Duque: en 100 días no se resuelven los problemas del país

PanAm Post trae un análisis de los hechos más importantes durante los primeros 100 días de Gobierno del mandatario colombiano

313
El ascenso electoral de Iván Duque a la presidencia en tan solo seis meses dejó claro la fuerza del Centro Democrático, uno de los partidos políticos más organizados en Colombia liderado por el expresidente Álvaro Uribe. (Flickr)

Llegaron los 100 días de Gobierno del presidente Iván Duque, no le ha quedado fácil. Desde los primeros días anunciaba que recibía un país desfinanciado y con alta deuda. Además, de otros problemas relativos al proceso de paz como los ajustes a la jurisdicción especial para la paz (JEP), disidentes de FARC y la implementación del acuerdo, aumento de cultivos de coca, dosis mínima y otras cuestiones de naturaleza política que han restado capital político al joven mandatario.

Ahora se le suma exigencias sociales como mayores recursos para la educación, una izquierda cada vez más agresiva y un manejo de Gobierno austero y con la pretensión de no otorgar “mermelada”.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

El ascenso de Iván Duque a la presidencia en tan solo seis meses dejó entrever la fuerza electoral del Centro Democrático, uno de los partidos políticos más organizados en Colombia liderado por el expresidente Álvaro Uribe. Sin embargo, también ha sido la carta de la oposición y de sectores de izquierda que critican a Duque por su falta de experiencia.

Duque es el mandatario más joven en gobernar a Colombia, el 1 de agosto cumplió 42 años.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Gobierno territorial

Duque ha promovido de nuevo la presencia del Gobierno en los territorios como lo hizo en su momento el expresidente Álvaro Uribe; escuchar a la gente, dialogar y establecer hojas de ruta que permitan resolver las cuestiones que aquejan a la comunidad. De este ejercicio político salen actas de compromiso por parte del Gobierno con cronogramas de cumplimiento a los cuales se les hace seguimiento.

Estos son los pilares de los talleres Construyendo País, que a la fecha suman 15 divididos en los territorios que históricamente han sido abandonados por el Estado como Quibdó, Guanía, Malambo, Vaupes y también en zonas que han vivido la experiencia del conflicto armado como Chocó, Tibú y Tumaco.

Gabinete paritario

El mandatario cumplió la promesa de campaña de conformar por primera vez en Colombia un gabinete paritario al haber elegido a ocho hombres y ocho mujeres.

“Le mostraremos a Colombia que se puede crear un gabinete de personas idóneas, expertas y conocedoras de las materias. Que no están ahí por cálculo político ni por satisfacer cuál es la representación partidista”, señalaba.

Acuerdo de paz

Duque como senador fue un gran crítico del proceso de paz y de la legitimación política del movimiento fariano en el Congreso. Una vez en el poder, mucho se ha dicho que el Duque que tanto criticó el acuerdo de paz diseñado en La Habana, no hizo lo suficiente. Pues el acuerdo no sufrió alteraciones ni las modificaciones que se habían anunciado. Es así como en el Congreso se cayó la sala especial de juzgamiento de militares en la JEP y también de paso las modificaciones a esa justicia especial. Esto ha hecho que la bancada de su propio partido haya expresado sus reparos.

Internacionalmente, Duque ha mencionado los beneficios que ha traído al país el proceso de paz con el anterior grupo guerrillero pero sin dejar de lado la mano dura en materia penal para aquellos combatientes de las FARC que cometieron crímenes de guerra y de lesa humanidad. Asimismo, ha destacado que el diseño jurídico del acuerdo tiene el beneplácito de la Corte Penal Internacional.

Gobernar sin mermelada

El presidente prometió gobernar sin “mermelada”, es decir, sin réditos políticos o burocráticos en el Congreso para sacar adelante los proyectos de ley . Esta impronta generó una nueva dinámica política que también le ha costado mantener.

Por esta razón, el mandatario apenas maneja una débil mayoría en el legislativo que consiste en el apoyo de su partido Centro Democrático, Partido Conservador y el Partido de la U, sumando también a los cristianos. Esto sin duda, no ha permitido que la agenda legislativa propuesta por el Gobierno salga adelante sin tropiezos, como lo es la reforma a la justicia y la reforma política. Igualmente, se hundieron dos de los 10 proyectos de la consulta anticorrupción.

Sus mayores contradictores argumentan que el Gobierno no tiene cohesión política y que esto se refleja en el manejo de las instituciones y exigencias de la sociedad, como es el caso de las marchas estudiantiles por la educación. Desde el pasado 10 de octubre iniciaron las exigencias de estudiantes y profesores por mayores recursos para la educación superior con la llamada “gran movilización y toma de Bogotá” y que por esta semana cumplió su séptima marcha.

Por ahora, el Gobierno Duque ha sido el único de sus antecesores que mayor presupuesto ha inyectado a este sector.

Impuestos: talón de Aquiles

La Ley de Financiamiento es uno de los proyectos legislativos que más detractores ha generado al Gobierno, incluso su propio partido se opone a la medida tributaria. A raíz de la propuesta, también se ha visto afectada la imagen del mandatario, de acuerdo con la encuestadora Invamer, el respaldo al Gobierno cayó al 27,2 %, esto representa una caída de más de 26 puntos si se compara con la misma medición de hace dos meses, cuando estaba en el 53,8%.

Según el Gobierno, la Ley de Financiamiento permitirá tener un IVA más equitativo que recaude más y permita mayor financiación en materia de inversión social. Justamente a Duque no le ha quedado fácil presentar este proyecto, dado que en campaña señalaba que su Gobierno iba a bajar impuestos y no a crear más. Lo que busca el Gobierno es obtener los COP  $14 billones que le hacen falta al Presupuesto General de 2019, ya que se advierte desde ahora que algunos de los principales programas sociales quedarían desfinanciados.

El punto más álgido ha sido el IVA en que algunos expertos señalan que afecta principalmente a la clase baja y media.

Daniel Raisbeck, director del Centro de Pensamiento de la Universidad La Gran Colombia le dijo a PanAm Post que fue un gran error político la propuesta de gravar con IVA la canasta familiar.

“La propuesta de la canasta familiar lo comunicaron muy mal, le permitió a Petro y a la izquierda señalar que estaban subiendo los impuestos a la gente más pobre mientras le bajaban a los más ricos, porque anunciaron que iban a bajar los impuestos a las empresas. Lo que van a bajar es muy simbólico. Colombia no va a quedar con impuestos corporativos encima del 30% mientras que Estados Unidos está en el 21%, países como Irlanda está en el 12%”, indicó.

Actualmente el Gobierno propone un IVA general y unificado que grave el 80% de la canasta básica familiar, de 18% para 2019 y 17% para el año 2021.

Por su parte, Luis Carlos Reyes, director del Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana le dijo a PanAm Post que desde el lado tributario, claramente su promesa de crear 6 días sin IVA al año se transformó en trescientos sesenta y cinco días con IVA para toda la canasta familiar.

«Esto contradice el espíritu de lo dicho en campaña. Una cosa interesante, positiva, que sí ha hecho es proponer el aumento del impuesto de renta de las personas naturales de altos ingresos, lo que sus mayores críticos no se habían esperado dado que es una medida progresiva y asimismo bajar el impuesto a las empresas”.

Al margen de los opositores, algunos partidos como Cambio Radical y Partido Liberal desde ya anuncian su oposición a esta ley de financiamiento. Cabe destacar que estos movimientos de acuerdo con el estatuto de oposición se declararon “independientes” al Gobierno.

Una de las justificaciones, por ejemplo, es que desde un inició la cartera de Hacienda advirtió que recibía el país con un déficit fiscal muy grande y según cifras del Banco de la República se heredó una deuda que iba un paso más adelante que los ingresos de la Nación.

Por otro lado, su ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, fue salvado en el Congreso con 120 votos en contra de la moción de censura por los polémicos “bonos agua”.

Proceso de paz con ELN condicionado

El presidente Duque ha sido enfático al señalar que no habrá negociación con el grupo guerrillero siempre y cuando liberen a todos los secuestrados y cesen las actividades militares. Ya suman 107 días de suspensión la mesa de diálogo en La Habana.

El escalamiento de la violencia a manos de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) hace que los diálogos de paz entre esa organización y el Gobierno del presidente Duque estén cada vez más lejos. Así lo confirmó el mandatario en París, en el marco del foro de paz y los actos de conmemoración de los 100 años del fin de la primera guerra mundial.

Esta petición del Gobierno al ELN está por mucho lejos de cumplirse, la organización sigue activa atacando la infraestructura petrolera del país y ejecutando secuestros con el agravante de la fuerte presencia territorial en Venezuela de la mano de actividades como el narcotráfico.

Éxodo venezolano

El presidente Duque ha señalado que Colombia es el país de la región que mayor participación de migrantes venezolanos ha recibido a causa del estallido de la crisis por parte del régimen chavista en Venezuela. En este sentido, la política migratoria, ha dicho el mandatario, es de puertas abiertas que comprende asistencia médica, sanitaria, laboral y de acompañamiento migratorio.

Por esta razón, es cada vez mayor la presencia del mandatario en instancias internacionales para conseguir recursos y a la vez ejercer presión contra el régimen de Nicolás Maduro.

La investigadora María Clara Robayo del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario le dijo a PanAm Post que el caso de la migración venezolana en Colombia se encuentra una población altamente heterogénea, migración que viene no solo desde la crisis humanitaria, sino desde 1999 cuando Chávez llegó al poder y fue una migración que empezó a hacerlo por élites.

De acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), la inmigración internacional hacia Colombia en los últimos cinco años se registra con el 87,9 % de personas que vienen desde Venezuela (801.043 personas) y el 12,1 % (110.747 personas) lo hacen desde otros países.

Esa misma inmigración en el último año aumenta casi un punto en lo relativo a migrantes venezolanos con el 88,8 % (391.577 personas) y disminuye casi un punto, 11,2 %, de personas que inmigran de otros lugares.

Una de las gestiones del Canciller Carlos Holmes Trujillo fue el haber solicitado el nombramiento de un representante de la ONU para atender la crisis migratoria, que para este caso fue Eduardo Stein, quien asesorará al Gobierno sobre la política para la situación de los ciudadanos venezolanos que han llegado a Colombia.

Política de drogas

Actualmente el Gobierno Duque pelea dos frentes; el del narcotráfico en cabeza del crimen organizado, guerrillas y paramilitares y el del microtráfico en poder los jíbaros. Los programas de seguridad “El que la hace la paga”, y el “Plan Diamante” junto con el decreto de la dosis mínima son las banderas del mandatario en esta materia que busca que Colombia sea un país libre de drogas.

Las 171 mil hectáreas de coca en el país según datos entregados por las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc) se volvió una preocupación tanto para Colombia como para Estados Unidos. A lo que Duque le ha ha pedido al embajador ante Estados Unidos, Francisco Santos, “desnarcotizar” la relación con ese país.

Al respecto, Santos ha manifestado que para cumplir este propósito se debe volver a la aspersión de glifosato sobre los cultivos ilícitos, además de fortalecer la cooperación militar, la relación comercial, traer inversión y convertir la relación bilateral con ese país en un instrumento en favor de la ciencia, la tecnología y la innovación.

Con relación al microtráfico, el presidente ha manifestado que gracias al decreto de dosis mínima se ha podido sacar a los jíbaros de los parques y de los espacios de los niños.

“Hemos recuperado más de 6 mil parques y 5 mil espacios aledaños a los colegios. Hoy muchas familias sienten que su entorno es más seguro”.

Mientras tanto, sigue el debate en cómo se erradicarán los cultivos ilícitos si con glifosato o se continúa con el PNIS, programa que nació con el acuerdo de paz con las FARC que permite la sustitución y erradicación voluntaria de los cultivos por parte de las familias cocaleras y Fuerza Pública.

Austeridad

El Gobierno Duque se aprieta su propio cinturón. El mandatario presentó un plan de austeridad mediante la directiva presidencial que busca ahorrar en funcionamiento del alto gobierno y de sus ministros un monto cercano a los 9 billones cop para 2022.

Esta directriz hace parte de la política de austeridad, eficiencia, economía y efectividad en la rama ejecutiva, del orden nacional, para hacer prevalecer el principio de economía del gasto público.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento