Correa investigado por delincuencia organizada en caso Odebrecht

A las acusaciones y apertura de procesos penales en su contra se suma también las indagaciones por preventas de petróleo y deuda pública

239
La Fiscalía también acusó a su grupo de colaboradores que hicieron parte de su Gobierno en altos cargos y órganos de control durante los 10 años de su gestión. (Flickr)

La Fiscalía General del Ecuador inició formalmente una investigación penal contra el expresidente Rafael Correa por el presunto delito de delincuencia organizada por corrupción en el caso Odebrecht.

La Fiscalía también acusó a un grupo de sus colaboradores, que hicieron parte de su Gobierno en altos cargos y órganos de control durante los 10 años de su gestión. Entre ellos destacan su vicepresidente Jorge Glas, en prisión por otro juicio de corrupción; su secretario jurídico, Alexis Mera; y su exministro de Interior, José Serrano, quienes están siendo investigados formalmente por delincuencia organizada.

El exasambleísta César Montúfar compareció en las instalaciones de la Fiscalía para llevar a cabo el reconocimiento grafológico de firma y rendir su versión libre contra los exfuncionarios correistas por el delito de delincuencia organizada.

“Esta denuncia se basa en la premisa de que la corrupción en el Ecuador durante el Gobierno de Rafael Correa dejó de ser un hecho aislado y se transformó en un esquema de corrupción institucionalizada”, señaló Montúfar. 

El político había instaurado la denuncia en marzo pasado, cuando solicitó a la justicia investigar el caso de Odebrecht en Ecuador, que entregó millonarias sumas de dinero a funcionarios públicos a cambio de obras estatales.

Por su parte, el abogado Eduardo Franco Loor, defensor del exvicepresidente Jorge Glas, manifestó que esta nueva investigación contra su cliente se trata de otra “tramoya infame”. El abogado fue enfático al señalar que en contra de los llamados líderes de la “Revolución Ciudadana” existe actualmente una “persecución política”.

Correa en la encrucijada

Esta nueva investigación pone a Correa en la encrucijada, pues estos últimos 16 meses han afectado de manera directa su imagen y lo que significó el correismo en Ecuador. 

El secuestro del examblaeista Fernando Balda lo tiene con orden de prisión si pisa suelo ecuatoriano. Precisamente desde que Lenin Moreno llegó a la presidencia no ha abandono Bélgica, tanto así que en agosto pasado habría pedido asilo en Bélgica, como lo detalló el diario La Capitale de Bruselas.

Correa había manifestado anteriormente la posibilidad de pedir el asilo en el país del noroeste europeo, luego de la decisión de la jueza Daniella Camacho de vincularlo al proceso penal por el secuestro en Bogotá de Balda en 2012.

A las acusaciones y apertura de procesos penales en su contra se suma también las indagaciones por preventas de petróleo y deuda pública. En palabras de Montúfar, el exmandatario creó un “Estado delincuencial”.

“Creó un Estado delincuencial. Esa es la figura. Él creó una organización delincuencial estatal. Porque se creó esta organización para cometer otros delitos”, dijo. 

Según la denuncia, el acto de corrupción se gestó a través de reformas legales para fines específicos, lo que involucró la creación de instituciones y de nombramientos de colaboradores a los que se les asignaba un determinado papel en el esquema delictivo. 

Se habrían cometido los delitos de cohecho, peculado (malversación de fondos públicos) y enriquecimiento ilícito. Cabe aclarar que la legislación penal ecuatoriana establece con prisión de 7 a 10 años por el delito de delincuencia organizada.

Por otro lado, partidarios de Correa convocaron una marcha para el 13 de septiembre con el fin de expresar su rechazo al presidente Lenín Moreno por la presunta “persecución política”. 

Comentarios