En el 2000, estudiantes ya habían asesinado a un policía auxiliar con papa bomba

Este jueves durante la marcha estudiantil en Bogotá se lanzó una bomba incendiaria contra el personal de policía que estalló en el piso y rebotó contra el Patrullero Óscar Ballesteros.

753
En lo que va del 2018 se han registrado más de 1630 protestas o manifestaciones, entre las cuales se incluyen bloqueos, asambleas, concentraciones de diferentes organizadores y gremios. (Facebook)

De tres manifestaciones estudiantiles en Colombia en el ultimo mes, todas han presentado desmanes y violencia. Con ocasión a la multitudinaria movilización estudiantil de este jueves en varios puntos del país sobresalió la llevada a cabo en Bogotá y en Popayán, ciudades que registraron actos vandálicos e incluso hechos terroristas como prenderle fuego a un policía.

Por tercera vez se presentaron ataques a la cadena radical de RCN Radio ubicada a la altura de la carrera 37 con calle 13, manifestantes arrojaron piedras y pintaron ventanas y paredes. Mientras esto sucedía, agentes de policía se encontraban en la fachada del lugar protegiendo la propiedad y a los empleados que se encontraban dentro de las instalaciones.

El hecho que generó indignación fue cuando alguien en medio de la multitud de manifestantes lanzó una bomba incendiaria contra el personal de policía que estalló en el piso y rebotó contra el Patrullero Óscar Ballesteros, quien resbaló y fue alcanzado por las llamas unos segundos, pudiendo ser rescatado a tiempo por sus compañeros.

Durante el ataque los manifestantes gritaban, aplaudían y coreaban el nombre del político de izquierda Gustavo Petro. Luego de cometido el acto los manifestantes se dispersaron entre la multitud y continuó la marcha.

En un video, el patrullero Ballesteros narró el confuso momento en el que sostuvo que sufrió heridas leves, y que de no haber sido por sus compañeros, no habría podido salir de las llamas, y envió un mensaje a los manifestantes:

«Como policía, detrás del uniforme, hay un ser humano, una persona con sentimientos, solo que tiene el trabajo y una labor que es salvaguardar vidas y garantizar libertades públicas».

Esta no es la primera vez que se registra un ataque con fuego en contra de la policía, la segunda marcha que fue realizada el pasado 10 de octubre también un grupo de manifestantes en la ciudad de Bogotá lanzaron fuego sobre agentes del ESMAD.

Estos desmanes recuerdan lo ocurrido en el año 2000, cuando un encapuchado de la Universidad Nacional durante una protesta estudiantil lanzó una papa bomba que cayó sobre la cabeza del uniformado causándole de inmediato la muerte.

En su momento, la Fiscalía recolectó como pruebas varias revistas de la guerrilla de las FARC, pantalones, camisetas, buzos en lana, 16 pasamontañas, 20 brazaletes con la insignia «Brigada roja», 195 «papas explosivas», 20 bombas «Molotov», 54 centímetros de mecha lenta, tres kilos de pólvora negra, varios galones de gasolina y aceite. Sin embargo, hasta la fecha el crimen sigue impune.

Petro y politización de la marcha

Desde un inicio, las acusaciones contra Petro por politizar la marcha no han cesado.  El ahora senador denunció que las marchas son infiltradas y pagadas para que saboteadores cometan desmanes y actos vandálicos. Sus detractores argumentan que la marcha sigue teniendo un marcado tinte político promovido en su mayoría por dirigentes que están en oposición al Gobierno del presidente Iván Duque.

Así lo hizo saber el analista político Nicolás Uribe, quién sostuvo que las marchas ya no son por la educación pública.

“No se confundan, no sean ingenuos. Las marchas ya no son por la educación pública, porque en materia de educación pública se avanzó bastante en el presupuesto para 2019 y para el futuro. Son marchas en contra del Gobierno, aupadas y motivadas por quienes perdieron la presidencia”.

Incluso, comparó a los manifestantes en Venezuela con los de Colombia y se preguntó qué cuál era la diferencia entre ambos.

En ese sentido, el exsecretario de Gobierno de Bogotá critictó que el excandidato presidencial promueva la “violencia y el vandalismo”.

En los enfrentamientos que se registraron en Popayán, Petro tuvo la oportunidad de pedirle al Gobierno de retirar la propuesta de Ley de Financiamiento que pretende gravar gran parte de la canasta básica.

El general Hoover Penilla, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, se refirió a los hechos protagonizados por los encapuchados e indicó que la guerrilla del ELN estaría adoctrinando a los jóvenes.

“Estos grupos de personas que portaban capuchas salen desde el interior de las universidades (…) ellos preparan estos elementos incendiarios, salen con ellos, única y exclusivamente, con el fin de llevar los actos vandálicos”, comentó.

Agregó que son más de cinco grupos que estarían infiltrados dentro de las movilizaciones estudiantiles y que buscan la violencia como único método de conciliación.

Saqueo de la sede del Icetex

Mientras en Bogotá se aumentaba la tensión entre los manifestantes y la fuerza de policía, en la ciudad de Popayán, estudiantes de la Universidad del Cauca se enfrentaron contra el Esmad y desconocidos ingresaron a la sede del Icetex, y en un acto vandálico pintaron las paredes y procedieron a destruir varios elementos de la oficina.

De igual forma sacaron a la vía publica, documentación y bienes de las instalaciones y le prendieron fuego en signo de protesta.

Los estudiantes de la Universidad advirtieron que el objetivo de la movilización era terminar de una forma pacífica, pero que encapuchados se infiltraron y agredieron a las unidades del Esmad, lo que generó el enfrentamiento.

De acuerdo al reporte entregado por la Comisión de Salud y Derechos Humanos de los estudiantes, por lo menos 14 de sus compañeros fueron afectados por los gases lacrimógenos y otros recibieron golpes contundentes.

200.000 viajeros de Transmilenio afectados

Más de 200.000 personas resultaron afectadas este jueves durante las marchas de los estudiantes que reclaman más recursos para la educación superior pública.

El sistema de Transmilenio se vio obligado a cerrar las estaciones de Alcalá, Prado, Calle 127, Pepe Sierra, Cll 106, Cll 100, Virrey, Héroes, Cl 85.

En lo corrido del año, este tipo de afectaciones le han costado a la Alcaldía 1.500 millones cop, dinero que terminan pagando los bogotanos.

En total, fueron 18 las estaciones y 65 articulados los que presentaron averías, especialmente en la troncal de la avenida Caracas. Solo estos daños suman 27.000.000 cop.

El alcalde Enrique Peñalosa anunció este viernes que se creará un grupo de reacción inmediata para evitar que la ciudad colapse en movilidad y los bienes públicos sean dañados.

Por disturbios judicializarían a promotores de marchas estudiantiles

El presidente Iván Duque se pronunció sobre los hechos y señaló que habrá “sanciones ejemplarizantes” contra los implicados en las agresiones.

«Quiero expresar mi rechazo total a las expresiones de violencia que se presentaron el día de hoy por parte de algunos individuos que violentaron establecimientos de comercio, que violentaron medios de comunicación, que paralizaron la movilidad de muchísimos ciudadanos», indicó el mandatario.

Por otro lado, el secretario de Seguridad de Bogotá, Jairo García, informó que se buscará la fórmula jurídica para vincular a los procesos penales por los disturbios en Bogotá a quienes han promovido las marchas en la ciudad.

“Vamos a pedirle a todos los que fueron víctimas del vandalismo a que nos aporten todos los videos (…) vamos a judicializar de manera contundente estos actos de vandalismo y de nuevo recordarle a quienes han liderado la convocatoria de estas movilizaciones que también tienen una responsabilidad con la seguridad y movilidad de los bogotanos, así que vamos a evaluar medidas de carácter legal para involucrar también a quienes han promovido las movilizaciones y que han terminado en hechos violentos en Bogotá», dijo el funcionario.

Los estudiantes que lideran los reclamos ante el Gobierno para que se asignen más recursos a la universidad pública rechazaron los actos de violencia que se presentaron durante las marchas de este jueves.

En lo que va del 2018 se han registrado más de 1.630 protestas o manifestaciones, entre las cuales se incluyen bloqueos, asambleas, concentraciones de diferentes organizadores y gremios.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.