EE. UU. tiene vigente captura contra secretariado de FARC desde 2002

La recompensa es de USD $5 millones por el paradero de los anteriores miembros de la cúpula de la organización terrorista parcialmente pacificada.

643
Las ordenes de captura están vigentes desde el 2002. (Archivo)

Mientras que en Colombia los exlíderes de las FARC esperan a que la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) los juzgue por los delitos con ocasión al conflicto, EEUU mantiene la recompensa de USD $5 millones por el paradero de los anteriores miembros del secretariado de esa guerrilla.

A pesar de que muchos países de la comunidad internacional vieron con buenos ojos el desarme y posterior desmovilización del exgrupo guerrillero, es particular el hecho de que, a un año y medio de la firma de la paz, el país norteamericano siga manteniendo vigente las ordenes de captura contra los ex de las FARC. Las ordenes de captura están vigentes desde el 2012.

De acuerdo con el Departamento de Estado, Luciano Marín Arango, alias “Iván Márquez” es acusado de “dirigir, controlar y supervisar” la producción y distribución de aviones con cargamentos de cocaína a Estados Unidos y de ordenar el asesinato de “cientos de personas que interfirieron con las políticas de cocaína” de esa guerrilla, por lo que se ofrece una recompensa de USD $5 millones.

Pero Márquez es el consejero político del hoy partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) y congresista gracias a las curules otorgadas por el acuerdo de paz, pese a lo cual, actualmente el exfarc se encuentra instalado dentro de la espesa vegetación de Miravalle, Caquetá (departamento al sur del país) en protesta hasta que no se ordene la libertad del otro exfarc, Jesús Santrich, detenido por el caso de la venta de narcóticos con el Cartel de Sinaloa.

Al parecer Márquez también estaría implicado en la investigación de las autoridades estadounidenses al señalar que este mantendría negociones de narcotráfico. Sin embargo, hasta el momento no hay ninguna acusación formal en una corte federal de Estados Unidos contra Márquez.

Igualmente, el Departamento de Estado señala a ‘Timochenko’, excandidato presidencial de las FARC, de “controlar, producir y distribuir cientos de toneladas de cocaína a Estados Unidos y el mundo” y de ordenar retomar el territorio cocalero del Magdalena Medio en el 2000.

¿Es posible tener orden de captura en EEUU?

Según el experto en derecho penal internacional Santiago Vargas, sí es posible, a pesar de haberse firmado la paz en Colombia con el grupo guerrillero.

“El acuerdo no fue un tratado internacional. Por eso no puede crear obligaciones para otros Estados. Su implementación en Colombia se ha dado a través de reformas constitucionales transitorias, leyes estatutarias y ordinarias. Un Estado no puede legislar para otro salvo contadas excepciones que no tienen relevancia en este caso, como la ocupación militar. Lo que el Gobierno y las FARC hayan acordado no es vinculante para autoridades judiciales de otros países o para jurisdicciones penales internacionales” indicó Vargas al PanAm Post.

Y recordó que los exfarc podrían ser capturados por sus autoridades si están bajo la jurisdicción de EE. UU.: en su territorio, embarcaciones o aeronaves.

También son pedidos otros exfarc

Otros de los exfarc que hicieron parte del Estado Mayor Central del grupo guerrillero son requeridos por la justicia estadounidense. Por ejemplo, hay una recompensa de USD $ 2.5 millones por ‘Pablo Catatumbo’, ‘Pastor Alape’, ‘Carlos Antonio Lozada’, ‘Pacho Chino’ y ‘Fabián Ramírez’, entre otros.

Según el último boletín emitido por las FARC, los integrantes del Secretariado antes de su desmovilización eran: Timoleón Jiménez, Iván Márquez, Joaquín Gómez, Mauricio Jaramillo, Pablo Catatumbo, Pastor Alape, Bertulfo Álvarez, Carlos Antonio Lozada y Ricardo Téllez.

No obstante, las FARC en 2014 calificaron de “contradictorio” el manejo que viene desarrollando el Departamento de Estado en materia criminal, pues el entonces presidente Barack Obama apoyó el proceso de paz, contradiciendo lo pactado en Colombia al mantener vigentes las recompensas en su contra.

Comentarios