Por pegarle a un concejal, alcalde en Colombia puede ser destituido

El alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, pidió disculpas por el hecho y aseguró que le habían tendido una “trampa”.

142
Momento preciso en que el concejal recibe el golpe del alcalde de Bucaramanga Rodolfo Hernández. (Foto tomada del video)

El alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, protagonizó una fuerte discusión luego de darle una cachetada al concejal John Claro del partido Alianza Social Independiente (ASI). El rifirrafe se originó cuando el concejal le pidió explicaciones por negocios de su pasado y la presunta aparición de uno de sus hijos en ellos.

Luego del impasse el mandatario de 74 años sufrió una descompensación y tuvo que ser remitido a un centro asistencial. El alcalde pidió disculpas por el hecho y aseguró que le habían tendido una “trampa”.

“Simplemente me hicieron una trampa: llegó con grabadora, llegó con video. Como yo no ando prevenido con nadie, pues a mí no me interesaba que grabara o no”, explicó el alcalde.

Asimismo, manifestó que el tipo de golpe propinado al concejal fue un “coscorrón”. “Yo no le pegué una trompada, le pegué un coscorrón”.

“Él me estaba diciendo a mí que mi hijo y mi mujer eran unos hijueputas. Entonces, ¿cómo yo puedo reaccionar diferente?”, puntualizó.

El concejal Claro anunció que denunciará legalmente por el manotazo a Hernández ante la Fiscalía General de la Nación y la Procuraduría.

El por qué de la discordia

La entrevista, de al menos 10 minutos, que hace el concejal Claro al alcalde Hernández en su despacho sube de tono luego que el concejal increpara al alcalde, porque uno de sus hijos hizo parte de la junta directiva de la empresa Entorno Verde. Ante la afirmación, el alcalde le dice que es mentira y pide que le enseñen una “sentencia” sobre las actuaciones de su hijo.

Sin embargo, lo que desató su ira es una acusación en su contra de vieja data por supuestos intereses en construir un relleno sanitario en la vereda Chocoa de Girón, en el departamento de Santander, que forma parte del área Metropolitana de Bucaramanga al noreste de Colombia.

Antes de entrar en política, Hernández y su hijo eran socios de la empresa Entorno Verde, que realiza trabajos de remoción de tierra en dicho sector del área metropolitana. En dicha empresa, Hernández fue gerente suplente y miembro principal de su junta directiva. Además, uno de sus hijos, Rodolfo José Hernández, fue suplente en la junta.

En 2016, el alcalde se defendió. Si bien reconoció que sí fue socio principal de Entorno Verde a través de su empresa Valores Inmobiliarios HG,  explicó que vendió su participación accionaria en el mes de julio del mismo año.

“Yo no tengo ya nada que ver con esa empresa porque vendí mis acciones hace como cinco meses, ahora solo me estoy dedicando a trabajar por los más necesitados en Bucaramanga desde la Alcaldía”, expresó en su momento.

Polémicas declaraciones de Hernández

No es la primera vez que el alcalde de Bucaramanga protagoniza un hecho como este. En 2015, el ahora mandatario en su campaña política se refirió sobre el transporte pirata de una forma particular, “yo me comprometo de Alcalde a hacerme el pingo con ‘los piratas’’’.

Es decir, a cambio de que los transportadores “los piratas” acataran las señales de tránsito y se comprometieran “a respetar a terceros (carros, taxis, motos y peatones)”, de llegar a ser elegido Alcalde no le pediría a la Policía que adelantara operativos contra ellos.

De igual modo, generó controversia cuando habló sobre la llegada de venezolanos a la ciudad de Bucaramanga.

“Se vinieron todos los limosneros de Venezuela, la prostitución y los desocupados para acá porque prácticamente somos linderos de frontera”. 

En su programa habitual a través de Facebook “Hable con el Alcalde”, el mandatario propuso a los electores “aprovechar y recibir” todo lo que los candidatos ofrecían en medio de sus campañas políticas, pero que a la hora de ir a las mesas de votación, depositaran su voto a conciencia por un aspirante honesto.

En otro hecho, Hernández acusó al veedor ciudadano Fernando Martínez luego de que este le reclamara por la tala de arboles, “yo soy la autoridad ambiental, yo sé que usted es un ‘lavaculos’ de la politiquería, es un ‘lava perros’ de la politiquería, de los ladrones que robaron a Bucaramanga”.

Por este episodio un juez le ordenó al alcalde Hernández rectificar en Facebook las expresiones en contra del veedor ciudadano.

Procuraduría abrió indagación

Luego de propinar la bofetada al concejal, el Ministerio Público ordenó la recolección de pruebas, entre las que se incluyen testimonios y registros en video.

De acuerdo con la normativa del Código Unico Disciplinario este tipo de acciones tendría una sanción máxima de suspensión en el cargo de un año. De efectuarse la sanción, Hernández estaría por fuera en un periodo clave pues en 2019 se llevará a cabo las elecciones locales y regionales.

Comentarios