¿Es momento de dolarizar la economía colombiana?

La moneda colombiana ha perdido cerca del 12,5 % frente al dólar en los últimos cinco meses.

4.082
La Tasa Representativa del mercado (TRM) en Colombia pasó su máximo histórico al registrar al cierre la jornada de este lunes 5 de agosto. (Twitter)

La subida del dólar este lunes 5 de agosto, en comparación con el peso colombiano, no tiene precedentes. Lo que dicen diferentes expertos es que el comportamiento de la divisa tiene varias explicaciones. La principal razón que exponen es el contexto de guerra comercial entre los dos gigantes económicos: Estados Unidos y China.

La moneda colombiana ha perdido cerca del 12,5 % si se compara con el valor más alto que registró la moneda norteamericana en el país a finales del mes de febrero, teniendo como referencia la Tasa Representativa del Mercado (TRM). Para el 28 de ese mes, el dólar tenía un valor de 3 072 pesos y para el día de hoy registró un valor de 3 459 pesos por dólar.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Este escenario de devaluación solo ha sido superado en la región por el peso argentino, cuya moneda ha perdido cerca del 30 % de su valor en lo que va del 2019.

El fenómeno preocupa al mercado interno y a la capacidad del Gobierno colombiano de fortalecer el peso, especialmente por el encarecimiento de algunos bienes y servicios y el aumento del valor de las deudas.

¿Necesidad de dolarizar?

PanAm Post habló con Jorge Eduardo Castro, miembro fundador del Movimiento Libertario en Colombia, quien aseguró que el nivel de devaluación que está teniendo el peso frente al dólar es una oportunidad para repensar estructuralmente la necesidad de tener una moneda propia.

«Cuando hace diez años en Colombia y en muchos países se vivía una revaluación profunda se planteó la posibilidad de dolarizar e incluso semidolarizar. No es, por lo tanto, un tema de la devaluación o de la revaluación, sino de reconocer que frente a la mayor moneda del planeta el peso distorsiona las relaciones de intercambio de corto y largo plazo”, afirmó Castro.

Aseguró, además, que en la región se está avanzando en una dolarización de facto, al margen de las declaraciones de los funcionarios de los bancos centrales o los protegidos del sector financiero:

La iniciativa que se está estudiando entre Brasil y Argentina para pensar en una moneda común es un llamado grande a revisar el supuesto de las monedas propias. Obviamente por el nivel de nacionalismo que tienen esos países les quedaría imposible pensar en dolarizar, pero a los miembros de la Alianza del Pacifico, y en particular a Colombia, la alternativa es obvia teniendo a Panamá, Ecuador e incluso Venezuela con cierto nivel de dolarización formal o informal.

Castro fue enfático en señalar que cada vez más se profundiza la dolarización en Colombia a través de la internacionalización de la economía. «Les guste o no a los miembros del sector financiero, la gente cada vez más usa el dólar en su cálculo económico diario para evaluar compras o inversiones. Quienes se restringen innecesariamente a sí mismos son los del sector financiero por puro prejuicio cuándo deberían ser los más interesados en que aumenten las transacciones, ahorros y productos transados en dólares desde y en Colombia».

A su juicio, el peso colombiano ha sido castigado más allá de lo merecido, porque las expectativas de Colombia son mucho mejores de lo que refleja ese tipo de nivel de tasa de cambio. Sumado a la devaluación del yuan, las rebajas de tasas de interés de la Reserva Federal (FED) y la presión a que baje el dólar.

«En Colombia, desafortunadamente, el Banco de la República intentó tener un nivel de tasa de cambio objetivo alrededor de los 3 100 COP sintiéndose un poco confiado en la inflación y ahora se le fue un poco de manos. No sería extraño ver subidas de tipo de interés en Colombia mientras sigue la presión por un dólar débil, así que en el cruce de tendencias habría un fortalecimiento, si y solo si las tensiones no siguen escalando, porque eso sacaría de todos los países y sectores dólares de riesgo y los devolverían a refugio, lo que nos tendría en un mundo presionando por ingeniería monetaria expansiva y tensiones geopolíticas intensas, todo indica que el oro empieza a brillar de nuevo. Y bueno, Colombia en eso también dará sorpresas”, puntualizó.

Sin embargo, el economista Jorge Arturo Saza le dijo al PanAm Post que la devaluación del peso colombiano frente al dólar históricamente no está ni en punto bajo ni en punto alto, y que este escenario tampoco es el adecuado para hablar de dolarización.

Fuente: Banco de la República.

«El Índice de Tasa de Cambio Real (ITCR), descontando inflación doméstica y ponderado por inflación de socios comerciales, está en un punto parecido a enero de 2019 o enero de 2016».

Además, sugirió que se vienen dilemas para el Banco de la República, «la inflación está subiendo, hay presión cambiaria y, por último, la economía está en un entorno adverso”.

El poder del periodismo. La importancia de la verdad.

¡Su contribución lo hace todo posible!

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento