar el problema del aumento de la criminalidad.

Para finalizar, una apreciación sobre Luis Lacalle Pou y su gestión

Yo creo que Lacalle Pou está demostrando ser un líder que está muy preparado para gobernar, está demostrando una templanza y una grandeza desde su posición con el hecho de que, por ejemplo, accedió a reunirse con el expresidente Tabaré Vázquez a pedido del mismo. Vázquez quería presentar su plan y sus ideas para combatir la pandemia y la grandeza de Luis Lacalle consta en que, mientras Tabaré era presidente, Luis le pidió incansablemente y en sucesivas ocasiones para reunirse con él y Tabaré ni siquiera le contestó. Y él en la primera va con Tabaré.

Lo segundo que hay que destacarle al presidente es que puso a gente muy capaz al frente de los organismos públicos y de los ministerios y todos están teniendo una actuación muy destacada. Con niveles de aprobación muy altos. Además, está lidiando una oposición del Frente Amplio y de la izquierda terrible porque le critican hasta el color del tapaboca que usa, sin ningún tipo de argumento, pero está tapando bocas a base de la gestión; sin hacer política, sino que los hechos hablan por sí mismos, así que está teniendo, por suerte para el Uruguay y mala suerte para la izquierda, un gran inicio de gobierno.

 

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento