Disidente de FARC abatido era auspiciado por dictadura venezolana: Duque

Según el mandatario colombiano Cadete era un objetivo de alto valor militar y que representaba una amenaza para la seguridad nacional.

491
Durante su época como militante guerrillero fue jefe de los frentes José Antonio Páez, Hernando González Acosta, Joaquín Ballén e Isaías Pardo Leal, grupos que operaban en el sur de Colombia. (Twitter)

Luego de ser abatido Mesías Salgado Aragón, alias “Rodrigo Cadete”, el presidente Iván Duque señaló que este líder disidente de las FARC se refugiaba en Venezuela y que tenía como objetivo expandir las actividades criminales en el departamento del Meta, Guaviare, Caquetá y Putumayo en Colombia.

Según el mandatario colombiano, “Cadete” era un objetivo de alto valor militar y que representaba una amenaza para la seguridad nacional, pues se nutría de sectores afines a la dictadura venezolana.

“Este resultado es vital para la seguridad nacional porque alias ‘Rodrigo Cadete’, desde hace más de un año venía creando estructuras que se estaban nutriendo además del auspicio de algunos sectores cercanos a la dictadura de Venezuela”, señaló.

En este sentido, el presidente (e) de Venezuela Juan Guaidó confirmó que el guerrillero tenía presencia en ese país con el beneplácito de las autoridades.

Alias “Cadete”, quien fue seguido por un equipo de inteligencia de las fuerzas militares desde la frontera hasta su refugio en la región de Caquetá, tenía como propósito adelantar y expandir el control territorial y el manejo de fuentes de renta ilícita.

“Van 26 bandidos neutralizados, 15 muertos durante el desarrollo de la operación, 7 capturados y 4 menores recuperados. Además, documentos que nos van a servir para entender cuáles son las proyecciones de estos grupos y poder articular mucho mejor nuestra estrategia y nuestras operaciones”, aseguró el general Luis Fernando Navarro, comandante general de las Fuerzas Militares.

Luego de la operación, las Fuerzas Militares buscan a alias “Cachorro”, lugarteniente de “Cadete” y quien habría escapado y salvado de la acción militar.

Presión militar contra disidencias de FARC

A pesar que las disidencias de las FARC no cuentan con un mando jerárquico ni un secretariado, se ha conocido la intención de estas organizaciones de unificarse y ser más poderosos.

El certero golpe contra Cadete en Caquetá haría que otros líderes de las disidencias como Néstor Gregorio Vera Fernández, alias “Iván Mordisco”, y Miguel Botache Santillana, alias “Gentil Duarte” se estén reacomodando de nuevo en los territorios para evitar la escalada militar y asegurar el control de corredores estratégicos, laboratorios de producción de cocaína y rutas fluviales y terrestres para su comercialización.

Este hombre estuvo 39 años, de sus 52, vinculado a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, y luego enfiló el grueso de disidentes de esa guerrilla que no se acogieron al acuerdo de paz firmado con el Gobierno de Juan Manuel Santos en noviembre de 2016.

“Cadete” se había acogido al acuerdo, pero un año después desertó. Se refugió en la espesa selva abandonando el esquema de seguridad otorgado por la Unidad Nacional de Protección (UNP) que lo acompañaba.

Durante su época como militante guerrillero fue jefe de los frentes José Antonio Páez, Hernando González Acosta, Joaquín Ballén e Isaías Pardo Leal, grupos que operaban en el sur de Colombia.

Comentarios