Colombia: 17 años de la masacre de Bojayá a manos de las FARC

Críticos de la justicia transicional aseguran que ataques terroristas, como el perpetrado en Bojayá en 2002 por las FARC y que ocasionó la muerte de 79 personas, quedará en la impunidad

448
Si bien las FARC reconoció su autoría y pidió perdón, en muchas víctimas sigue el recuerdo de ese 2 de mayo de 2002, cuando el cilindro-bomba en horas de la mañana perforó el techo de la iglesia San Pablo Apóstol en Bojayá. (Twitter)

Este 2 de mayo se cumplen 17 años de una de las peores masacres que ocurrieron en el marco del conflicto armado y que sacudió al país. El ataque terrorista perpetrado por la guerrilla de las FARC en el municipio de Bojayá departamento del Chocó, ocasionó la muerte de 79 personas, 100 heridos y el desplazamiento de casi 6.000 civiles.

Mientras los ciudadanos se refugiaban temerosamente del fuego cruzado que duró dos días entre las FARC y paramilitares de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (Accu), esa guerrilla lanzó un cilindro bomba sobre la iglesia del pueblo donde se refugiaba un centenar de personas provocando uno de los más repudiables ataques terroristas que presenció Colombia.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

El macabro escenario aún pervive en la mente de muchos pobladores de Bojayá que, hoy 2 de mayo de 2019, salieron a las calles a conmemorar la muerte de sus seres queridos y allegados. El ataque terrorista afectó directamente a menores de edad y adultos mayores, quienes sumaron la mayor parte de muertos.

“Sabemos que estas palabras, como lo hemos manifestado en varias ocasiones, no repara lo irreparable, ni devuelve a ninguna de las personas que perecieron y tampoco borra el sufrimiento causado, sufrimiento que se refleja en el rostro de todos y todas ustedes por quienes ojalá algún día seamos perdonados”, dijo el exfarc Pastor Alape en el marco de conmemoración del ataque en el lugar de los hechos en 2015.

Si bien las FARC reconoció su autoría y pidieron perdón, en muchas víctimas sigue el recuerdo de ese 2 de mayo de 2002, cuando el cilindro-bomba en horas de la mañana perforó el techo de la iglesia San Pablo Apóstol en Bojayá. Y a pesar de haberse firmado el proceso de paz con esa guerrilla, esa región sigue amenazada ahora por la presencia del ELN, escalamiento de homicidios, intimidaciones y reclutamiento forzado.

En su momento, la justicia condenó al Estado por no garantizar la protección de la población, que aún espera más acciones de reparación. Fueron ocho alertas tempranas las que advirtieron la inminencia de un ataque sobre el centro poblado de Bellavista. Por ese entonces, terminaba la presidencia de Andrés Pastrana.

Por su parte, funcionarios de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) acompañaron en la usual procesión de los pobladores que conmemora a las víctimas del atroz hecho.

Precisamente, una de las principales críticas ocurre en sede de la justicia transicional. Parte de la oposición no está de acuerdo con las penas alternativas establecidas a los comandantes de las FARC, aseguran que este tipo de ataques y violaciones al Derecho Internacional Humanitario quedarán en la impunidad.

La Gobernación de Bojayá, a través de su cuenta en Twitter, compartió un mensaje en conmemoración y pidieron que este tipo de ataques no se repitan más. Esta población, en su mayoría afrocolombiana, mestiza e indígena, le sigue apostando a a la reconciliación y a la paz, a pesar de la presencia de grupos ilegales y la violencia homicida.

El poder del periodismo. La importancia de la verdad.

¡Su contribución lo hace todo posible!

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento