Gremios de salud colombianos: Santos dejará en una grave crisis al sector

Empresarios del sector salud en Colombia alertaron que el Gobierno de Juan Manuel Santos, a pocas semanas de terminar su mandato deja al sistema insolvente y con una profunda crisis financiera.

1.394
Por otra parte, denuncian tramites engorrosos al interior del Ministerio de Hacienda. (Fotomontaje PanAm Post)

Empresarios del sector salud en Colombia alertaron que el Gobierno de Juan Manuel Santos a días de terminar su mandato deja al sistema insolvente y con una profunda crisis financiera.

Mediante un comunicado dirigido al Ministerio de Hacienda, varios directores de los principales gremios del país denunciaron que ante este escenario es imposible para los actores del sistema garantizar la oportuna y completa prestación del servicio de salud.

Señalan que a raíz de la lentitud del flujo de los recursos acuden a ese ministerio con el fin de encontrar soluciones efectivas de corto plazo para conjurar la actual crisis financiera del sistema.

“Hoy los gremios representantes de los gestores farmacéuticos, de la industria farmacéutica, de las cajas de compensación y de las entidades promotoras de salud EPS seguimos muy preocupados por el grave peligro de la sostenibilidad del sistema en el corto plazo y la inviabilidad de seguir operando con el nivel de iliquidez actual”.

Según datos de la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral (Acemi) las cuentas presentadas por las Empresas Prestadoras de Salud (EPS) a la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (Adres), por concepto de tecnologías y servicio de salud se adeuda un monto de USD $628.685.000 ($1,8 billones COP), sin tener en cuenta la cartera de años anteriores que se encuentra en proceso de revisión.

A renglón seguido, manifiestan que la cartera del régimen contributivo con el grupo de sectores farmacéuticos afiliados a Fenalco es de USD $419.124.000 ($1,2 billones COP). En este sentido, la falta de oportunidad en el tiempo de los giros de recursos de la Adres a los gestores farmacéuticos y a su vez a las EPS imposibilitan que puedan asumir los compromisos adquiridos con la industria.

La cartera vencida alcanzaría los USD $253.221.000 ($725 mil millones COP), según cifras de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI).

Y ponen el ejemplo dramático que se vive al interior de los gestores farmacéuticos. Ante la crisis financiera, el presidente de Epsifarma, por ejemplo, ha informado a sus colaboradores la crisis económica por la cual atraviesa la entidad que han tomado medidas a nivel laboral realizando recortes de personal colectivos y suspensión de trabajadores ante el Ministerio de Trabajo por 120 días.

Frente al régimen subsidiado alertan sobre un endeudamiento cercano a los USD $349.270.000 ($1 billón COP) a cierre de 2017, de acuerdo con los datos proporcionados por la Superintendencia Nacional de Salud.

Igualmente, información ofrecida por la Asociación Nacional de Cajas de Compensación Familiar (Asocajas) advierte que la cartera vencida que no incluye el Plan de Beneficios de Salud (PBS) de ADRES en favor de sus afiliados asciende a USD $1.987.000 ($5.867 millones COP) y la de entidades territoriales excede los USD $23$ millones (66.492 millones COP). Enfatizan que según los Gobernadores no existen los recursos suficientes.

Por otra parte, denuncian tramites engorrosos al interior del Ministerio de Hacienda que no pudieron hacerse efectivos en el mes de abril. Es el caso de la adición presupuestal por USD $139.100.000 ($398 mil millones COP) que debía entrar a la Adres antes de terminar el referido mes para el giro previo de abril del presente año y el pago del complemento de noviembre de 2017.

Destacan que lo más grave es que ese pago previo correspondiente a abril, que llegó solo hasta el 7 de mayo, presentaba un porcentaje de anticipo de tan solo el 40 %, cuando en la práctica se venía reconociendo el 70 %. Además, que a través de la Resolución 5395 de 2013, por la cual se establece el procedimiento de recobro ante el Fondo de Solidaridad y Garantía (Fosyga), se establece un mínimo del 50 %, deteriorando mucho más la cartera y en términos de vigencia, dificultando que se pueda seguir financiando la operación del sistema.

Por último, insisten en la necesidad de que el Ministerio de Hacienda encuentre y ejecute soluciones efectivas que permitan el giro oportuno de los recursos, para lo cual están dispuestos a atender todos los espacios de dialogo, dijeron.

Comentarios