Exfiscal anticorrupción colombiano evalúa pedir asilo en EEUU

Así lo aseguró su defensa una vez sea pagada la condena de 48 meses en ese país.

161
El exfiscal fue capturado el pasado 27 de junio de 2017 y extraditado el 17 de mayo de 2018. (Twitter)

El exfiscal anticorrupción Gustavo Moreno, luego de pagar la pena impuesta de cuatro años en Estados Unidos por el delito de soborno y lavado de activos, podría pedir asilo en ese país, así lo aseguró su abogado David Weinstein.

“El está siendo castigado solo por la conducta que ocurrió en los Estados Unidos, que fue aceptar USD $ 7 mil. No está siendo castigado por la conducta que ocurrió en Colombia”, dijo su abogado defensor en diálogo con la cadena radial La FM.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Agregó que debido a las colaboraciones con la justicia colombiana y las supuestas amenazas que recibió estando en la cárcel La Picota, en Bogotá, puede otorgarse el asilo.

Sin embargo, advirtió que en definitiva la decisión de otorgar el asilo depende de la corte de inmigración en los Estados Unidos.

Moreno fue capturado el pasado 27 de junio de 2017 y extraditado el 17 de mayo de 2018 deberá pagar 48 meses de prisión en Estados Unidos por estar involucrado en el escándalo judicial denominado ‘Cartel de la Toga’, que se basó en la compra de fallos judiciales a miembros de la Corte Suprema de Justicia y Fiscalía General de la Nación.

Durante el juicio el exfiscal se declaró culpable de haber pedido la suma de USD $10.000 al exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons, en territorio estadounidense a cambio de entregar información reservada de un expediente que investigaba la justicia colombiana por actos de corrupción y detrimento de público cuando fungió como alcalde entre 2011 y 2015 en el departamento de Córdoba.

Según denunció Lyons condenado a 5 años y tres meses de prisión, Moreno le había exigido el pago de USD $ 124.000 (400 millones COP) y una adición de USD $ 30.000 antes de salir de territorio norteamericano a cambio de que «inundara a sus fiscales con trabajo para que no fueran capaces de centrarse en la investigación penal que se adelantaba contra el cooperante (Lyons)».

La Fiscalía en Colombia reveló, en su momento, que la captura fue llevada a cabo con apoyo de Estados Unidos, tras seguir los pasos irregulares del fiscal Moreno.

La Corte Suprema de Justicia en Colombia condenó al exfiscal el pasado 9 de marzo de 2018 a cuatro años, 10 meses y 15 días de prisión. De estos 48 meses, le fueron descontados 19 meses que pagó de cárcel en el país. Es decir, de pena privativa de la libertad le restan dos años y cuatro meses en Estados Unidos.

La reducción de la condena se logró gracias a un acuerdo de cooperación con la justicia de ese país, por el cual se comprometió a declarar en contra de 26 personas, teniendo en cuenta las leyes de Estados Unidos en referencia a los top ranking officers que, en Colombia, vendría siendo funcionarios de alto nivel en el servicio público.

De acuerdo con un fallido preacuerdo con la Fiscalía colombiana al inicio del proceso penal, en la lista de presuntos implicados figura exmagistrados, excongresistas y exgobernadores, que estarían involucrados con procesos por corrupción.

¿Cuál era el papel de Moreno en la Fiscalía?

Su función como zar anticorrupción consistía en investigar los casos en los que estaban implicados funcionarios públicos. Su última investigación fue la que dio la captura de cuatro funcionarios vinculados a la gobernación de Alan Jara, exdirector de Unidad de víctimas e investigado por corrupción.

El Fiscal General Nestor Humberto Martínez fue quien informó el caso y aseguró que “con indignación y profundo dolor institucional” ponía en conocimiento público su captura.

Cabe aclarar que el mismo Martínez fue quien lo designó como zar anticorrupción.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento