Partido Liberal salpicado por corrupción de Odebrecht en campaña Santos

Presuntamente, Simón Gaviria habría sido el político que medió para entregar el dinero a la campaña de Santos en 2014.

697
El expresidente Gaviria podría mover sus fichas en el Congreso y en las altas cortes para torpedear la investigación contra su hijo, Simón Gaviria. (Fotomontaje PanAm Post)

El Partido Liberal de Colombia, socialdemócrata, según sus estatutos, se ve nuevamente salpicado por un nuevo caso de corrupción. Ya había ocurrido en 1996, cuando se descubrió el ingreso de dineros del narcotráfico, específicamente del Cartel de Cali, a la campaña presidencial de Ernesto Samper. Hecho que fue conocido como el proceso 8 000 y por el cual el Gobierno de EE. UU. decidió cancelarle la visa al expresidente colombiano. Esta vez los dineros ilegales habrían sido proporcionados por la constructora Odebrecht y su destino, según las declaraciones de un testigo, era la campaña de reelección del expresidente Juan Manuel Santos, en 2014.

Según el empresario Andrés Sanmiguel Castaño, representante de Gistic Logistic Soluciones Integrales, la compañía se benefició de un contrato de la Ruta del Sol II, obra de infraestructura en cuyo consorcio participó Odebrecht. De esta manera, se entregaron 3 850 millones de pesos a la campaña Santos Presidente 2014 (casi dos millones de dólares para aquel año). Esos dineros, sostuvo el empresario, fueron entregados a su hombre de confianza, Esteban Moreno, para la Ruta del Sol II y fueron repartidos entre dirigentes del Partido Liberal, incluido Simón Gaviria, que para ese año era el director del partido.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Gaviria, al parecer, habría sido el político que medió para entregarle el dinero a la campaña de Santos a través de contratos ficticios. Cabe destacar que Gaviria, hijo del expresidente liberal César Gaviria (1990-1994), luego del triunfo electoral de Santos fue nombrado director del Departamento Nacional de Planeación (DNP).

Sanmiguel detalló que Moreno fue pieza clave y conocía muy bien a Gaviria. Tanto así que Moreno también fue gerente de la campaña al Congreso del 2014 del Partido Liberal, junto a la hoy candidata a la Alcaldía de Bogotá por el Centro Democrático, Ángela Garzón. Y qué sumado a esto, llegó hasta un banco de Bogotá acompañado por 20 escoltas y recogió el dinero que habría ido a parar a la campaña de reelección del expresidente Santos.

«Yo sabía que Esteban era muy amigo de Simón Gaviria, en un congreso en Cartagena mi escarapela se la habían dado a Esteban, entré y estaba sentado con Gaviria”, fue una de las declaraciones de Sanmiguel.

Pese a esto, Sanmiguel cambió su declaración. En un video compartido en redes sociales por la periodista Vicky Dávila, sostuvo que en la entrega del dinero no reconoció a nadie del Partido Liberal.

Pese al cambio de versión, el Partido Liberal podría perder la personería jurídica si el Consejo Nacional Electoral (CNE) establece que este partido sí recibió dinero de Odebrecht que terminaría ayudando en la segunda vuelta presidencial de Santos en 2014.

Las influencias del expresidente Gaviria

Cada vez son mayores las denuncias y declaraciones que implican a la candidatura del expresidente Santos con la recepción de sobornos por parte de Odebrecht, y las cuales han terminado salpicando a altos dirigentes políticos.

De un momento a otro el político liberal Simón Gaviria se convirtió en pieza clave en el caso Odebrecht-Santos, y podría dar luces sobre la presunta financiación de la campaña reeleccionista. Ya se sabe que la constructora brasilera pagó una factura por 400 000 dólares en afiches para la campaña de Santos en 2010, hecho confesado por Roberto Prieto, gerente de la campaña presidencial, procesado por el caso de corrupción.

Sin embargo, el expresidente Gaviria podría torpedear la investigación de la justicia por la presunta relación de su hijo con Odebrecht, pues el poder de Gaviria como jefe del Partido Liberal aún es importante. Y dadas las condiciones en el Congreso, el presidente Iván Duque necesita a la bancada liberal para aprobar las iniciativas legislativas del Gobierno.

Cabe recordar que los liberales se sumaron a la campaña presidencial de Duque, y pese a que se declararon independientes al Gobierno, constituyen un apoyo que por ahora se vuelve necesario en el difícil escenario que enfrenta el Gobierno.

Duque se ha mantenido firme en su política de negociación con el legislativo y cero mermelada. Es decir, nada de transacciones o garantías para los legisladores a cambio de la aprobación de los proyectos.

Al Gobierno no le ha ido muy bien en el Congreso, pues de 13 iniciativas de los 19 proyectos de reforma constitucional y de ley que fueron presentadas y defendidas por la ministra del Interior Nancy Patricia Gutierrez, solo fue posible que aprobaran tres de los siete proyectos del Gobierno. Fueron hundidas seis iniciativas y cuatro siguen vivas.

Un ejemplo de esto fue la posición de los liberales frente a las objeciones a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), que representaron un desgaste para el Gobierno Duque al ser negadas tanto en Cámara de Representantes como en el Senado. El Partido Liberal tenía la intención de no apoyar las objeciones, sin embargo, el expresidente Gaviria movió sus fichas para que finalmente su partido las apoyara. Pese a esto, las objeciones no prosperaron en el Congreso.

Si Duque decide no intervenir a favor de Simón Gaviria, el expresidente podría, como represalia, influenciar a la bancada del Partido Liberal para torpedear las iniciativas del presidente y ayudar a su hijo, dado que Duque necesita a los liberales en el Congreso, pese a que estos se hayan declarado independientes y hayan manifestado tener diferencias con el actual Gobierno.

Además, el expresidente Gaviria podría manipular la investigación contra su hijo empleando a su bancada y a los contactos que tiene en las altas cortes. Entre tanto, se desconoce el paradero de Simón Gaviria, y su cuenta oficial de Twitter no ha sido utilizada desde octubre de 2018.

Uribe y Pastrana a declarar

Los expresidentes Álvaro Uribe y Andrés Pastrana fueron citados a la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes por sus denuncias en el caso Odebrecht. Los expresidentes serán escuchados en la investigación que se adelanta en contra de Santos por la presunta financiación de la campaña de reelección presidencial.

“Vamos a escuchar, bajo la gravedad del juramento, a los expresidentes Andrés Pastrana y Álvaro Uribe Vélez (…) Ellos hicieron llegar una carta en la que hacían alusión a la financiación de campañas políticas”, afirmó Ricardo Ferro, presidente de la Comisión de Investigación y Acusación.

Desde 2017 los expresidentes vienen denunciando el ingreso de dineros ilícitos a la campaña de Santos. Precisamente, ese año enviaron una comunicación pidiendo a diferentes autoridades, entre ellas el Consejo Nacional Electoral, investigar si se habían realizado “pagos” para saldar cuentas pendientes de dicha campaña presidencial, mediante la firma RGQ Logistic.

Asimismo, Pastrana, ha solicitado al Congreso de la República abrir un juicio por indignidad en contra del expresidente Juan Manuel Santos.

El poder del periodismo. La importancia de la verdad.

¡Su contribución lo hace todo posible!

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento