Fracción opositora 16J en contra de polémica ley aprobada en Asamblea venezolana

Los diputados explicaron a través de una rueda de prensa y, posteriormente, en exclusiva al PanAm Post, su posición con respecto a la ley de contrataciones en la recuperación de activos y del nombramiento de la nueva junta directiva de Citgo

2.194
El bloque parlamentario 16J se manifiesta en contra de una polémica ley aprobada en la Asamblea Nacional con respecto a la contratación para la recuperación de activos y del nombramiento de la nueva junta directiva de Citgo. (Twitter)

Un día movido en la Asamblea Nacional de Venezuela: la denominada Fracción 16 de julio (compuesta principalmente por las fuerzas políticas de los afamados dirigentes María Corina Machado y Antonio Ledezma) publicó una nota de prensa e hizo una rueda de prensa para explicar sus razones del porqué sus representantes salvaron su voto en la Ley de contrataciones para la recuperación de activos aprobada este jueves 9 de julio en el Parlamento de mayoría opositora. También, la Fracción rechazó «la designación de nuevos integrantes de la Junta Directiva de la empresa Citgo Petroleum Corporation, filial de Petróleos de Venezuela S.A.».

La Fracción considera que esta ley que busca recuperar activos que ya están congelados y localizados es un “error político” y que los esfuerzos deberían dirigirse inequívocamente en lograr el cese de usurpación. En total, fueron dos las ocasiones que la Fracción salvó su voto, las razones fueron explicadas en una conferencia de prensa que fue protagonizada por el diputado del partido Vente Venezuela, Omar González, jefe de la Fracción 16J, quién después se comunicó con el PanAm Post para facilitar testimonios.

“Con respecto a la designación de los nuevos integrantes de la Junta Directiva de Citgo, son varios aspectos en discordia, uno de ellos es el incorrecto procedimiento que usaron en la asamblea. En el orden del día no aparecía la designación de una nueva junta directiva, apenas faltando unos minutos nos informaron que se van a escoger los nuevos directivos, de los cuales ni siquiera sabíamos los nombres ni cuantos cargos se iban a determinar y asignar, entonces en el aspecto formal fue un irrespeto y una violación al reglamento interior de debate”, explicó el diputado González.

Nota de prensa para explicar su voto salvado

La Fracción, en su nota de prensa, explicó varios puntos del porqué salvaron su voto con este sorpresivo y repentino punto del día que vinculaba a la actual junta directiva de Citgo:

-La emisión de nuevos bonos de deuda emitidos por la Junta Directiva saliente de la empresa Citgo (la Fracción comentó que están investigando una nueva deuda por 1 125 millones de dólares de la ex junta).

-La ausencia de una ejecución de mecanismos legales para escoger contratistas y la inexistencia de un proceso de licitación en la designación del agente financiero privado que realizó la colocación de dicha emisión de títulos en el mercado internacional.

-La opacidad de los términos y condiciones con los que se realizó esa colocación.

-La falta de información oportuna al pleno de esta Asamblea nacional – como legítimo representante de sus principales accionistas, los ciudadanos venezolanos – de los motivos para realizar este nuevo endeudamiento.

-la desinformación hacia los integrantes de la Fracción 16J y al resto de los diputados de la AN sobre los criterios técnicos que fueron utilizados para distribuir las hipotéticas ayudas económicas, con el supuesto objetivo de “combatir la pandemia del COVID-19” entre fundaciones y ONG’s, lo cual se hizo sin el previo conocimiento formal del pleno de este parlamento.

Estos fueron los puntos explicados por el bloque en su nota. En este sentido, el diputado González comentó al PanAm Post que “No se puede elegir una junta directiva de una empresa tan importante como Citgo de esa forma, nos avisaron sin anestesia y de forma sorpresiva”.

Otro de los reclamos del bloque parlamentario fue que no se publicaron ni se dieron a conocer los perfiles profesionales, hojas de servicios y demás datos personales de estos funcionarios que debieron ser analizados y evaluados previa consideración a elección.

En desacuerdo con la ley de contratación para la recuperación de activos que están en el extranjero

Otro de los puntos donde la Fracción 16J salvó su voto fue en la ley para la recuperación de activos congelados que yacen en el extranjero. En la nota de prensa explicaron que uno de los principales problemas era de fondo, puesto que consideran “un error político” dirigir esfuerzos en recuperar fondos congelados en el extranjero que solo se podrán utilizar una vez logrado el cese de la usurpación. “Esos activos serán muy importantes para la recuperación del país, pero ahora debemos enfocarnos en la liberación de Venezuela”, dijo el diputado González.

Cabe mencionar que en el artículo 36 del Estatuto de la Transición se señala que “los activos del Estado que hayan sido recuperados a través de los mecanismos establecidos en el presente Estatuto no podrán ser dispuestos o ejecutados hasta tanto cese la usurpación y se haya conformado un Gobierno Provisional de Unidad Nacional”.

Una de las contraposiciones a la postura de la Fracción 16J es que la recuperación de los activos es necesaria para debilitar al régimen económicamente y que, por ende, está bien que la Asamblea busque los mecanismos para recuperar dichos activos. Al ser consultado por esta posición, el diputado González espetó que “sí, es importante detectar toda esa red de activos en el extranjero que están ocultos, con los testaferros del chavismo, sus cuentas bancarias, empresas, acciones y propiedades; pero los congelados, que están en países aliados, no corren peligro porque reconocen al gobierno interino y no al régimen”. Es decir, el chavismo no tiene como moverlos según explicó el diputado.

Mecanismo de contratación irregular que afecta al erario público venezolano

González añadió que la Fracción tampoco está de acuerdo en el mecanismo de contratación implementado para firmar acuerdos con empresas privadas internacionales dedicadas a lo que se conoce en el argot internacional como “caza-rentas”, puesto que estas firmas tienen “un alto componente lucrativo y especulativo” que significarían sustanciales costos al dinero público venezolano; en este caso, de los activos congelados que servirían para la recuperación del país.

González remarcó que la Fracción 16J lleva meses objetando y señalando irregularidades en este proceso, empezando porque desde la Asamblea Nacional querían presentar esta contratación como un proyecto de acuerdo y no una ley, al final, esta crítica fue escuchada y terminó haciéndose como un proyecto de ley especial. Pero eso no significó que para el bloque parlamentario las irregularidades hayan terminado. Según indicó el diputado, una de las observaciones de fondo que hicieron desde el bloque fue señalar que esta iniciativa no era la de un gobierno interino en busca del cese de la usurpación, sino más bien de un gobierno en transición. Algo inaceptable teniendo en cuenta los acuerdos previos de que estos activos no serían manejados por el gobierno interino hasta que ocurriera el fin definitivo del régimen.

Otra de las cosas que preocupa al bloque es que las comisiones para los bufetes contratados que recuperarían los activos eran del 15%, “nos parecía un exabrupto”, señaló González. “Después esta cifra se redujo al 9%, pero no deja de ser una comisión importante que se esfuma del erario público”, añadió.

Aquí la Fracción explica que su intención es proteger los activos congelados, que estos no podían entrar en las comisiones para los bufetes que se dedican a las caza-rentas, y que la comisión que establece la ley aprobada en la Asamblea Nacional sería de “ipso facto de ese dinero que tanto necesita Venezuela”. El diputado agrega que fueron varias las obversaciones de este tipo realizadas a este proyecto de ley, pero de igual forma fue aprobado.

De hecho, según el mismo diputado, Transparencia Venezuela le hizo más de una docena de observaciones a la ley y ninguna de ellas fue tomada en cuenta. También añadió que “el procurador saliente y el procurador actual decían que estaban en capacidad de hacer ese trabajo con algo de apoyo y recursos”. Asimismo, agregó que la ONU, la OEA y el Banco Mundial tienen experiencia previa con casos similares en países donde hubo este tipo de saqueos y que les tocó recuperar activos. “Todo esto debió evaluarse antes de aprobar comisiones tan altas a los bufetes contratados”. Al país le hubiese salido mucho más económico, explicó.

La Fracción 16J evaluará su relación con el G4

En exclusiva para el PanAm Post, el diputado Omar González, quién fue el encargado de manejar la rueda de prensa y explicar el voto salvado por la Fracción 16J, reveló que el bloque parlamentario “evaluará su relación con el G4”.

“No estamos satisfechos con el trato recibido por parte de los partidos que conforman el G4. Es irrespetuoso que nos estén informando a última hora de las cosas que van a debatirse en la Asamblea, también en el tema de los derechos de palabra, a todas las Fracciones le dan dos o tres oradores, y a nosotros un solo orador por sesión, en una forma que es discriminatoria porque todos tenemos derechos a intervenir en los puntos que creamos convenientes”.

Añadió que “la relación no es sana y que la Fracción no está dispuesta a soportarla”, agregando que hicieron “todo lo posible y el mayor de los esfuerzos por colaborar y contribuir. Hemos sido los que impulsamos el artículo 233 que le permitió a Juan Guaidó ascender a la presidencia de la República cuando muchos de los partidos del G4 se oponían, pero eso no quiere decir que es un queche en blanco para que hacer lo que sea que quieren hacer sin siquiera escuchar la opinión de la Fracción del 16J”, culminó.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.