Rifirrafe entre Uribe y Petro por paramilitarismo

La acusación contra Uribe básicamente radica en el beneplácito de permanencia y expansión de grupos de corte paramilitar por todo el departamento de Antioquia.

863
El exmandatario explicó que durante su gestión, apoyó y promovió este tipo de organizaciones porque siempre creyó en la colaboración ciudadana con la Fuerza Pública y la justicia. (Fotomontaje PanAm Post)

Por estos días en Colombia se abre un nuevo capitulo del acalorado tema sobre las presuntas relaciones entre el Gobierno y organizaciones paramilitares. A raíz de la imputación de cargos contra 13 directivos de la empresa internacional Chiquita Brands, por presuntamente haber financiado grupos armados ilegales, la Fiscalía General de la Nación compulsó copias para investigar posibles omisiones en el control de las Convivir a los gobernadores de Antioquia entre 1997 y 2004.

El debate se ha centrado en el papel que cumplió el expresidente y hoy senador Álvaro Uribe Vélez cuando fungió como Gobernador de Antioquia entre 1995 y 1997. Durante esos años, el entonces Gobernador lideró importantes acciones como los concejos comunitarios, ampliación del cupo escolar, servicios públicos y carreteras. 

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Sin embargo, al exgobernador lo persigue un fantasma llamado Convivir. Con el fin de crear un nuevo instrumento de participación comunitaria enfocado hacia el logro de la paz y la seguridad en el campo se crearon las Asociaciones Comunitarias de Vigilancia Rural (Convivir), con base en el artículo 42 del Decreto Ley 356 de 1994, el Gobierno del expresidente Ernesto Samper ejecutó la creación de estas organizaciones que fueron promovidas por su antecesor, el expresidente liberal César Gaviria. 

La acusación contra Uribe básicamente radica en el «beneplácito de permanencia y expansión de grupos de corte paramilitar por todo el departamento de Antioquia». Precisamente, en su defensa, la oficina de comunicaciones del hoy Senador publicó un comunicado de prensa detallando el papel que jugó Uribe como gobernador. 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

En el texto el exmandatario explicó que durante su gestión, apoyó y promovió este tipo de organizaciones porque siempre creyó en la colaboración ciudadana con la Fuerza Pública y la justicia, “como factor de eficacia y transparencia en materia de seguridad”.

“Colombia tuvo alrededor de 700 organizaciones Convivir, a partir de 1994, mucho después del nacimiento del paramilitarismo. En Antioquia se aprobaron alrededor de 67. El Gobierno Departamental reconocía la personería jurídica, pero la licencia operativa y la supervisión correspondían a la Superintendencia de Vigilancia del Gobierno Nacional”.

A renglón seguido se añade que Uribe como Gobernador no tenía la competencia para vigilarlas, que por ese motivo, procedió en tres casos a cancelar la personería jurídica y en un caso a suspenderla, por comprobadas irregularidades.

El analista en seguridad y defensa, Jhon Marulanda, le dijo a PanAm Post que existe una creencia generalizada que durante la gestión de Uribe como Gobernador se reglamentó las Convivir.

“Esa figura la instituyó el Gobierno de Cesar Gaviria para apoyar a los organismos de seguridad del Estado en el suministro de información y oportunidad sobre la presencia y actividad de grupos y/o personas involucradas en actividades terroristas”.

Añadió que actuaban sin armas y solamente con medios de comunicación coordinados por el Ejército y/o la Policía. 

“Recibían asesoría, entrenamiento sobre qué informas, cómo hacerlo y empleo de radios de comunicación comprados por ellos mismos”. 

En el comunicado se manifiesta -ante las acusaciones- que también como presidente de la República combatió todos los tipos de organizaciones criminales, desmontó el paramilitarismo mediante la Ley de justicia y paz, logró su sometimiento a la justicia, la reparación de víctimas, la mayoría de sus cabecillas fueron enviados a la cárcel y extraditó a sus máximos lideres.

“La honra y el buen nombre no se pueden manchar con falsas noticias y permanentes infamias, que no reposan en el conocimiento de la verdad, y que no hacen parte de la libertad de prensa”, concluyó el comunicado emitido por la oficina.

La tesis de la Fiscalía es que se intentó dejar sin efectos a la sentencia de la Corte Constitucional proferida en la que se ordenó el desarme de los servicios especiales de vigilancia y seguridad privada que venían funcionando bajo la figura de las Convivir, que “no eran ni cooperativas ni servicios especiales de vigilancia». La sentencia advirtió la irregularidad que se presentó con el híbrido que se denominó Convivir, indicó la Fiscalía.

“Las circunstancias del momento arrimaron algunas Convivir a intereses de la extrema derecha y de ahí a involucrarse en el narcotráfico, debido a la acción de la extrema izquierda y la incompetencia de los gobiernos de turno para garantizar un mínimo de seguridad ciudadana”, concluyó Marulanda.

Petro y las acusaciones

El político de izquierda ha aprovechado la polémica por la investigación judicial de la empresa Chiquita Brands y se ha sumado a las acusaciones contra Uribe. Cabe recordar que Petro, durante su paso por el Congreso como Senador en el periodo 2006-2010, lideró fuertes debates de control político al interior de la legislatura que en parte hizo que su nombre cobrara relevancia dentro de la política nacional.

Tanto así que durante su primer año como Senador destapó el escándalo de la llamada parapolítica, que demostraba vínculos de políticos con grupos paramilitares, hecho que lo llevó a ser elegido como el personaje del año por diferentes medios de comunicación. Entre esos políticos estaba Uribe, según señalaba Petro.

Uribe se fue lanza en ristre en su cuenta de Twitter asegurando que Petro «sí que es mentiroso”.

“Doctor Petro sí que es mentiroso, pocos de los desmovilizados paramilitares habían estado en Convivir(S) de Antioquia, estimuladas para evitar guerrillas y paramilitares. Faltó colaboración ciudadana que hubiera evitado que el doctor Petro y sus secuaces asesinaran a los magistrados”, trinó el exmandatario.

Al mismo tiempo, Petro respondió. “Le solicitó formalmente al senador Álvaro Uribe Vélez entregar las pruebas sobre las que basa su acusación pública que me acusa de haber asesinado magistrados. Si no las tiene le solicitó formalmente corregir su información pública”, repostó Petro.

El papel de Chiquita Brands

La Fiscalía en su resolución de acusación a 13 directivos de Chiquita Brands por financiar paramilitares en Urabá, compulsó copias para que se investigue la presunta responsabilidad de alcaldes y gobernadores entre 1997 y 2004. Entre los pagos, que ellos mismos confesaron ante una corte en Estados Unidos, la Fiscalía destaca numerosos desembolsos en efectivo que fueron a parar directamente a grupos paramilitares. También en apoyos en especie e intercambio de información. 

En el expediente, se demuestra que algunos integrantes de las Convivir eran los mismos integrantes del grupo armado ilegal y unos cuantos de estos paramilitares acudían a las empresas y fincas bananeras, y allí se proveían bienes, servicios, entre ellos combustible.

De igual modo, la investigación señala que desde 1989 a 1997 la multinacional financió a grupos guerrilleros que operaron en el Urabá antioqueño y cordobés. Entre estos están las FARC, el ELN y el EPL por más de USD 800 mil. 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento