Colombia: Exmagistrado Bustos sería el “cerebro de una organización criminal”

Las investigaciones en su contra señalan que sería el cerebro del mayor escándalo de corrupción judicial en Colombia

830
El escándalo del cartel de la toga estalló en junio de 2017, con la captura del jefe Anticorrupción de la Fiscalía Luis Gustavo Moreno. (Twitter)

De acuerdo con las investigaciones que se adelantan contra el exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia, Leónidas Bustos, todo indica que sería el cerebro del escándalo de corrupción denominado «Cártel de la Toga».

Por este motivo, el director de la Corporación Excelencia en la Justicia (CDJ), Hernando Herrera Mercado, solicitó al Gobierno iniciar de inmediato los trámites de extradición del expresidente de la Corte Suprema de Justicia. Aunque el exmagistrado no está vinculado directamente en el proceso, sus denunciantes aseguran que sí existen indicios y pruebas documentales suficientes para pedir que sea llamado a juicio. Por esta razón, mantuvieron las acusaciones que hizo la fiscalía el año pasado por los delitos de cohecho, concierto para delinquir y tráfico de influencias.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Así lo consideró el investigador y representante a la Cámara por Centro Democrático, Edward Rodriguez, al señalar que dentro del proceso hay un abanico de pruebas aportadas que van desde declaraciones, soportes de transacciones, compras y reuniones que se podrían considerar como “sospechosas”.

“Las declaraciones por separado de estos testigos dan información muy importante que vinculan al doctor Bustos con los actos de corrupción, pero si se analizan en conjunto dan claridad de todo el entramado de acciones desplegadas por el grupo delincuencial”, advirtió el representante en su escrito de acusación ante la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes.

Según Rodríguez, el exmagistrado Bustos, de quien ahora no se sabe su paradero, sería el “cerebro de una organización criminal” dedicada a recibir sobornos de funcionarios públicos y particulares a cambio de fallar decisiones judiciales a su favor.

El escándalo del cartel de la toga se conoció en junio de 2017, con la captura del jefe Anticorrupción de la Fiscalía Gustavo Moreno.

Los vínculos entre Bustos y Moreno

Las razones para pensar que el exmagistrado Bustos coordinaba el Cártel de la toga surgen de las declaraciones del entonces exfiscal anticorrupción Gustavo Moreno. Esta organización de corrupción a nivel judicial operaba mediante sobornos para así fallar a favor de políticos investigados con casos en la sala penal de la Corte Suprema de Justicia.

Tras ser capturado, siendo el primer funcionario tras las rejas por el caso del Cártel de la Toga en el país, Moreno se convirtió en pieza clave para destrabar la investigación y determinar los nexos entre diferentes magistrados y altos funcionarios del Estado, entre ellos los magistrados Gustavo Malo, Francisco Ricaurte, y recientemente el magistrado Eyder Patiño, presidente de la Sala Penal de la Corte Suprema(quien hace poco fue despojado de su visa estadounidense) y Eduardo Montealegre, (exfiscal general).

¿Cómo se daban los sobornos?

Moreno ha explicado que el producto de los sobornos no siempre era entregado en dinero sino que también en algunas ocasiones se realizaban compras. En algún momento, Bustos le pidió a Moreno un lujoso reloj, que de acuerdo con su declaración bajo juramento, se le compró en una exclusiva tienda Cartier del centro comercial Andino en la ciudad de Bogotá.

El exfiscal manifestó que al momento de comprar el lujoso reloj dio los datos de un familiar suyo identificado como Ricardo Beltrán Rivera para eludir el rastreo de las autoridades. Precisamente, las autoridades del CTI de la Fiscalía descubrieron que la factura con registro CT-8091 del 29 de diciembre de 2012, correspondía a la compra de un reloj Cartier avaluado en COL $42 millones de pesos. Otra de las pruebas fue lo dicho por uno de los vendedores de la joyeria que comentó que Moreno era un cliente recurrente en dicho establecimiento y que alguna vez lo visitó acompañado de un hombre “calvo y gordo”, quien sería el exmagistrado José Leonidas Bustos.

“Digamos que las relaciones con la Corte y con los magistrados eran lo que propiciaba que a través del doctor Francisco Ricaurte se pudieran obtener ciertos poderes”, dijo el exfiscal ante la Corte Suprema en septiembre de 2017.

Dentro de las pruebas que vinculan a Moreno con Bustos están las visitas que realizó varias veces a altas horas noche en su residencia. En esas visitas, Moreno le habría entregado a Bustos la suma de COL $200 millones de pesos en efectivo con el fin de que se dilatara el trámite del proceso en su contra por parapolítica y se emitiera decisión de archivo.

De igual modo, testigos como Gerardo Torres, exmiembro de la Unidad de Trabajo Legislativo de Germán Varón y la exembajadora Ángela Benedetti, coincidieron en sus declaraciones al afirmar que los dos hombres habrían viajado juntos a Panamá. Y el hermano del exmagistrado, Luis Bustos, confirmó otro encuentro de ambos en la ciudad de Miami.

Para el representante Edward Rodriguez, Bustos y Moreno manejaron el dinero de los sobornos a través de la adquisición de bienes de lujo que ponían a nombre de terceros. La acusación, que fue radicada  ante la secretaría de la Cámara de Representantes, deberá ser votada en plenaria por todos los parlamentarios, para que posteriormente pase al Senado. De ser aprobado el documento, pasará a la Sala Penal de la Corte Suprema y allí Bustos sea llamado a juicio. Actualmente, el exmagistrado Bustos se encuentra en Canadá desde noviembre de 2018 cuando el proceso en su contra no daba muchas luces.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento