Carro bomba en Bogotá acabó negociación de paz con ELN

El Gobierno de Iván Duque manifestó que este atentado confirma que la guerrilla del ELN no tiene voluntad de paz.

1.208
La Fiscalía pudo establecer que el autor material del ataque terrorista fue el explosivista del ELN, José Aldemar Rojas Rodríguez, alias Mocho Kiko. (Fotomontaje PanAm Post)

Luego del atentado terrorista con carro bomba en la Escuela de Cadetes de Policía General Santander en Bogotá, que dejó un saldo de 21 muertos y 68 heridos, la Fiscalía pudo establecer que la guerrilla del ELN estaría detrás del ataque.

Por esta razón, el Gobierno de Iván Duque, a través del Alto Comisionado Para la Paz, Miguel Ceballos, manifestó que este atentado confirma que el ELN no tiene voluntad de paz. Por ello, la Fiscalía imputará responsabilidad a título de autoría de los atentados a los miembros del Comando Central (Coce)y a alias Gabino (máximo líder del ELN), anunció Néstor Humberto Martínez, fiscal general de la nación.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Además, Ceballo explicó que no habrá ningún espacio de diálogo con el ELN hasta que no entregue a todos los secuestrados y renuncie completamente a sus actividades criminales.

¿Quién es el hombre que cometió el ataque terrorista?

La Fiscalía pudo establecer que el autor material del ataque terrorista al sur de la capital colombiana fue José Aldemar Rojas Rodríguez, alias Mocho Kiko, nacido en el municipio de Puerto Boyacá, y quien fue explosivista del ELN entre el año 2008 y 2010. Durante su participación en el conflicto armado perdió su mano derecha y de allí el apelativo de mocho.

Llevaba más de 25 años como miliciano del ELN, comandó algunos frentes como el Domingo Laín Sáenz, y posteriormente, en 2003, se convirtió en cabecilla explosivista del Frente Adonay Ardila.

Alias Mocho Kiko ingresó a la Escuela de Policía General Santander en horas de la mañana con el ánimo de lograr la explosión del vehículo marca Nissan Patrol del año 1993, de placas LAF565. Según el ente acusador, Rojas aprovecho la apertura de la puerta trasera de la Escuela de Cadetes para ingresar a toda velocidad a la institución. En ella avanzó unos cientos de metros, se detuvo un momento y retrocedió hasta que la camioneta quedó frente a uno de los dormitorios de los cadetes, donde el vehículo estalló. El recorrido habría durado al menos un minuto. Al mismo tiempo, se desmintió la presencia y posterior muerte de perros antiexplosivos.

“No hubo ningún canino de explosivos, el vehículo aprovechó la apertura de una puerta alterna de la Escuela General Santander por la que ingresan camiones o carros de carga”.

Por otro lado, frente a la hipótesis de un posible suicidio por parte del terrorista, el ministro de Defensa, Guillermo Botero, afirmó que hasta el momento “No existen indicios para indicar que se trató de un atentado suicida. Hasta el momento solo se sabe que el artefacto era activado a través de un dispositivo tecnológico”.

Un primer reporte indica que el vehículo estaba cargado con 80 kilos de pentolita, y según el último reporte ante las autoridades de transito, el pasado 27 de julio de 2018 en la ciudad de Arauca realizó la revisión tecnomecánica.

Asimismo, la investigación pudo determinar la ruta que tomó el vehículo, “tenemos videos para ver el trazo de su movimiento por la ciudad”, dijo el fiscal Martínez.

Tras revisar las cámaras de seguridad, se pudo establecer que un segundo hombre se bajó del vehículo antes de que este ingresara a la fuerza a la Escuela de Cadetes.

La primera captura

La Fiscalía informó que gracias a información técnica y a la interceptación de unos audios se pudo advertir que el señor Ricardo Andrés Carvajal Salgar, por medio telefónico, reconoce su coparticipación en grado de autor en el acto terrorista.

Carvajal tendría unos 39 años y sería uno de los principales sospechosos del atentado terrorista. El operativo de captura se llevó a cabo con la Sijín de la Policía hacia las 10:00 p. m. (hora local) de ayer, en el barrio Los Lanches, en el centro-oriente de la capital colombiana. El hombre fue trasladado a los juzgados de Paloquemao para adelantar las respectivas diligencias judiciales.

«En el allanamiento incautamos el celular, un manual del combatiente, uniformes, overoles y el día de hoy la Fiscalía le imputará los delitos de homicidio agravado y terrorismo. Será presentado ante juez de garantías en la ciudad de Bogotá», indicó Martínez.

Tres días de duelo

El presidente Duque manifestó que en honor a las víctimas del atentado se decretaron tres días de duelo. Del mismo modo, se hizo la bandera a media asta.

“Este es un ataque en un centro académico donde había jóvenes y estudiantes desarmados. Es un ataque no solo contra la juventud, ni contra la Fuerza Pública, ni contra la policía. Es un ataque contra la sociedad”, aseveró el mandatario.

Por su parte, la Alcaldía de Bogotá convocó para este viernes a las 3:00 p. m. una concentración en la Plaza de Bolívar, en el centro de la capital, para rechazar el atentado terrorista de este jueves. Invitan a los ciudadanos a llevar pañuelos blancos para pedir que cese el accionar de los violentos.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento