A plebiscito Santos-FARC también entraron sobornos de Odebrecht

Según los testimonios de los implicados en la campaña, los sobornos también entraron a la publicidad del proceso Santos-FARC

2.408
El expresidente Juan Manuel Santos luego de ganar la segunda vuelta a la presidencia de Colombia en 2014. (Flickr)

Las pruebas que se han venido conociendo y los actores que participaron en el entramado de corrupción para salvaguardar el segundo mandato del expresidente Juan Manuel Santos en 2014 también coinciden en algo: parte de los sobornos de la multinacional Odebrecht estaban destinados a la publicidad del proceso de negociación entre Santos y la guerrilla de las FARC.

Las primeras declaraciones del político del Partido de la U, Bernardo “Ñoño” Elías, quien fue capturado por sobornos de Odebrecht en el país, sumadas al testimonio del empresario Andrés Sanmiguel Castaño, coinciden en que sí ingresaron dineros de la multinacional a la campaña reelecionista y de paso a la campaña del Sí (Plebiscito por la Paz) promovido por el Gobierno Santos para refrendar los acuerdos con esta guerrilla.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Ñoño Elías también le dijo a la periodista Vicky Dávila que tuvo un contacto con alguien que «fungía como directivo de la campaña» de Santos y que esa persona sabía perfectamente quién era el emisario del dinero antes de que llagara a Colombia. Y añadió en su declaración ante la justicia que hicieron hasta lo imposible para sacar adelante la reelección por las negociaciones Santos-FARC y que en otros países los sobornos llegaron directamente a los presidentes y en Colombia a través de él. A tal punto de manifestar que la paz lo justificaba todo.

Elias aseguró haberle puesto a Santos aproximadamente 310 000 votos en la segunda vuelta junto con el político Musa Besaile también del Partido de la U y condenado por el caso de corrupción en la Corte Suprema de Justicia conocido como el ‘cartel de la toga’.

Cabe recordar que una vez que el uribismo se fue del Partido de la U, Santos quedó como jefe natural de esa colectividad. Por esta razón, el expresidente Santos ha mantenido un bajo perfil y hasta ahora no se conoce su declaración por el ingreso de dineros a la campaña reeleccionista que con el paso del tiempo se hace mucho más evidente.

El Ñoño fue condenado a 6 años y 8 meses de prisión por los delitos de cohecho y tráfico de influencias. Asimismo, es investigado por concierto para delinquir y lavado de activos. La espiral de corrupción ha salpicado a el exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons, al extraditado exfiscal anticorrupción, Gustavo Moreno, e incluso a la poderosa familia Char y al partido Cambio Radical, según explica Dávila.

“Operación destrucción»

Se conocieron más pruebas que involucran al expresidente Santos en sobornos entregados por Odebrecht, la nueva evidencia muestra que se habría gestado una operación de eliminación de pruebas y datos en la contabilidad de su campaña reeleccionista.

La periodista Vicky Dávila publicó en su columna semanal un audio de 2017 en el que la mano derecha del expresidente, Roberto Prieto, exgerente de campaña presidencial, confiesa haber alterado o destruido mediante una operación secreta la contabilidad en la que se podría evidenciar el ingreso ilegal de dinero. Según la periodista, Prieto y Araceli Rojas, entonces auditora interna de la campaña, sostuvieron una conversación para extraer del Palacio de Nariño la información financiera.

«¿Qué pasó en mayo de 2017 con la contabilidad de la reelección de Juan Manuel Santos? ¿La alteraron, y desaparecieron información clave? ¿Hubo una operación destrucción?», se preguntó Dávila en su columna.

En diez días se habría gestado la operación secreta que consistió en sacar las «cajas de la campaña» albergadas en la empresa de seguridad Thomas Greg y que fueron reubicadas en un local en el norte de Bogotá. Sin embargo, dichos pasos fueron seguidos al detalle por la Fiscalía. En este sentido, Prieto había manifestado que el contenido de las cajas no se podía escanear con gente desconocida, por lo que Rojas tenía miedo de que vieran manipulando esas cajas.

“(…) que Dios no lo quiera nos vean entrar y salir de allá, qué va a decir la gente; el auditor, el contador y el tesorero preciso están cambiando la contabilidad. Nosotros no nos podemos prestar a esas cosas. Y en este momento, la verdad, yo no confío en nadie», dijo la entonces auditora en la grabación.

Según la periodista en su columna, para Prieto lo más difícil de la operación para sacar las cajas fue conseguir a la gente, al conocerse una llamada a Juanita Botero, a quien le dice «no puedo escanear eso con gente desconocida, ni por el putas», y le argumenta que él está «salvando la institucionalidad”.

Adicional a esto, en su escrito Dávila explica que presuntamente Rojas admitió que el expresidente Santos le ordenó no asistir a la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes, conforme a las interceptaciones reveladas.

Mientras tanto, la Comisión de Acusación le está pidiendo colaboración a la justicia brasileña para investigar a la campaña Santos. El representante investigador, Ricardo Alfonso Ferro, le solicitó a la Procuraduría de ese país establecer un mecanismo de cooperación directa que le permita a las autoridades de ambas naciones «el esclarecimiento de los hechos y la verdad en este caso».

El poder del periodismo. La importancia de la verdad.

¡Su contribución lo hace todo posible!

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento