Es solo el comienzo: EEUU certifica a Colombia en lucha antidrogas

En el documento, Trump reconoció el trabajo que ha venido realizando el presidente Duque desde que llegó a la Casa de Nariño en agosto de 2018

247
El presidente de Colombia, Iván Duque, y Donald Trump, presidente estadounidense. (Presidencia de Colombia)

El fantasma que tanto agobiaba al Gobierno del presidente Iván Duque finalmente acabó. Estados Unidos certificó a Colombia en la lucha antidrogas.

Al respecto, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, señaló: «Mi administración trabajará con nuestros socios colombianos para alcanzar nuestra meta conjunta de 5 años para reducir el cultivo de coca y la producción de cocaína a la mitad para fines de 2023». El pronunciamiento lo hizo a través de la Determinación presidencial 2019-22, memorando para el secretario de Estado sobre tránsito importante de drogas o principales países productores de drogas ilícitas para el año fiscal 2020.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Trump reconoció el trabajo que el presidente Duque ha venido realizando desde que llegó a la presidencia en agosto de 2018, cuando recibió un país con cerca de 209 000 hectáreas sembradas de cultivos coca. El mensaje del mandatario estadounidense se suma a los esfuerzos, en días pasados, de los legisladores del estado de Florida, Marco Rubio y Rick Scott, al enviar una carta a Trump pidiendo que reconociera los esfuerzos de Colombia en la lucha antinarcóticos.

Desde 2017, la administración Trump venía amenazando con descertificar al país suramericano por no estar «totalmente comprometido» en la lucha contra las drogas. Precisamente, el informe elaborado por la Oficina Nacional para las Políticas sobre el Control de Drogas (ONDCP por su sigla en inglés) venía trazando esta noticia que comprende un giro en el discurso desde Washington. Dicho documento señalaba una reducción en los cultivos y en la producción de coca en el territorio colombiano. Luego de haber pasado de 209 000 hectáreas detectadas en 2017 a 208 000 en 2018, lo que significa una “estabilización” en la producción.

De igual modo, el informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) también informó sobre una reducción en 2018 del 1,2 % en los cultivos de uso ilícito con respecto al 2017.

El mandatario colombiano ha asegurado que su Gobierno está comprometido con los golpes a toda la cadena de suministro de cocaína o de cualquier otro estupefaciente. Por otro lado, Trump mantiene la descertificación de Bolivia y Venezuela, con el argumento de que han “fallado demostrablemente durante los 12 meses anteriores en cumplir con sus obligaciones bajo los acuerdos internacionales antinarcóticos”.

Estados Unidos identificó a 22 países como grandes productores o plataformas para el tráfico de drogas. Entre ellos están Afganistán, Bahamas, Belice, Birmania, Bolivia, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, India, Jamaica, Laos, México, Nicaragua, Pakistán, Panamá, Perú y Venezuela.

Incautan cargamento de cocaína que iba a Centroamérica

Un argumento que se suma a la certificación de Colombia en la lucha contra las drogas es la incautación, por parte de las autoridades colombianas, de una tonelada de droga en los últimos días.

En aguas del departamento de Nariño, fronterizo con Ecuador, detuvieron a dos colombianos y a un ecuatoriano que pretendían trasladar la droga a Centroamérica en una lancha rápida, señaló este viernes la Fuerza Aérea Colombiana (FAC). Esta estructura, dedicada al negocio del narcotráfico que delinquen en el Pacífico nariñense, se movilizaba en una embarcación ilegal Go-fast tipo flipper, en la que llevaba en su interior cerca de una tonelada de clorhidrato de cocaína.

El Comando Aéreo de Combate (CACOM) – 7 señaló que «Al inspeccionar la embarcación, fueron sorprendidos tres sujetos a bordo, dos de ellos de nacionalidad colombiana y un ecuatoriano, que utilizaron un doble fondo para esconder el alucinógeno, avaluado en 30 millones de dólares aproximadamente; también fueron hallados tres motores, equipos de comunicación y navegación, al igual que 32 canecas con capacidad de 18 galones, aparentemente de gasolina».

En la operación de interdicción marítima intervinieron la Armada, la Policía, el Ejército y la FAC. Este golpe se suma a la interdicción de dos toneladas de cocaína en zona rural del municipio de Sardinata, ubicado en la región del Catatumbo, fronteriza con Venezuela.

Retos de Duque en la lucha antidrogas

A pesar de las buenas noticias en materia de reducción de cultivos ilícitos y de la certificación de Colombia en la lucha contra la droga, los retos continúan, pues actualmente el país suramericano es el mayor productor de cocaína en la región, ligado también al posicionamiento de grupos armados ilegales.

Al término del año pasado, en Colombia había 169 000 hectáreas de mata de coca, 2 000 menos que en 2017, cuando el mismo estudio reveló un total de 171 000 hectáreas, según la UNODC.

Duque ha señalado que se debe continuar con la política de Ruta Futuro, que comprende erradicación, sustitución, desarrollo alternativo, pago por servicios ambientales y lucha contra el narcotráfico. Dentro de este paquete el Gobierno colombiano no ha dejado de lado la lucha por introducir de nuevo la aspersión aérea con glifosato.

Mientras tanto, se avanzó en el desarrollo de nuevas estrategias, entre las cuales está la creación del Programa de Erradicación de Cultivos Ilícitos mediante Aspersión Terrestre (PECAT). Un primer piloto de este sistema de aspersión será llevado a cabo en departamento de Córdoba. Región que cuenta con 4 636 hectáreas cultivadas, cifra que representaría una reducción del 3 % en comparación con 2017.

Precisamente Duque se refirió al informe de Washington y el de Naciones Unidas sobre la reducción de los cultivos en el país «sin triunfalismos”, reconociendo el trabajo que queda por hacer: «Lo recibimos dándonos cuenta de que vamos en la dirección correcta y que debemos ser cada vez más fuertes, más rigurosos y más exitosos».

Otra preocupación del Gobierno es la deforestación relativa al cultivo de hoja de coca, minería ilegal y ganadería. Según el ministerio de Ambiente, en el 2018 el 70 % de la deforestación se concentró en la Amazonía, y los departamentos que más perdieron bosque natural en Colombia fueron Caquetá, Guaviare y Meta. La nueva Política de Seguridad para la Legalidad el Emprendimiento y la Equidad incluye a estos territorios y se crea una unidad especial militar para combatir a organizaciones guerrilleras y paramilitares que operan en estas regiones.

El poder del periodismo. La importancia de la verdad.

¡Su contribución lo hace todo posible!

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento