Registraduría en Colombia desmiente presunto fraude electoral

La entidad aseguró que los formularios que se usaron para el escrutinio no tienen los tachones ni enmendaduras que se ven en redes sociales.

672
La institución electoral señaló que los jurados de votación al momento de escribir la información en estos formatos pueden cometer errores al momento de diligenciarlos. (Archivo)

En redes sociales empezaron a circular videos que denunciaban un presunto fraude en las elecciones presidenciales de primera vuelta en Colombia. Imagenes de formularios E-14 que presentaban alteraciones al momento de registrar los votos de los candidatos fueron descargados desde la página web de la Registraduría Nacional y diseminadas por Internet. La entidad desmintió el hecho al asegurar que los formularios que se usaron para el escrutinio no tienen los tachones ni enmendaduras que se ven en redes sociales.

Mediante un comunicado la Registraduría Nacional del Estado Civil informó sobre las presuntas irregularidades en el formato E-14 de los resultados de este domingo 27 de mayo.

En las imágenes compartidas por los denunciantes se observa como algunos números fueron alterados; a simple viste parece que hubiesen sido cambiados o alterados.

La institución electoral señaló que los jurados de votación al momento de escribir la información en estos formatos pueden cometer errores al momento de diligenciarlos.

“Un ejemplo de esta situación se presenta en los E14 que han estado circulado profusamente en redes sociales. Consultados los correspondientes formularios E-14 de Claveros y el formulario E-24 de la comisión de escrutinio, se observa la coincidencia de los resultados. No hay ninguna irregularidad”, precisó en un comunicado la Registraduría.

Cabe destacar que este formulario va en una bolsa con los votos y en otra con un formulario de la planilla de votantes que asistieron y la planilla del total de votantes.

“El Código Electoral contempla estas situaciones y la instancia en que se corrigen y solucionan está en las comisiones escrutadoras presididas por jueces de la República. En ellas tienen asiento, además, representantes de los partidos, testigos de estos e incluso los mismos candidatos, si así lo deciden”, señalaron.

Al mismo tiempo, explicaron que desde el mismo 27 de mayo se les han dado la posibilidad a las diferentes campañas de “examinar y descargar rápidamente de un servidor exclusivo para ellos los respectivos formularios”.

¿Es posible hablar de fraude electoral?

Desde hace un tiempo, el candidato de izquierda Gustavo Petro viene hablando de un fraude electoral. Esta denuncia que se hizo viral en redes sociales agitó los señalamientos de Petro de que en el país se estaría fraguando un presunto fraude para favorecer al candidato del Centro Democrático, Iván Duque.

Gustavo Bolívar, senador electo y mano derecha de Petro, rechazó en su cuenta de Twitter las declaraciones del registrador nacional Juan Carlos Galindo “(…) dice que es normal que haya miles de actas adulteradas y con tachones, no da garantías a la transparencia del voto. Es más, en un país civilizado ya lo hubieran despedido por este flagrante”, indicó.

PanAm Post habló con el politólogo Daniel Felipe Lopez sobre las denuncias de fraude en las elecciones de primera vuelta a la presidencia. El experto señaló que en este momento es muy difícil determinar si hubo fraude.

“En aras de la transparencia, la Registraduría digitaliza los formatos E-14, E-24 y E-26 para que la ciudadanía los pueda ver y se puedan hacer las reclamaciones correspondientes. Es muy probable que la mayoría de las fotos de los E-14 que circulan en redes sociales sean solo enmendaduras de jurados que se equivocaron”.

Agregó que tanto la Registraduría, autoridades y candidatos deben estar monitoreando constantemente el proceso de escrutinio y los testigos deben exigir conteo de votos cuando sospechen de una posible alteración de los resultados en una mesa particular.

“El proceso electoral en Colombia es complejo, precisamente por esto hay personas que se aprovechan para alterar los resultados a su favor y en detrimento de algunos partidos o candidatos. Prueba de eso es el fallo que le devolvió 30.000 votos al MIRA por irregularidades en el registro de votos en las legislativas de 2014. Además, la Fundación Paz y Reconciliación denunció recientemente una red de alteración de votos en las elecciones de marzo de este año”.

Para este caso, lo mejor es exigir una mayor veeduría del proceso de escrutinio que se está llevando a cabo, de esta manera se descartarían las situaciones que son simples errores humanos y se atajarían posibles intentos de fraude cuando los haya, dijo.

Es de señalar que la mayoría de las anomalías se presentaron en los tarjetones de registro de votos de los candidatos Iván Duque, Gustavo Petro y Sergio Fajardo.

Comentarios