Criptomoneda se masifica en Colombia: Pequeños comerciantes aceptan pagos con Bitcoin

336
A pesar de la prohibición son más las empresas nacionales que se suman al intercambio de la moneda virtual. (GroupBTC)
A pesar de la prohibición son más las empresas nacionales que se suman al intercambio de la moneda virtual. (GroupBTC)

Cada vez es mayor el número de colombianos utilizando Bitcoin, la criptomoneda virtual. Aunque el Bitcoin tiene fuertes contradictores, ha sido adoptada por personas y empresas en Colombia como método de pago en contraposición al dinero fiat. A la fecha el valor de la criptomenda está por pasar la barrera de los USD $8 mil (precisamente su valor es de USD $7.797,5503). A pesar de la difusión, compra, venta e inversión de Bitcoin, las autoridades económicas colombianas siguen diciendo que no es legal.

El Banco de la República, la autoridad monetaria en Colombia, desconoce al Bitcoin como moneda legal, medio de pago o divisa desde el 2014 con la excusa de que “no cuenta con el respaldo de los bancos centrales de otros países”. En ese sentido, la Superintendencia Financiera ha expedido mediante la Circular 29 de 2014 la no autorización a las entidades que vigila a “custodiar, invertir o intermediar con estos instrumentos”.

A pesar de la prohibición, cada día más empresas nacionales se suman al intercambio de la moneda virtual. En el mercado colombiano la circulación del Bitcoin equivale más de COP $14 mil millones de pesos según dijo a RCN el experto en inversión alternativa de la Universidad Nacional, Jonathan Higuera. Cada semana la criptomoneda mueve al menos COP $3.200 millones de pesos.

La volatilidad de la moneda impide que su uso se masifique. Sin embargo, corporaciones internacionales de la talla de Microsoft o Dell han adoptado la moneda como medio de pago. En Colombia se estima que alrededor de 15 y 20 establecimientos de comercio reciben pagos con esta divisa en diferentes ciudades del país. Entre ellas están la tienda de bisutería Origami+Art de Cali, el teatro Matacandela en Medellín y Bitmarket en Bogotá.

Por otro lado, pequeños comerciantes también han adoptado el bitcoin como forma de pago. Es el caso de Jimmy Arley Escobar en la ciudad de Armenia. El pequeño comerciante, vendedor de plátanos asados, llama la atención en la pequeña ciudad por recibir en su negocio la criptomoneda. Escobar asegura que la criptomoneda es una forma de facilitar la compra del típico alimento a los turistas. Explicó a la cadena W radio, que desde años atrás empezó su interés por la moneda virtual y que, pensando en su auge en valor y en personas que la utilizan también, sería una buena idea implementarlo en su negocio al recibirlo como medio de pago, haciendo énfasis en el uso en que la mayoría de compradores extranjeros la utilizan.

Un amigo me comentó que era una forma de pago, que eso iba a ser mundial (…) él me contaba que eso era un furor en China. Me mostraba videos de gente aceptando bitcoin en establecimientos en España, en otros países y pues como acá es una ciudad muy turística entonces yo dije pues voy a aprovechar eso.

El pequeño empresario dijo también que, desde que recibió su monedero virtual, lo incorporó dentro de su negocio, en el que recibe entre numerosos pagos por esta modalidad. Escobar sostuvo que se ha visto beneficiado por la valorización de la moneda virtual. “Aproximadamente, cuando estaba a 612 dólares (el bitcoin) un plátano valía como 2.500 y este jueves haciendo la conversión, la hice como a 7.500 dólares, ya ese plátano estaba en el valor de 30.000”, reveló.

Plataformas como SurBTC han podido establecerse dentro de las diferentes casas de cambio como favorita dentro del mercado colombiano de bitcoin. Asimismo, se destaca la plataforma internacional LocalBitcoins, que es popular para los intercambios en el país, las ciudades que priman en el uso de este servicio son Bogotá, Medellín, Cartagena y Cúcuta, los mercados de usuarios más grandes.

Según SurBTC, en Colombia existen muchos mitos y desinformación acerca de las criptomonedas, lo cual genera varios retos. Entre ellos está la pedagogía de la economía de internet, las nuevas tecnologías y generar conocimiento acerca de cómo estos nuevos paradigmas están cambiando nuestras vidas diarias, incluso sin percatarnos de ello.

Aunque el Bitcoin en Colombia no cuenta con un respaldo legal ni vigilancia en sus operaciones, en el país ya se han instalado dos cajeros automáticos que permiten comprar criptomonedas. Desde hace un año opera un cajero en el parque de la 93 en la ciudad de Bogotá. Este año la empresa Compudemano instaló otro cajero automático en la ciudad de Pereira. Según su gerente Andrés Pinilla,

Debido al gran interés de los usuarios por estas criptomonedas, decidimos hace tres meses aceptar el pago de nuestros productos a través de ellas en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Pereira, Manizales y Armenia, y a raíz de la buena acogida, instalamos este cajero. Existe mucho desconocimiento sobre este tema, pero tarde o temprano se normalizará.

La función de estos cajeros es que los clientes tienen la oportunidad de comprar estas monedas virtuales mediante una transferencia automática en la cartera virtual de cada usuario. Según Pinilla,

El funcionamiento es muy sencillo. Se coloca el código QR de la billetera, se introduce la cantidad exacta de pesos colombianos y, en tiempo real, el cajero realiza la equivalencia a la criptomoneda y deposita a la billetera virtual esa cantidad.

Si usted quiere empezar a sumergirse en el mundo de las criptomonedas, la Fundación Bitcoin señala que hay varias formas de adquirir esta moneda en Colombia. Se puede hacer la compra directamente a cualquier persona que la posea o a través de plataformas como LocalBitcoins  donde se puede realizar transacciones de compra y venta. Asimismo, mediante cajeros de Punto-Pago, plataformas de intercambio semi-locales SurBtc y bitinka o de intercambio internacionales como Coinbase.

Fuente: El TiempoLa FM

Comentarios