Empresa Pública de Medellín afectada por problemas de Hidroituango

Hasta nueve municipios se verían afectados si colapsa la represa en construcción, que ya ha dejado 600 damnificados.

180
Federico Gutiérrez, alcalde de Medellín y Luis Pérez, gobernador de Antioquia enviaron una carta de advertencia al presidente Santos. (Archivo)

La alerta máxima en Hidroituango ya empieza a tener efectos adversos a futuro. La calificadora Fitch and Ratings alertó sobre la posible rebaja en calificación de las Empresas Públicas de Medellín (EPM), lo cual  impactaría negativamente el desarrollo de la ciudad de Medellín.

“La evaluación negativa de las calificaciones de EPM refleja la mayor probabilidad de retrasos en la construcción de la planta hidroeléctrica de Ituango, lo que probablemente genere una presión sostenida sobre la estructura de capital de la empresa. Además, los problemas logísticos y ambientales han aumentado la incertidumbre en torno a la posibilidad de sobrecostos materiales y pasivos relacionados”, señala la calificadora.

“Negative Watch” es un estado utilizado por las agencias de calificación crediticia (Standard and Poor’s, Moody’s y Fitch) que otorgan a una compañía mientras deciden si rebaja la calificación crediticia de la misma. Una vez tomada la decisión bajo vigilancia negativa, existe un 50% de posibilidades de que la calificación de la compañía disminuya oficialmente en los próximos tres meses.

Si el proyecto hidroeléctrico colapsa, los municipios que se verían afectados ante una eventual creciente del río Cauca son: Majagual (Sucre), Guarandá (Sucre), San Jacinto de Achí (Bolívar), Ayapel (Córdoba), Nechí (Bajo Cauca), Caucasia (Bajo Cauca), Cáceres (Bajo Cauca), El Doce (Tarazá), Puerto Valdivia. El pasado sábado hubo 600 damnificados por la primera creciente.

Máxima alerta en Hidroituango

La preocupante situación que se viene presentando en el proyecto hidroeléctrico de Hidroituango comenzó el pasado 28 de abril a causa del represamiento de agua del río Cauca, originado por la obstrucción del túnel de desviación del proyecto. La situación se ha vuelto cada vez más grave, lo más reciente es que por siete horas se ha presentado una filtración de agua por una galería y no solo por el cuarto de máquinas como esperaba la empresa EPM.

Ante la crítica situación, Luis Pérez, gobernador de Antioquia; Federico Gutiérrez, alcalde de Medellín y presidente de la Junta Directiva de EPM, y Jorge Londoño, gerente de EPM, enviaron una carta al presidente Juan Manuel Santos en la que manifiestan una grave preocupación y señalan que oficialmente “se ha desencadenado una situación crítica del proyecto hidroeléctrico que presenta escenarios muy desfavorables y podrían causar una tragedia aguas abajo”.

El documento que lleva la firma de los tres funcionarios explica que, ante una situación técnica no controlable debido a la obstrucción parcial de la salida de aguas de la casa de máquinas, se puede presentar una tragedia.

“(…) que, de llegar a colapsar, amenazaría seríamente con generar un aumento significativo e incontrolado del cauce del río Cauca, en unos volúmenes tales que pondría en riesgo las poblaciones aguas abajo del embalse (Puerto Valdivia, Tarazá, Cáceres, Caucasia, Nechí y hasta La Mojana)”, advirtieron las autoridades antioqueñas.

La situación hizo que fueran evacuados 1.000 trabajadores de Hidroituango. Mientras tanto, el ministro de Minas y Energía, Germán Arce, reveló que la sala de máquinas estaba soportando entre 1.600 y 1.800 metros cúbicos de agua por segundo y, por un hecho ocurrido en su interior, había sobrepasado su capacidad máxima de 2.000 metros cúbicos.

Ante la alerta de desbordamiento del río Cauca, 2.194 personas fueron evacuadas del corregimiento de Puerto Valdivia. Y se tiene previsto que, ante el eventual colapso de Hidroituango, el agua llegaría a Puerto Valdivia en hora y media, a Tarazá y Cáceres en 4 horas, a Caucasia en 10 horas y a Nechí en 20 horas. La población afectada en los municipios llegaría hasta las 120.000 personas.

Hidroituango y la demanda futura de energía en el país

Para diciembre de este año se tenía prevista la terminación y puesta en marcha del proyecto Hidroituango, sería entonces más ambicioso en materia generadora de energía que abastecería a toda Colombia y, al mismo tiempo, podría comercializarse a nivel internacional.

La megaobra inició en el 2012 con un costo de más de US$ 4.188 millones ($2 billones COP) y está conformada por una presa de 225 metros de altura y 20 millones de m3 de volumen, y una central subterránea de 2.400 MW de capacidad instalada y 13.930 GWh de energía media anual.

Cabe destacar que el río Cauca es uno de los más importantes del país, con un recorrido de 1.350 km; su cuenca de unos 37.800 km2 recorre más de 150 municipios de Colombia, con una población de alrededor de 10 millones de personas; descarga sus aguas al río Magdalena, que a su vez lo hace al mar Caribe, en el norte.

Comentarios