Cuánto gasta Colombia en materia de seguridad y defensa

Colombia vendría siendo el país en la región que tiene un mayor gasto en materia militar por debajo de Estados Unidos de acuerdo a su Producto Interno Bruto (PIB)

979
Son escasos los países que inviertan más del 5% de su PIB en seguridad y defensa. (Flickr)

Según el SIPRI, Colombia destina un rubro privilegiado a la cartera de Defensa en términos de gastos relacionados a seguridad y defensa.

Colombia vendría siendo el país en la región que tiene un mayor gasto en materia militar por debajo de Estados Unidos de acuerdo a su Producto Interno Bruto (PIB). Así lo explica el mapa publicado por el portal español El Orden Mundial con datos del SIPRI en el mes de mayo (Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo -por sus siglas en inglés).

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Colombia aparece como el país con mayor gasto en defensa y seguridad del porcentaje del PIB en Sudamérica con 3,1 % equivalente a USD $9.173 millones en 2017. En el mismo listado de países Sudamericano sigue Ecuador con 2,4 % y Uruguay y Chile con 2,1%.

De acuerdo con algunas investigaciones, el gasto militar está íntimamente ligado a los conflictos de carácter nacional o internacional en el cual intervenga el país estudiado. Son escasos los países que inviertan más del 5% de su PIB en seguridad y defensa. Sin embargo, el SIPRI sitúa al país norteamericano en el primer puesto teniendo en cuenta su músculo militar y el gasto anual en defensa nacional e internacional.

Según el estudio, tanto Estados Unidos y Colombia se sitúan en el mayor rango de gasto entre 2,5 y 5%, respectivamente.

Limitaciones del estudio

Hasta ahora no hay un consenso que permita definir precisamente qué es el gasto militar y qué lo compone. Los diferentes países de acuerdo a sus necesidades elaboran un presupuesto general de política pública de gasto y a partir de allí se destinan los recursos. De manera que hay diferentes interpretaciones de acuerdo con las instituciones y distintos ordenamientos jurídicos de los Estados.

En Colombia, el gasto militar incluye también los costos asociados al mantenimiento de las condiciones necesarias para el ejercicio de los derechos y libertades públicas, para asegurar que los habitantes puedan convivir en paz, función asignada al cuerpo de Policía.

Cabe destacar que existen varias metodologías que miden el gasto de la seguridad y defensa de los países como lo es la OTAN, Cepal, FMI y la ONU a través del departamento de Asuntos de Desarme.

Con referencia al estudio del SIPRI, en un documento del ministerio de Defensa de Colombia entre 2002 y 2010 se destaca la objetividad y aproximación en dólares que hace la organización pero hace falta tener mayor profundidad de acuerdo al contexto del gasto según las amenazas de grupos irregulares, crimen organizado, etc.

“No obstante, el mayor desafío al que se enfrenta el SIPRI es trabajar y comparar cifras que provienen de definiciones de gasto militar variantes y distintas entre países”, señala el documento del Deparamento Nacional de Planeación (DNP) sobre la metodología.

Colombia es uno de los pocos países en la región que aún libra una guerra con guerrillas, crimen organizado y narcotráfico. Resulta curioso que en el mismo documento entregado por el ministerio de Defensa, el gasto militar colombiano pasó de representar el 1,72% del PIB en 1991 a 3,73% en 2001. En comparación con el estudio del SIPRI de 2018, Colombia redujo 6 puntos a gastos de 2017.

En todo caso, cualquiera que sea la opción escogida para medir la evolución del gasto debe tenerse en cuenta que en los países desarrollados los eslabones entre el gasto de defensa y el resto de la economía difieren de los países menos desarrollados.  Así lo considera Carlos Chacón, director ejecutivo del instituto Libertad y Paz.

“No sabemos muy bien lo que ellos consideran como gasto militar. En ese tipo de cosas los datos estadisticos hay que mirarlos discriminadamente, porque dice simplemente gasto militar como procentaje del PIB. Estados Unidos concibe el gasto militar de una manera muy diferente a Colombia, por ejemplo. Todo el rubro de salarios, prestaciones y todos los factores de seguridad social están incluidos en el presupuestos de defensa. Digamos, eso no es gasto en estricto sentido en que el país invierte en terminos de seguridad y defensa”, dijo.

El experto añadió que Estados Unidos no asigna estos presupuestos en el mismo rubro, son partidas que van a otras estamentos, caso contrario al colombiano que las asignaciones de la Policía si lo incluye ahí. Señala que si en Colombia se compra un helicoptero para la Policía se incluye como gasto militar y son dos cosas distintas, porque una cosa es el gasto que hacen las ciudades y otra es el gasto de la Nación

“Sectores politicos de la izquierda aseguran que Colombia es uno de los paises que mayor gasta en defensa pero cuando una mira efectivamente en terminos de compras militares, inversión en ciencia y tecnologia, convenios de transferencia tecnoligica qué es lo que se está invirtiendo en seguridad y defensa y lo compara con otros países, nada más en el tema del rubro de policía y fuerzas militares que es distinto ahí ya hay una fuerza abismal”, concluyó.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento