El atentado a la Escuela de Policía y la mutación del conflicto colombiano

Los analistas señalan que es atípico que un ataque terrorista de tipología suicida se presente en el país.

342
Minutos antes había terminado la ceremonia de ascenso de brigadieres generales de la Policía, por lo que no se descarta que el ataque hubiera estado dirgido a los máximos oficiales de la institución. (Twitter)

En horas de la mañana se presentó un atentado terrorista con carro bomba en la Escuela de Cadetes de Policía General Santander, al sur de la ciudad de Bogotá (Colombia), que dejó por saldo al menos ocho muertos y más de 40 heridos, según lo confirmado hasta el momento por las autoridades.

Según las versiones preliminares de la Policía, un hombre se acercó hasta la portería de la Escuela y cuando fue detenido por los controles de seguridad «aceleró el vehículo y lo estrelló contra una pared». Tras la colisión y la posterior explosión el conductor falleció.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Al respecto, el internacionalista César Niño sostuvo que el atentado representa “los tiempos de incertidumbre y metamorfosis de la seguridad. Hace unos años se sabía quiénes eran los autores de los atentados y la seguridad se definía con base en eso, hoy crece la entropía de la inseguridad”.

Minutos antes había terminado la ceremonia de ascenso de brigadieres generales de la Policía, por lo que no se descarta que el ataque hubiera estado dirigido a los máximos oficiales de la institución.

Las autoridades investigan si los explosivos detonaron por el impacto, o si fueron activados a través de un teléfono celular. La Fiscalía y la Sijín anunciaron que asumirán la investigación del acto terrorista.

Tras la fuerte detonación, las autoridades cerraron la autopista Sur y movilizaron un fuerte operativo. El Ministerio de Defensa, al revelar el saldo del atentado, condenó los hechos y anunció acciones contundentes en contra de los responsables. Ante la posibilidad de otros atentados similares, la autoridad castrense ordenó a sus efectivos el acuartelamiento de primer grado.

Asimismo, el presidente Iván Duque manifestó a través de su cuenta en Twitter que cancelaba las actividades políticas que adelantaba en Quibdó (Chocó) y anunció su regreso a la capital colombiana para ponerse al frente de la situación.

Cabe anotar que actualmente Colombia está viviendo una mutación del conflicto armado interno luego de la firma de la paz con la guerrilla de las FARC. El crecimiento de disidencias de esta guerrilla, la presencia del ELN, tanto en Colombia como en Venezuela, grupos de crimen organizado de origen paramilitar y las tensiones diplomáticas y militares con el vecino país hace que las hipótesis del caso, hasta ahora, sean de difícil imputación.

Mientras tanto, los analistas señalan que es atípico que un ataque terrorista de tipología suicida se presente en el país. Por ahora, ningún grupo irregular se ha adjudicado el atentado.

El poder del periodismo. La importancia de la verdad.

¡Su contribución lo hace todo posible!

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento