Colombia: ofrecen millonaria recompensa por excongresista que huyó por una ventana

Tras el hecho apartaron de su cargo al General William Ernesto Ruíz, director del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC)

2.925
Merlano iba acompañada por un guardia y un conductor, pero no de los equipos especiales, requeridos para condenados como ella. (Youtube)

En menos de 24 horas la fuga de la excongresista condenada por compra de votos, Aída Merlano, empezó a generar despedidos en el Gobierno del presidente Iván Duque. Tras el hecho apartaron de su cargo al General William Ernesto Ruíz, director del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC) y a Diana Muñoz, quien era la directora de la cárcel de mujeres «El Buen Pastor» donde la excongresista se encontraba recluida.

Aida Merlano, quien fue condenada a una pena de 15 años en la cárcel de mujeres «El Buen Pastor» escapó de las autoridades en una escena de película. Mientras asistía a una cita odontológica en el norte de Bogota, se cambió de ropa en las instalaciones y se lanzó por la ventana mientras fue recogida por un hombre en una motocicleta que llevaba consigo las insignias de la empresa de servicios Rappi.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

La excongresista que cayó aparatosamente agarrada a una cuerda roja, se subió en la moto que la ayudó a fugarse, con destino hasta ahora desconocido.

El General Ruiz llegó en el mes de febrero al cargo directivo de la institución. Tras 33 años de servicio en la Policía, el oficial había ocupado otros cargos como Comandante de la Región de Policía Número tres, integrada por las metropolitanas de las ciudades de Pereira y Manizales, y los departamentos de Caldas, Quindío y Risaralda.

Asimismo, la Procuraduría General suspendió por tres meses de sus cargos a ocho funcionarios de la cárcel “El Buen Pastor” de Bogotá, tras los hechos que rodearon la fuga de la excongresista Merlano. La determinación se hizo como medida cautelar mientras se lleva a cabo la investigación preliminar para establecer responsabilidades por los hechos.

La exsenadora conservadora del Atlántico, fue condenada a 15 años de prisión por su responsabilidad en la compra de votos para las elecciones que se iban a celebrar en marzo de 2017. En la condena se explicó que Merlano para aspirar a la curul de representante a la Cámara concertó con otros implicados en la red de corrupción para la consecución de votos a favor de su campaña.

Momentos previos a su huida

La cámara de vigilancia del consultorio odontologico reveló cómo se orquestó su huida momentos previos. Merlano, llega acompañada de unas personas que se tienen una aparente confianza entre sí, incluso una mujer vestida con camisa de escote, ingresa y le habla al oído a Merlano, quien permanece sentada en una silla. El mismo acto es realizado por un hombre quien de polo y gorra blanca, entra y con toda confianza le da una palmada al odontólogo en la espalda.

Posteriormente, aún estando el odontólogo dentro del consultorio, Merlano se saca la cinta roja que estaría anclada bajo un escritorio y segundos después todos salen y ella queda sola huyendo por la ventana.

Merlano iba acompañada por un guardia y un conductor, pero «no de los equipos especiales, requeridos para condenados como ella”. Cabe destacar que ella fue cambiada de nivel de seguridad al interior del centro carcelario. En Nivel 1 era trasladada por grupos especiales del INPEC, y en Nivel 2 pasó a tener pocos dragoneantes de custodia.

La Policía Nacional investiga la directa participación del ortodoncista que atendió a la hoy prófuga Aida Merlano, durante su escape. Entre tanto, el director del INPEC reconoció violación de protocolos del personal a cargo de la vigilancia de la exsenadora.

Según afirmó el director de la Policía Nacional, general Óscar Atehortúa, el odontólogo Javier Celis tiene directa relación con la huida de Merlano, pues la exsenadora duró cuatro horas en un procedimiento dental que se considera atípico. Tuvo tiempo suficiente para cambiarse de ropa, recibió ayudas como la cuerda para poder salir por una ventana, sumado a la responsabilidad de sus familiares quienes salieron corriendo del lugar.

Por su parte, el director del INPEC el general William Ruiz, anunció que la recompensa para quien permita dar con el paradero de Merlano sería de 10 a 50 millones de pesos.

La fuga de Merlano generó polémica al interior de Colombia, pues se revivió el debate sobre la necesidad de mantener en pie una institución como lo es el INPEC que en los últimos años ha demostrado escándalos de corrupción e ineficiencias al momento de cuidar los reclusos.

El poder del periodismo. La importancia de la verdad.

¡Su contribución lo hace todo posible!

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento