Justicia ordena libertad de líder guerrillero al considerarlo congresista

Sin embargo, la Procuraduría General de la Nación le solicitó a la Corte Suprema ordenar la captura de Santrich “para ser escuchado en indagatoria por los presuntos delitos de concierto para delinquir con fines de narcotráfico"

 

Cabe destacar que esta decisión fue tomada conforme con lo señalado por el Consejo de Estado, que falló a favor del líder guerrillero que mantuvo su curul en el Congreso. (Twitter)

Según la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia de Colombia, el líder guerrillero Jesús Santrich mantiene el estatus de “aforado», a pesar de que no se ha posesionado. En este sentido, la investigación penal en su contra por narcotráfico, seguirá en manos de la Corte Suprema de Justicia y no de un juez ordinario.

“El fuero no es un privilegio personal sino busca el amparo de la investidura. Si, en el presente caso, el Consejo Nacional Electoral reconoció el nombramiento de Seuxis Paucias Hernández Solarte como congresista, se desconocería la dignidad del cargo que la persona conlleva al permitir que autoridades diferentes a la Corte Suprema de Justicia puedan investigarlo, juzgarlo o afectarlo con medidas restrictivas de la libertad, sin importar que las conductas que se le atribuyan no tengan relación alguna con las funciones”, se lee en el comunicado emitido por la Sala Penal.

Sin embargo, la Procuraduría General de la Nación le solicitó a la Corte Suprema ordenar su captura “para ser escuchado en indagatoria por los presuntos delitos de concierto para delinquir con fines de narcotráfico y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes agravado”.

¿Por qué se ordenó la libertad de Santrich?

Esta decisión se dio como respuesta a la recusación presentada por los abogados de Santrich, quienes argumentan que el líder guerrillero no podía ser juzgado por un juez de conocimiento. La decisión fue adoptada por unanimidad por los seis magistrados que componen la Sala Penal.

Cabe destacar que esta decisión fue tomada conforme a lo señalado por el Consejo de Estado que falló a favor del líder guerrillero, manteniendo su curul en el Congreso al asegurar que Santrich no ha podido tomar posesión del cargo, no por su voluntad, sino por estar preso.

Estas dos decisiones cambian la jurisprudencia que se venía manejando sobre el fuero de los congresistas. Lo habitual y señalado por el alto tribunal es que si la persona no se había posesionado no tenía fuero. Ahora, señalan que la investidura inicia cuando la autoridad competente, en este caso Consejo Nacional Electoral (CNE), le reconoce al congresista tal condición.

Sin embargo, el presidente del CNE, Heriberto Sanabria, ha señalado que Santrich no tiene fuero de congresista. «Si bien se le otorgó una curul al interior de los acuerdos de La Habana y el CNE expidió la credencial de parlamentario, no puede ser considerado como tal porque no se posesionó de su curul”.

Al mismo tiempo, la Sala Penal, explicó en el comunicado que la Fiscalía no tenía la competencia para mantener a Santrich privado de su libertad. Esto se dio a raíz de una nueva investigación penal en su contra, razón por la que no duró más de cinco minutos en libertad luego de que la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) ordenara su libertad.

“La providencia decide además las consecuencias del reconocimiento de la investidura como congresista, por lo cual resolvió el restablecimiento de la libertad de Hernández Solarte frente a decisiones de funcionarios que no tenían competencia para su aprehensión y legalización”. El alto tribunal concluyó que el líder guerrillero es un “aforado constitucional” y le pide a la Fiscalía traslado de su expediente.

Mientras tanto, miembros del hoy partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), celebraron la decisión de la Corte Suprema emitida sobre el caso Santrich.

Por su parte, el abogado penalista Abelardo de la Espriella, a través de su cuenta de Twitter, envió un parte de tranquilidad asegurando que la competencia asumida por la Corte Suprema de Justicia hará que de nuevo Santrich sea capturado.

Para el senador Carlos Felipe Mejía, del Centro Democrático, lo que pasa en el caso del líder guerrillero es que ahora es un “mafioso aforado”: «Lo que hubo entre Santos y los narcoterroristas Farc no fue un proceso de paz, fue un proceso para delinquir en paz. Son una vergüenza las consecuencias del fraude de Santos al robarse el resultado del plebiscito. !Ahora tenemos un mafioso aforado!”, dijo en su cuenta de Twitter.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento