El programa económico de Gustavo Petro en Colombia: ¿inviable?

Lo que el candidato presidencial ha denominado 'Política Económica para la Colombia Humana' alberga las tesis que considera centrales en materia económica

28.995
Para Petro, el modelo económico colombiano se centró en la casi mono exportación de petróleo y carbón. (Archivo)

La escalada de Gustavo Petro en las recientes encuestas de intención de voto en Colombia ha prendido las alarmas en algunos sectores productivos del país, uno de los principales argumentos en contra, es que su política económica en la práctica es inviable.

Lo que el candidato presidencial ha denominado ‘Política Económica para la Colombia Humana‘ alberga las tesis que considera centrales en materia económica, en otras palabras, lo que ha señalado Petro es que Colombia necesita salir del modelo petrolero y carbonero que hay actualmente, “nos comprometemos a hacer las reformas que el liberalismo histórico incumplió”, sentenció.

El candidato presidencial de izquierda y exguerrillero del M-19, ha manifestado que para lograr la industrialización del país se deben gestar grandes cambios a nivel macro económico para sacar adelante este proyecto con énfasis en un modelo agroindustrial.

Por esto, ha sugerido que los que amenazan electoralmente a los votantes con la explicación de que su Gobierno convertirá a Colombia en una Venezuela, desconocen que la economía actualmente es semejante a la de ese país.

“El miedo a convertir a Colombia en una Venezuela es infundado, ya eso se produjo”.

Para Petro, el modelo económico colombiano se centró en la casi monoexportación de petróleo y carbón, escenario propiciado por el código minero expedido en 2001 bajo el Gobierno del expresidente Andres Pastrana al cual se opuso en su momento en el Congreso, cuando era Representante a la Cámara.

En palabras del político, esta ley asumía la casta política tradicional, camino que, a su juicio, fue profundizado por los dos Gobiernos del expresidente Álvaro Uribe y los dos del Presidente Juan Manuel Santos y a la par por el exvicepresidente German Vargas Lleras.

“Nosotros proponemos transitar hacia un modelo que convierta a Colombia en potencia agraria y ambiental y permita el desarrollo integral de la industria. Es decir, proponemos todo lo contrario a lo que ha sido tanto en la Venezuela de hoy como en la Colombia de hoy”.

Por su parte, manifestó que el mayor enemigo de la industrialización está en el latifundio improductivo, que asegura gravar fuertemente puesto que considera que la no utilización de estas tierras genera “la degradación de la estabilidad y el salario, en la renuncia a la educación de la sociedad y en las rentas de exportación del petróleo y el carbón”.

La justificación de Petro en gravar los grandes terrenos que no sean puestos a disposición de la tierra se debe a que esto solo genera rentas, más no ganancias productivas, “los minerales, carbón,  petróleo, y la tierra no son un proceso productivo, simplemente, están ahí”, ha explicado.

A esto el exmandatario de Bogota, ha dicho que las rentas provenientes del exterior por el aumento del precio internacional del petróleo, y por la prohibición mundial al consumo de cocaína produce lo que se llama la enfermedad holandesa.

“Volver productivo el agro colombiano con sus 15 millones de hectáreas que ya son fértiles —de las cuales solo se usan seis—, implica una nueva gestión del agua desde la perspectiva del cambio climático, implica reconstruir las instituciones del saber agrario, el crédito de la banca pública que debe coger sus ingresos de las grandes ciudades y el ahorro externo, y ojo, la democratización de la tierra”.

Al mismo tiempo, aseguró que el uribismo (Álvaro Uribe Vélez) y el vargallerismo (German Vargas Lleras) promueve es el despojo y lo que busca es mantener el latifundio improductivo en manos de narcos o de un gran empresariado, sin mirar siquiera que ya Colombia tiene la máxima inequidad y desigualdad en el campo, que su campo no es más que un feudalismo tardío ensangrentado.

Petro señala, además, que su visión económica es compatible con la experiencia mundial de la industrialización en países como EE. UU., Rusia, China, Japón o Corea, que han comenzado por una amplia reforma agraria con el fin de modernizar el campo.

“Toda la política económica colombiana construida para segregar al campesino y literalmente aniquilarlo, para disminuir salarios reales, tercerizando o quitando el recargo por jornadas nocturnas, o quitando estabilidad laboral, convirtiendo a mujeres trabajadoras en víctimas del acoso sexual de sus jefes y en general condenando a profesionales y trabajadores al infierno de los contratos a tres meses, reduce el mercado interno y no permite la industrialización”.

¿Cómo Petro financiará su programa económico?

En resumen, Petro propone un proceso de industrialización que implica reformar el agro, incentivar el cooperativismo y la asociatividad.

Fortalecer la banca pública, disminuir las rentas, hacer una reforma tributaria, hacer saltar sustancialmente el presupuesto de la educación pública, reformar el sistema pensional, y fortalecer el mercado interno y latinoamericano. No obstante, el principal cuestionamiento es ¿Cómo lo hará?

Días atrás en dialogo con La FM, cuando se le preguntó por la forma cómo financiaría su paquete económico dijo, “(…) vamos a poner ese gasto arriba en la lista de prioridades, y de ahí para abajo vamos mirando”. Sin titubear, Petro eludió la respuesta.

El economista Alberto Bernal le dijo al PanAm Post que la propuesta de Petro promete acabar con el recaudo fiscal atado al petróleo y la minería, que son las mayores fuentes de recurso que tiene el país para pagar la educación pública.

Bernal, advirtió que si Petro llega a la presidencia se vendrán abajo las acciones de la principal empresa minera del país dedicada a explorar, producir, refinar y comercializar hidrocarburos, Ecopetrol.

“Es clarísimo que Petro jamás ha oído la historia de las compañías Verengo Solar o SunEdison, empresas expertas en energía solar que quebraron en 2017, porque ese negocio es muy riesgoso. ¿Qué diablos sabe Ecopetrol sobre energía solar? ¿Quién va a dirigir ese esfuerzo?”, puntualizo.

Al mismo tiempo, explicó que la minería en el país gasta muchísima menos agua de la que gasta sectores como la agricultura y ganadería. Además estas dos pagan muy poco en impuestos, a diferencia de la minería legal que si paga muchos más.

“Otra gran idea del candidato Petro, si llega a ganar, será la de expropiarle los ahorros pensionales a los trabajadores de Colombia, así como lo hizo Cristina Fernández de Kirchner en Argentina con nefastas consecuencias para la inversión y el desarrollo de los mercados de capitales”.

Según Jaime Castro, exalcalde de Bogotá, “la política estatizante y asistencialista de Petro la pudo financiar Venezuela temporalmente cuando producía cuatro millones diarios de barriles de petróleo. Colombia está por debajo del millón.”

Entre tanto, las preocupaciones del economista Luis Alberto Rodriguez, máster en política económica, van dirigidas sobre el mismo punto, la financiación.

“De lo que el candidato Petro ha llamado Propuesta de la Política Económica para la Colombia Humana yo resaltaría dos hechos. El primero es que tiene un diagnóstico relativamente asertivo, ya que problemas como la alta dependencia de bienes primarios son innegables en la economía colombiana. No obstante, en sus propuestas no es claro cómo lo resolverá y ese es el segundo hecho: promesas poco creíbles”.

Y agregó, “ha dicho que el Estado debe aumentar el presupuesto para la industria, el agro y la educación pública. Eso puede ser deseable, pero no es sensato creer que eso lo puede hacer un presidente de un día al otro”, dijo el experto.

Para el administrador de empresas Jean Karlo Torres, uno de los ejes fundamentales de Petro es el cambio de la matriz energética hacia la energía solar, pero sin mencionar la forma cómo lo hará.

“Colombia ya es reconocida como superpotencia en generación de energías renovables que cuenta con una matriz energética limpia. La matriz energética del país depende casi de un 70 % de la utilización de agua para la generación de electricidad a través de hidroeléctricas”.

Torres explicó que el mercado colombiano ya viene diversificando el medio ambiente con su matriz energética. Que esto ya se viene haciendo a pesar de las actuales regulaciones que retrasan a gran escala la introducción de tecnología solar y eólica.

“Lo que necesita la matriz energética en Colombia es libertad para poder seguir diversificándose amigablemente. Empero, este enfoque libertario no está disponible dentro de los pensamientos de Petro”, apuntó.

Chávez y la expropiación de terrenos improductivos

La misma tesis que aboga hoy el candidato Petro fue aplicada por el expresidente Hugo Chávez en Venezuela, pero no en términos de impuestos sino con el fin de expropiar aquellas tierras que no fuesen utilizadas para su fin.

En un video que circula en redes sociales, se le ve a Chávez explicando la firma de un decreto de desalojo forzoso a la empresa Polar en la zona industrial en la ciudad de Barquisimeto, del estado de Lara, con el fin de crear viviendas para los ciudadanos de esa zona.

El argumento de Chávez para expropiar el terreno era que esta empresa había destinado su propiedad a un depósito de cerveza y que se encontraba en una zona popular. “Lo que es la burguesía y lo que es el Estado burgués”, hacía referencia Chávez a las propiedades de esa empresa en ese entonces.

De otro lado, Andres Moreno, Consultor en Gestión de Riesgos y trader, le dijo al PanAm Post que si Petro gana las elecciones este 2018 al ciudadano colombiano le quedan dos opciones.

“1. Vende todo y se va del país, o  2. Se queda y se pone del lado del gobierno para enriquecerse en el corto plazo, antes que el país se quiebre y sea la ruina para ricos… y pobres”, dijo.

Comentarios