En Colombia atacan sede del partido Comunista y de FARC

Entre las hipótesis, también se presume que sería un autoatentado a raíz del aniversario del dirigente de izquierda Jaime Pardo Leal

921
Voceros aseguraron que deben haber mayores garantías para ellos y que «no puede ser un delito ser Comunista en Colombia”. (Twitter)

Atacaron la sede del Comité Central del Partido Comunista Colombiano en Bogotá con disparos y una bomba incendiaria. De igual manera, fue atacada la sede del movimiento Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) y de la Unión Patriótica (UP).

De acuerdo con las autoridades, los atacantes dejaron un panfleto con una calavera y una palabra: ‘Regresamos’. Actualmente se adelanta la trazabilidad de cámaras de videovigilancia para determinar quiénes serían los responsables. En el hecho no hubo personas heridas.

Entre las hipótesis, también se presume que sería un autoatentado a raíz del aniversario del dirigente de izquierda Jaime Pardo Leal, que a través del movimiento Unión Patriótica alcanzó la mayor votación para la izquierda en Colombia en 1986. Pardo Leal fue asesinado el 11 de octubre de 1987.

A raíz del atentado, en redes sociales se formó un debate entorno a las amenazas de los partidos políticos. Mientras partidos de izquierda y comunistas piden mayores garantías, no se escucha lo mismo para partidos de derecha. En la mayoría de los casos no se escuchan estas voces pidiendo las mismas garantías para sus detractores, aseguran.

Voceros del partido dijeron que al momento de los hechos se notificó a la Policía Nacional y se realizó la respectiva denuncia ante la Fiscalía General de la Nación. Al mismo tiempo, señalaron que debe haber mayores garantías para ellos y que «no puede ser un delito ser Comunista en Colombia».

Por su parte, el coronel Carlos Humberto Rojas, comandante operativo de la Policía de Bogotá, explicó que todavía no hay certeza de qué tipo de artefacto fue el que usaron para este hecho. «Miramos en la puerta de afuera de la sede vidrios de botella, y de acuerdo a la información que tenemos, es un artefacto que lanzan, es incendiario, pero esperamos tener un un balance más claro», señaló.

A esta denuncia se unió el partido FARC, cuya sede principal en Bogotá también sufrió un ataque similar. «Arrancaron carteles de campaña y dejaron un martillo y un panfleto que dice ‘regresamos’», indicaron en  su cuenta de Twitter.

El senador de izquierda Iván Cepeda —y quien es denunciante del expresidente y senador Álvaro Uribe—, rechazó los ataques y afirmó, desde sus redes sociales, que se trata de un plan de «extrema derecha» para agredir a los líderes de FARC y de las formaciones de izquierda.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento