Coronell, crítico de expresidente Uribe, niega relación con capo colombiano

“Si Daniel Coronell niega que conocía en los 90 a Pastor Perafán Home, es querer tapar el Sol con un dedo”, declaró Castaño Valencia, hombre de confianza del capo colombiano.

511
Diferentes investigaciones han señalado que a raíz de una transformación estructural que tuvo la empresa NTC se filtraron dineros provenientes del narcotráfico. (Fotomontaje PanAm Post)

El periodista Gustavo Rugeles, director del portal El Expediente, volvió a incriminar al periodista Daniel Coronell, a raíz de la declaración de un hombre de confianza del extraditado narcotraficante Justo Pastor Perafán, que habría sido autenticada ante una notaría en la ciudad de Bogotá.

Según Rugeles, en un documento publicado en su cuenta en Twitter, Germán Castaño Valencia, hombre de confianza de Perafán, rindió una declaración juramentada ante el notario 29 de Bogotá, en la que afirma que Coronell “no puede tapar el sol con un dedo”. Esta declaración está relacionada con los supuestos nexos que el periodista habría establecido cuando, según Castaño, fungió como lobista del capo del narcotráfico, preso actualmente en EE. UU.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

El documento pretende desmentir lo dicho por el periodista Coronell a la Revista Soho en noviembre de 2018, en donde el periodista reconoce haber hablado con Perafán una sola vez, asegurando que no pudo evitarlo. Según su versión, Édgar Perea, fallecido comentarista deportivo,  lo llamó y le dijo que el periodista Juan Guillermo Ríos se encontraba a su lado y quería comunicarse con él. Ríos, a quien había conocido cuando inició su carrera en televisión, le manifestó que Pastor Perafán quería saludarlo y se lo pasó sin darle la oportunidad de decir que no.

“Si Daniel Coronell niega que conocía en los 90 a Pastor Perafán Home, es querer tapar el sol con un dedo”, declaró Castaño Valencia.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Según Coronell, sus detractores buscan intimidarlo a través de Justo Pastor Perafán, el narcotraficante colombiano condenado a 30 años de prisión en Estados Unidos.

“Señor Coronell, ¿cómo está?, quería darle un saludo cordial y decirle que yo nunca he tenido problemas con usted”, fue lo que le habría dicho.

Los polémicos nexos de NTC

Las acusaciones de la relación del periodista Coronell con el capo del narcotráfico se remontan a la constitución de la programadora de televisión NTC, que vio la luz en 1977 y que buscaba ser un medio informativo independiente.

Diferentes investigaciones han señalado que a raíz de una transformación estructural que tuvo la empresa se filtraron dineros provenientes del narcotráfico. Para esa época llegó Coronell como accionista, además de otros periodistas. Y habrían llegado también capitales de Justo Pastor Perafán y del empresario deportivo César Hernando Villegas, protagonista clave del escándalo del proceso 8 000 durante el Gobierno Samper, condenado por el delito de enriquecimiento ilícito de particulares y asesinado en Bogotá el 4 de marzo de 2002.

Al respecto, Coronell ha señalado que cuando se asoció con los hermanos Cañon en NTC, no sabía que estos tenían nexos con el capo Perafán y que para dicho momento no tenía problemas con la justicia.

Marco Antonio Cañón fue gerente de la empresa Imagen y Sonido, incautada por la Dirección de Estupefacientes por ser del capo Perafán. Y que, según Coronell, la participación de los hermanos Cañón en NTC era prestar unos equipos en una productora.

“Allí editaba todo el mundo… a la vuelta de unos años se viene a saber que esa empresa es de Perafán, al que nunca conocí , dijo Coronell en una nota de El Tiempo en 2002.

De acuerdo con una serie de preguntas formuladas por Rugeles desde El Expediente en octubre de 2018, Coronell tuvo una maratónica carrera profesional que comenzó con la salida al aire de Noticias RCN y luego pasó velozmente de presentador a convertirse en un próspero empresario de la televisión con un vertiginoso ascenso económico que “hasta hoy muy pocos se explican”.

Fuente: El Expediente

Estas son algunas de las preguntas que a la fecha no han sido respondidas por el periodista colombiano radicado en Estados Unidos.

Ante las acusaciones, Coronell respondió en su cuenta de Twitter que él nunca conoció a Perafán, ni tampoco a Germán Castaño Valencia y que tampoco estuvo en el Hotel Chinauta Resort, propiedad incautada por las autoridades y cuyos accionistas eran David Cañón y Perafán.

“Daniel, evítese insultos e intentos de descalificación que le restan señorío y responda mas bien por los hechos: tenemos también el vídeo del socio de Perafán hablando sobre ese pasado y presente oscuro sobre el que ha edificado su carrera y negocios. Así como cuestiona responda”, le respondió de nuevo Rugeles.

“Alvaro Uribe quiere silenciarme»

En su columna habitual en la revista Semana, el periodista publicó un texto titulado ¿Por qué quieren silenciarme? En este señala que el expresidente Álvaro Uribe desde hace unos nueve meses “inició” un plan para acosarlo judicialmente en Estados Unidos.

“¿Por qué lo están activando solo ahora? Quizás porque la Corte Suprema de Justicia definirá en las próximas semanas la fecha de la indagatoria al senador Uribe y al representante Álvaro Hernán Prada por los presuntos delitos de manipulación de testigos, soborno y fraude procesal”, indicó el columnista.

Cabe recordar que Coronell ha sido uno de los principales detractores de Uribe, a tal punto de trasladar las acusaciones a los estrados judiciales. Según Diego Cadena, abogado del exmandatario, Coronell se ha sentido con la autoridad para hacer las veces de «fiscal, juez y verdugo« del expresidente.

«Desde principios del 2018 ese señor se ha dedicado a escribir sus columnas llenas de odio y tergiversaciones a la verdad, aparentemente con el fin de destruir mi honra y así hacer daño al expresidente”, dijo Cadena a BLU Radio.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento