Virales

Newsletter

Las mentiras del Gobierno colombiano sobre la participación de las FARC en política

Por: Felipe Fernández - Nov 2, 2017, 5:20 pm
La candidatura oficial de Timochenko sigue sin resolver las 140 órdenes de captura y decenas de condenas que debe comparecer ante la JEP. (Flickr)
La candidatura oficial de Timochenko sigue sin resolver las 140 órdenes de captura y decenas de condenas que debe comparecer ante la JEP. (Flickr)

En una rueda de prensa llevada a cabo por las FARC este 1 de noviembre, luego del espaldarazo legal del Consejo Nacional Electoral (CNE), que permite recibir financiación del Gobierno y legitima su movimiento como partido político, las FARC ultimaron los detalles de la candidatura presidencial de Rodrigo Londoño, alias ‘Timochenko’.

 

A pesar de la negación por parte del Gobierno durante todo el ciclo de negociación, la candidatura de Timochenko se hizo realidad. Tras haberse hecho el anuncio oficial, suscitó nuevamente el cuestionamiento de quien en realidad decía la verdad y quien la mentira sobre las aspiraciones de Timochenko a la presidencia y algunos puntos del proceso de paz. El debate sobre las posibles mentiras en las que incurrió el Gobierno y los defensores del “Sí”, se contrapone con la férrea defensa de los líderes del “No”, que al parecer concuerda con el actual panorama político y jurídico tras la aprobación del acuerdo de paz el pasado 24 de noviembre de 2016.

Desde el 26 de agosto de 2012 se informó formalmente que el Gobierno de Juan Manuel Santos se encontraba negociando la paz con una de las guerrillas más sanguinarias y de vieja data del mundo. En su momento, el mandatario colombiano habló de un proceso de meses y no de años, en el que se negociaría la rendición de las FARC a través del consentimiento y que obligaría al grupo guerrillero a la dejación de armas, a someterse a la justicia, a reparar las víctimas y de la posibilidad de acudir a la democracia mediante cargos de elección popular para los miembros de las FARC. Lo que algunos analistas dejaron de lado es que el proceso de paz tiene un fuerte componente de negociación política anclado con el tema de justicia, que desde sus inicios los líderes guerrilleros se vieron escépticos a la forma tradicional de enmendar el daño propuesto por el derecho penal vigente; consistente en la privación de libertad, por tal razón, se creó una justicia especial para la paz llamada Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), que se considera la columna vertebral del acuerdo.

Curules gratis

En dialogo con Noticias RCN en julio de 2015 el presidente Juan Manuel Santos aseguró que no habría curules “gratis” en el Congreso de la república para los miembros de las FARC, “…gratis no, tendrán que ir a campaña (..) existe esa desinformación que hay unas circunscripciones que se las vamos a dar a dedo a las FARC, eso no es cierto.” Pese a la declaración, se le entregaron a las FARC 10 curules, es decir 5 en cada cámara. Esta propuesta transitoria generó múltiples críticas, la principal es que dichas zonas fueron influencia de las FARC, históricamente contaron con presencia del grupo subversivo, esto podría hacer que sea la misma FARC quien ocupe tales territorios.

 

Estas circunscripciones son en total son 16 zonas donde sus habitantes podrán votar dos veces: por un representante a la Cámara en las elecciones ordinarias y por un segundo candidato de listas de organizaciones sociales, resguardos indígenas o consejos comunitarios afro para las elecciones del 2018 y del 2022.

Impunidad

En el debate presidencial de junio de 2014 entre Juan Manuel Santos y Oscar Ivan Zuluaga, en el que resultó reelecto, Santos sostuvo que “Yo no he dicho nunca de mi boca que habrá impunidad”. Mientras el presidente Santos seguía su discurso, el candidato por el uribismo repuntó “Pero diga ¿si quiere que Timochenko vaya a la cárcel o no?” a lo que Santos respondió, “Cualquier responsable que haya cometido crímenes de lesa humanidad tiene que ir a la cárcel, eso lo dice la constitución colombiana y la legislación internacional” y agregó, “Doctor Oscar Ivan deje de decir que estamos negociando una paz con impunidad porque eso ¡No es Cierto!”, puntualizó con vehemencia el mandatario en el debate.

El 7 de julio el presidente Juan Manuel Santos respondió incógnitas relativas al proceso de paz a través de la etiqueta #DeLaPazDicen, “desmintió” muchos de los rumores que hoy o son realidad o siguen vigentes sin ser resueltos.

Finalizada la intervención invitó a los colombianos que seguían con dudas a resolverlas en la página mitosyrealidades.co que hoy en día no existe.

Desde la fundación Buen Gobierno, en la que funge como director ejecutivo el hijo del presidente Santos, Juan Martin Santos, promovían como “mito” que las FARC saldrían impunes del proceso de paz pudiendo acceder a cargos de elección popular.

Asimismo, desde la cuenta en Twitter #SíALaPaz adscrita al Gobierno Nacional desmentía afirmaciones que rondaban el proceso de paz, en este caso señalaron que el indulto era un “gesto” del Gobierno para generar confianza a las FARC en su proceso de desmovilización.

Irreversibilidad del acuerdo

Otro mito desmentido fue la irreversibilidad del acuerdo, señalando que “No se puede afirmar que sea irreversible”. Contra este argumento, el pasado 11 de octubre en decisión unánime, la Corte Constitucional decidió blindar jurídicamente el acuerdo por 3 periodos presidenciales consecutivos, esto significa que el acuerdo de paz no podrá ser modificado ni reformado hasta por 12 años.

Modelo económico

Otro punto que sigue vigente es el relativo al modelo económico del país, en el que el mandatario colombiano afirmó que no estaban en juego ni el modelo económico ni el régimen de propiedad privada.

 

La preocupación persiste en tres puntos claves: Propiedad privada, Beneficiarios del proyecto y productividad. El Gobierno ha dicho que esto será manejado por el Ministerio de Agricultura a través de la Agencia Nacional de Tierras; pretende manejar el tema relativo a la expropiación. Sectores como el Consejo Gremial han manifestado que uno de los puntos neurálgicos es el tema de la expropiación, ya que consideran que la propiedad privada se vería amenazada en el país. Temen por una mala asignación de los predios a personas que no les merece ese derecho.

“Que no desborden las mismas competencias y no traigamos a colación lo que siempre ha pasado y es que se benefician aquellos que no deben ser beneficiados”, aseguró Juan Carlos Rodríguez, presidente de la Federación Colombiana de Transportadores de Carga por Carretera (Colfecar).

Por su parte, el director del partido Cambio Radical, Jorge Enrique Vélez, ha manifestado que se quiere crear una “Gestapo” de tierras en Colombia por instrucción del acuerdo de paz.

“Se quiere crear una ‘Gestapo’ de tierras, es decir una especie de autoridad secreta, que vigile la propiedad y el uso de la tierra en el país.”

Vélez agregó que es ilógico lo que se plantea con los “predios de engorde”; la norma jurídica supone que el Gobierno Nacional podría expropiar a quien no trabaje la tierra.

Salario a desmovilizados

Sobre el punto del salario, señalaban que el salario para los miembros desmovilizados de las FARC seria de $1.800.000; si bien es parcialmente cierto que no recibieron en su totalidad esa suma de dinero, sí recibieron por una vez 2 millones que corresponden a una “asignación única de normalización”. Después, durante 24 meses, recibirán el equivalente al 90 % de un salario mínimo mensual quienes no estén vinculados a un empleo, lo cual va acompañado de seguridad social. Esto equivale actualmente a aproximadamente $620 mil pesos.

Crecimiento económico

Tras la firma de la paz, el Ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas relató que esto traería más inversión a la economía. “Un país en paz es más atractivo para la inversión y genera por ejemplo más empleo. Vamos a tener más recursos para apoyar la economía rural y más proyectos productivos”, dijo el ministro Cárdenas el 30 de agosto de 2016. Pese al vaticinio del ministro Cárdenas, la economía paso de crece 3,1 % en 2015, 2 % en 2016 y en 2017 el segundo trimestre registró un crecimiento del a 1,3 %.

 

El senador del Centro Democrático Iván Duque dijo en su momento que el Gobierno mentía, que no estaba bien que “venda falsas expectativas de crecimiento automático por firmar un acuerdo, cuando en el propio marco fiscal de mediano plazo se ha reducido el crecimiento potencial al 3,7 %”. Un estudio citado por el portal Semana.com realizado por la Universidad de La Sabana sostiene que Colombia tardaría dos décadas para alcanzar el crecimiento económico de los países líderes de la región y la firma de la paz, contrario a lo que sostiene el Gobierno, no garantiza una mejor perspectiva de la economía.

Dejación de armas

En un acto protocolario llevado a cabo el pasado 26 de junio en el municipio de Mesetas departamento del Meta en la parte central del país, y con la dejación de las ultimas armas de las FARC ante verificadores de las naciones unidas, las FARC entregaron el armamento que quedaba bajo su poder, sin embargo, esto no causó conmoción en los colombianos debido a la sobreoferta por parte del Gobierno al momento de la entrega de armas que fue postergada en varias ocasiones. El proceso de dejación y entrega de armas de las FARC a la misión de la ONU se hizo en tres etapas: el 30 por ciento el 7 de junio, otro 30 por ciento el 14 de junio y el 40 por ciento de las armas inició el 20 de junio y culminó el 26 del mismo mes.

En su momento desde Madrid, España, el expresidente y senador Álvaro Uribe dijo “Que hay entrega de armas, sí; pero existen todas las dudas acerca de la posibilidad del desarme total”, comentó.

Se sumó a las críticas del exministro de Defensa y actual precandidato Juan Carlos Pinzón, sobre la dejación de armas por parte del grupo guerrillero de las FARC, el argumento de Pinzón no gusto mucho al presidente Juan Manuel Santos.

 

Finalmente, la Misión de la ONU en Colombia anunció que se almacenaron 7.132 armas individuales de las Farc en los contenedores.

Plebiscito

Por último, el desconocimiento flagrante del plebiscito el pasado 2 de octubre de 2016. A un año del resultado del Plebiscito en Colombia, los pronósticos hechos por algunos opositores han venido calando en lo que viene sucediendo en el país. Tras el resultado, el presidente Juan Manuel Santos desconoció el plebiscito, que en principio fue un error convocarlo debido a su naturaleza constitucional, ya que este no tiene efectos jurídicos sino políticos.

Sin embargo, antes a la fecha de celebración del plebiscito se le escuchaba al presidente Santos decir que la decisión seria refrendada por los colombianos cosa que no paso.

Cárcel para los guerrilleros

En una entrevista para el portal El Tiempo el 5 de julio de 2015, la Directora de articulación de Fiscalías, Heyck Puyana, señalaba que había que ser realistas con la idea de encarcelar a los altos mandos de las FARC “Hay que ser realistas y decirles a los colombianos que la solución de un conflicto armado de 60 años no es tener a ‘Iván Márquez’ en La Picota.” A la pregunta: ¿Todas esas investigaciones sobre las Farc quedarán archivadas si hay paz? dijo “Estos casos entrarán en un análisis de valoración jurídica dentro de la justicia transicional que se establezca.”

Por otra parte, el 20 de septiembre de 2016, Juan Carlos Henao, expresidente de la Corte Constitucional y uno de los redactores del acuerdo de paz, dijo a Noticias Caracol: “En el tema de las sanciones se ha dicho que no irían nunca personas como ‘Timochenko’, eso no es cierto. ‘Timochenko’ también puede ir a la cárcel, ¿de qué depende? De si dice la verdad y de si el tribunal considera que dijo la verdad, porque la puede decir a medias y eso también hace que pierda todas las garantías de la jurisdicción especial”, señaló el jurista.

Según el acuerdo con las FARC la posibilidad de ver a Timochenko tras las rejas es nula, ya que no está expresamente previsto en el acuerdo. Las penas contenidas en el acuerdo consisten en quienes digan la verdad recibirán de cinco a ocho años de pena restrictiva. Los que no acepten o no digan la verdad se expondrán a una condena de entre 10 a 20 años, pero en una cárcel ordinaria. El que mienta no recibirá beneficios y pagará las condenas en el país.

En un artículo publicado el 16 de agosto de 2013 por el portal El Espectador, Timochenko señala que si el fin del proceso de paz es tener a todos los guerrilleros se pregunta ¿Cuántas cárceles habría que construir? Además, señala a miembros de la fuerza pública que también han cometido “atrocidades”.

“En la mesa estamos buscando ponerle punto final a ese conflicto y hay por lo menos dos partes involucradas en esto ¿Si la salida es todos presos cuántas cárceles habría que construir? Pareciera que solo cabe la prisión para los jefes guerrilleros, como si tanto militar, policial o político, incluidos gobernadores, ministros, y hasta presidentes, no fueran los principales responsables de tanta atrocidad en Colombia”, aseguró.

El líder guerrillero, hoy candidato presidencial por el ahora partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), dijo que “impunidad es la característica fundamental del régimen político colombiano”. Y agregó, “La extrema derecha prefiere decir que la paz sí, pero sin impunidad, borrando de un plumazo el hecho de que la impunidad ha sido la característica fundamental del régimen político colombiano y una de las causas más válidas del levantamiento armado”.

También ratificó lo que en su momento se viene señalando sobre el Gobierno de Transición: “A nosotros nos gusta cualquier Gobierno dispuesto a concretar las soluciones políticas para acabar el conflicto colombiano”, manifestó.

En el 2015, en entrevista desde La Habana, Ivan Márquez ratificó la premisa guerrillera de una vez sellado el compromiso de la paz “Cero cárcel para los guerrilleros”, manifestó que ningún proceso de paz en el mundo ha terminado con los líderes de la insurgencia tras las rejas.

De otro lado, Douglas Farah, consultor de seguridad nacional de Estados Unidos, explico que las FARC lograron sacar miles de millones de Colombia tras el paso diplomático otorgado por Santos cuando los exguerrilleros viajaban a La Habana para negociar la paz con el Gobierno.

Luego de cuatro años de investigación, Farah ha identificado más de 2 mil millones de dólares en transacciones que involucran a los fondos de las FARC.

“A fondo lo que hizo las Farc fue sacar de Colombia a Cuba, en los vuelos de los negociadores el dinero del narcotráfico. Y es que como el presidente Santos otorgó privilegios de valija diplomática, las Farc podían sacar lo que quisieran.”

Farah asegura que mucho del dinero enviado, oro y otros objetos de valor fueron enviados a Cuba donde fueron conectados a través de su gran amigo y aliado de las FARC, el salvadoreño José Luis Merino, conocido como el comandante Ramiro”, dijo.

Básicamente lo que la dirigencia de las FARC busca con la candidatura de Timochenko es imponer un modelo ideológico que en esencia radica en una sociedad marxista-leninista aplicada en Colombia con el apoyo social de lo acordado en La Habana.

La candidatura oficial de Timochenko sigue sin resolver las 140 órdenes de captura y decenas de condenas que debe comparecer ante la JEP, esto podría dar para una condena de 40 años de cárcel, pero en términos del proceso de paz se podrían aplicar atenuantes de hasta 35 años y terminar pagando solo cinco años. Finalmente, algunos juristas señalan que esta pena puede ser reemplazada por una pena alternativa que no necesariamente lo prive de la libertad.

Felipe Fernández Felipe Fernández

Felipe Fernández reporta desde Colombia para el PanAm Post. Estudia Derecho en la Universidad La Gran Colombia sede Armenia. Síguelo en Twitter: @Ffernandezp