Denuncian a hombre de FARC que apareció con camiseta de ETA

España a través de su embajador, Pablo Gómez de Olea, rechazó el uso de la camiseta de ETA en la liberación de Santrich

909
Denuncian a hombre de FARC que apareció con camiseta de ETA (Twitter)

Denuncian ante la Procuraduría General al hombre de las FARC que celebró la liberación del líder guerrillero Jesús Santrich con una camiseta de la organización española terrorista ETA (Euskadi Ta Askatasuna).

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

La denuncia fue interpuesta por el Representante a la Cámara, Juan Manuel Daza, del partido Centro Democrático, quien solicita a la institución una sanción disciplinaria a Pedro Luis Navarro Bonolly. A su juicio, la condición de desmovilizado y cuota de las FARC “no le da licencia para estar por encima de la ley”.

El hombre identificado como Pedro Luis Navarro Bonolly, también estuvo envuelto en otra polémica, cuando agredió a un reportero de Noticias RCN , lanzándole agua en el rostro mientras cubría la protesta de simpatizantes de Santrich al exigir su libertad luego de ser recapturado.

“Teniendo en consideración que existen bases razonables para creer que el señor Pedro Luis Navarro Bonolly, se extralimitó en sus funciones al promover grupos armados al margen de la ley, y agredir físicamente a un periodista en su calidad de servidor público”, se lee en el documento.

Navarro Bonolly es desmovilizado de la guerrilla de las FARC y actualmente está vinculado a la Unidad Nacional de Protección (UNP) como auxiliar administrativo tipo I.

Los vínculos entre las FARC y el ETA

La cooperación entre ambas organizaciones terroristas es de vieja data, según la agencia española de noticias RTVE . Desde 1993 se habrían gestado los primeros acercamientos, pese a que hubo contactos previos. Esa primera reunión fue realizada por un miembro de ETA, Jokin Gorostidi Artola, y un miembro de las FARC del cual se desconoce nombre.

Dicho encuentro fue calificado por los miembros de ETA como “muy interesante” y destacaron la “buena” disposición de los guerrilleros colombianos. Un mes después, Gorostidi se reunió de nuevo con miembros de FARC en Cuba para seguir compartiendo experiencias, y seis años más tarde el el comité ejecutivo de ETA expresó su interés de establecer relaciones oficiales con las FARC parar «exportar técnicas y tácticas», para aprender de la «experiencia ajena».

El intercambio consistió en la preparación de guerrilleros colombianos de las FARC en territorio venezolano en los cursos sobre granadas y morteros por parte de ETA. Este tipo de intervenciones fueron reveladas por jueces españoles en distintos documentos, tras la detención de sus miembros.

En agosto de 2007, ETA habría enviado a dos de sus miembros a la selva venezolana a dictar un curso teórico-práctico de 20 días sobre «técnicas avanzadas en el manejo de explosivos C4, de mayor capacidad destructiva y de fácil acceso en Venezuela». Asimismo, fueron instruidos en el uso de dispositivos móvil como mecanismo iniciador de las cargas explosivas.

Además, se descubrió un plan conjunto entre las FARC y ETA para la localización de los objetivos de las FARC y  atentar contra el expresidente colombiano Andrés Pastrana, durante sus visitas a España o en la embajada colombiana en ese país. El también expresidente Álvaro Uribe estaba como objetivo, la exembajadora Noemí Sanín Posada, y el hoy embajador de Colombia ante EE. UU. Francisco Santos.

España calificó el gesto como apología al terrorismo

España a través de su embajador, Pablo Gómez de Olea, rechazó el uso de la camiseta de ETA en la liberación de Santrich y en un comunicado dirigido al presidente del partido FARC repudió el acto.

Señalan que el uso de esa camiseta ofende a las víctimas de la organización terrorista española que dejó un saldo de 864 personas asesinadas, según cifras oficiales.

«Dichas manifestaciones de apoyo a ETA dañan la sensibilidad a todas las víctimas de terrorismo y especialmente de las víctimas vilmente asesinadas y mutiladas por este grupo terrorista», expresó el embajador.

Por otro lado, víctimas de las FARC aseguraron que “no creen que los españoles aguantarían un partido con el nombre de ETA”, pues la antigua guerrilla de las FARC conservó las mismas siglas y ahora como partido político su nombre es Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC).

Cabe destacar que Navarro Bonolly en sus redes sociales tenía una fotografía con el cartel exigiendo la liberación de los etarras presos. Por su parte, el líder las FARC, Rodrigo Londoño alias Timochenko, pidió perdón por el hecho y dijo que esa colectividad no avala en su interior «el uso de tales simbologías».

Vale destacar que la organización española ETA (expresión en euskera que traducida al español es «País Vasco y libertad»),  fue un grupo terrorista fundado en 1958 y que buscaba la independencia del País Vasco hasta 2018, cuando dio por terminada su actividad armada y terrorista.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento