Claudia López: sus propuestas y los personajes peligrosos que la rodean

Las elecciones locales y regionales de este domingo en Colombia significaron un revés para el Gobierno de Iván Duque

2.148
El partido socialdemócrata Alianza Verde se quedó con varias de las principales ciudades del país, como la Alcaldía de Bogotá con la exsenadora Claudia López. (Efe)

Las elecciones locales y regionales del domingo pasado en Colombia significaron un revés para el Gobierno de Iván Duque. Claudia López se convirtió en la primera mujer en ser electa como alcalde en Bogotá y al mismo tiempo ratificó la resistencia de la capital colombiana a las ideas de centro y derecha.

Con el 35,2 % (1,10 millones de votos) López superó a los otros candidatos y se quedó con la alcaldía. Muy cerca estuvo Carlos Fernando Galán, quien tuvo 32,4 %; Hollman Morris se quedó con el 13,9 % y Miguel Uribe Turbay, candidato apoyado por el oficialista Centro Democrático, con el 13,5 %.

La aparente disputa de la izquierda petrista y la izquierda de López

El triunfo de la izquierda en Bogotá y en otras ciudades principales del país, como en Cali y Medellín, pone sobre la mesa los nuevos liderazgos al interior de la izquierda que no dependen de Gustavo Petro. De hecho, el político se declaró en oposición a la administración de López. Esto, al mismo tiempo, demuestra un antagonismo al interior de la izquierda y evidencia el radicalismo en representación de Petro, al no reconocer a terceros desde la misma orilla política.

Uno de los episodios que intensificó el debate fue la decisión del Consejo de Estado que anuló la curul en la Cámara de Representantes de la exfórmula a la vicepresidencia de Petro, Ángela María Robledo, por incurrir en doble militancia. «Dejen de victimizarse por todo. Yo creo que incurrió en doble militancia y ustedes que no. Alguna autoridad legal decidirá quién tiene la razón. Punto. Es un debate legítimo, no es una estigmatización ni una agresión, ni razón para rasgarse las vestiduras», señalaba López el 18 de abril de 2018.

López no se quedó ahí, un mes después, arremetió de nuevo sobre la doble militancia de Ángela Robledo: “si en la Colombia Humana hacen trampa en algo tan elemental como la doble militancia y el uso de logos privados, y protegidos por la ley de partidos que no los apoyan, qué se espera de lo que hagan con los recursos públicos. Sin respeto básico por leyes simples no hay probidad».

Pese a los cruces conocidos entre estas dos facciones de izquierda, para la segunda vuelta presidencial, disputada entre Duque y Petro, López, en compañía de otros líderes de la izquierda, expresaron públicamente su apoyo al programa político que este representa, pero con cierto recelo, dado que tuvo que comprometerse con unos puntos grabados en mármol.

De manera sorpresiva, y caracterizada por su ambivalencia, López cambió la opinión que tenía sobre la inhabilidad de Robledo luego de conocerse la decisión del Consejo de Estado de quitarle la curul: «La voz de Ángela María Robledo tiene su propio peso y representación en nuestra democracia, y era una voz ganada a pulso y voto para la oposición en el Congreso. Es lamentable que el único que no lo vea y valore sea el Consejo de Estado. A ella y sus electores, mi abrazo”, dijo. Este cambio de postura se dio días antes de que iniciara su campaña a la Alcaldía de Bogota.

Pese al cambio de postura, López no consiguió el respaldo de Petro, quien decidió impulsar a su alfil, Hollman Morris, a la alcaldía de Bogotá. Por eso no es de extrañar que tras darse a conocer el triunfo de López, Petro afirmó que ella no representaba a su facción ideológica y que «El movimiento Colombia Humana será independiente a su gobierno».

El desplante de Petro y las críticas a bordo no fueron impedimento para que se quedara con una de las plazas de mayor representación territorial en el país. Básicamente, este triunfo ratifica que es una de las candidatas más fuertes que tiene la izquierda colombiana. Incluso podría postularse a la Presidencia, lo usual en quienes han gobernado Bogotá, pues puede moverse entre los sectores más moderados y radicales de la izquierda en el país.

Una de las mayores críticas a López, aparte de sus constantes cambios de postura ideológica, es la Consulta Anticorrupción promovida por ella durante 2018. Hay quienes la acusan de haber empleado la consulta como plataforma para sus aspiraciones. Varios de los detractores señalaron que el principal interés de algunos de sus promotores era consolidar, por medio de esta consulta, la candidatura de López para la alcaldía de Bogotá.

La inconsistencia de López con el régimen venezolano

El hecho de que López se haya quedado con la alcaldía de Bogotá sigue sorprendiendo. Diferentes encuestadoras la ponían de segunda e incluso días antes de las elecciones quien punteaba en las encuestas era Galán. La defensa de López del acuerdo entre las FARC y el Gobierno del expresidente Juan Manuel Santos, su compromiso y defensa con las causas del movimiento LGBT y haberse abanderado de la lucha contra la corrupción, fueron las líneas en las que insistió para convertirse en la nueva gran líder de la izquierda colombiana.

Pese a que en los últimos años se desmarcó del apoyo a la tiranía de Nicolás Maduro, que hoy condena, en abril pasado perdió el control, luego de que un periodista le preguntara por la migración venezolana en Colombia por causa de la crisis humanitaria. «¿Tiene usted ya una política marcada para seguir apoyando a los migrantes y con respecto al Gobierno de Venezuela?, ¿usted estaría apoyando al régimen de Maduro o estaría apoyando al presidente interino Juan Guaido?», preguntó el periodista.

López le respondió: «que usted haga esa pregunta denota su profunda ignorancia, qué pena que se lo diga. Yo como senadora y como ciudadana he firmado más de 10 resoluciones condenando la dictadura de Maduro, siempre, y aquí, pese a las diferencias, he apoyado al presidente Duque para que por la vía diplomática logremos que la democracia vuelva a Venezuela».

Sin embargo, López no se refirió al presidente Juan Guaidó, y por lo tanto no es claro si reconoce a Guaidó como presidente interino, lo que ha generado una ambivalencia sobre su posición con relación al régimen de Maduro, dejando grandes dudas sobre su postura. Adicional a esto, tras el intento fallido para ingresar ayuda humanitaria a Venezuela, López arremetió contra el presidente (e):

Bogotá es la ciudad de Colombia que mayor número de migrantes venezolanos alberga. Según datos de Migración Colombia, la capital colombiana concentra el 22 % de la migración con la presencia de más de 300 000 venezolanos.

El apoyo de la izquierda radical

Las alianzas que tejió López alrededor de su candidatura se debe en parte a su manera de ver la política. A pesar de que viene de la Alianza Verde, que se presenta como socialdemocracia, su discurso anticorrupción se queda corto luego de tener el apoyo del Polo Democrático: movimiento de izquierda que desangró la capital colombiana y que generó uno de los mayores desfalcos públicos por el carrusel de la contratación en cabeza del exalcalde y condenado, Samuel Moreno.

López también sorprendió cuando le ganó la consulta interna a uno de los favoritos del Partido Verde, el exguerrillero del M-19, Antonio Navarro Wolff. Se aseguraba que su actitud, la forma de decir las cosas y su relación homosexual le restaría votos, pero no fue así.

Según algunos análisis, López tuvo que neutralizar su lenguaje, factor que le ayudó para lograr una de las votaciones más altas. Sin embargo, también se le critica su forma de ver las cosas e imponer su visión política de izquierda (forma que compartiría con Petro). Así sucedió cuando fue a votar, pues habría infringido las reglas electorales por llevar publicidad alusiva a su campaña.

Las primeras decisiones de López en contravía del progreso de la ciudad

Si bien el metro se volvió uno de los debates más importantes en la campaña electoral, López respetó la licitación de la primera línea del metro elevado del alcalde Enrique Peñalosa. Por esta razón, la izquierda radical representada por Petro y su candidato Holman Morris, que buscaban que el metro fuera subterráneo, ha criticado a la ahora alcalde electa.

Pese a la aparente discrepancia entre estas dos facciones, López estaría buscando el respaldo del movimiento Colombia Humana de Petro. Así se evidenció tras conocerse su triunfo:

Como lo dijo en campaña, López no llevará el paso del sistema integrado de transporte por la carrera séptima, una de las vías más importantes en la capital. Y tampoco lo hará por la avenida 68. Esta decisión contradice lo determinado en El Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes) del paso del transporte masivo por estas vías. En agosto de 2018, el CONPES declaró de importancia estratégica la construcción de las avenidas Ciudad de Cali, entre la avenida de Las Américas y avenida Circunvalar del Sur, y avenida 68 desde la carrera 7 hasta la Autopista Sur, como componente troncal del Sistema Primera Línea del Metro de Bogotá (PLMB), Tramo 1.

Lo que buscaría hacer López como alcalde es rechazar la financiación del Gobierno nacional de las troncales de TransMilenio. Es decir, esto quedaría suspendido hasta que el nuevo alcalde lo retome, en 2024.

El alcalde Peñalosa se refirió en el pasado sobre esta situación y afirmó que básicamente son sectores de izquierda los que se oponen al progreso de la ciudad: «Lo que es más curioso casi que cómico, es que son algunos de los políticos de izquierda los que están atacando este proyecto haciéndole juego a algunos de los que quieren oponerse».

Sin embargo, está por verse las implicaciones de las decisiones que tome López, pues la construcción de estas troncales está en el contrato del metro y garantiza la sostenibilidad financiera del proyecto.

Sobre estas propuestas y el pulso político, López obtuvo una importante mayoría con doce curules verdes en el Concejo de 45, lo que le permite un margen de maniobra a la hora de aprobar las propuestas de su programa de gobierno en estos cuatro años. Adicional a estas, están las cuatro curules obtenidas por el Polo Democrático, que la respaldaron en su campaña. También están las tres de Petro, que la respaldarían a la hora de implementar las políticas socialistas que López promovió en campaña.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento