Tras presiones de la izquierda, renuncia ministro de Defensa de Colombia

La renuncia se dio horas después de que se reuniera con el presidente Iván Duque

1.164
Como ministro encargado fue nombrado el actual comandante de las Fuerzas Militares, el general Luis Fernando Navarro. (Efe)

El ministro de Defensa de Colombia, Guillermo Botero, se vio en una encrucijada política luego de que se anunciara que el quórum en el Congreso estaba listo para votar a favor de la moción de censura en su contra, la cual tomó impulso tras la presión ejercida por la izquierda a raíz de una denuncia hecha por el senador Roy Barreras.

En la mañana de hoy, el ministro se reunió con el presidente Iván Duque, con quien habría sostenido una tensa reunión, y tras la cual se acordó, según lo informado por Botero, que “lo más conveniente era presentar renuncia al cargo de Ministro de Defensa Nacional”.

Tras hacerse pública la renuncia, el presidente Duque le agradeció a Botero la labor prestada, y manifestó que gracias a la gestión realizada en la cartera de Defensa, se lograron excelentes resultados operacionales.

Como ministro encargado fue nombrado el actual comandante de las Fuerzas Militares, el general Luis Fernando Navarro.

La oportunidad de la izquierda

La renuncia de Botero se da 24 horas después del debate de control político en el Congreso, luego de que el senador Barreras presentara unas pruebas en su contra, asegurando que el ministro le había ocultado al país la muerte de ocho menores de edad, reclutados por la norcoguerrilla FARC, en un bombardeo perpetrado por las fuerzas militares el pasado 29 de agosto, en zona rural del municipio de San Vicente del Caguán, departamento de Caquetá.

En dicho operativo, se dio de baja a alias ‘Gildardo Cucho’ y a otros 13 miembros de esa estructura guerrillera. El presidente Duque confirmó la operación, la cual calificó de «estratégica, meticulosa e impecable», y sostuvo que en ella se realizó un bombardeo y un desembarco aéreo.

La bancada de izquierda aprovechó la información proporcionada por Barreras para presionar por la destitución del ministro, afirmando que no hubo información clara sobre la presencia de menores de edad. Lo que habría inclinado la balanza para que buena parte del Senado estuviera dispuesta a votar a favor de la moción de censura.

Aunque contaba con los votos del oficialista Centro Democrático, el Partido Conservador, Mira y Colombia Justa Libres, los partido Liberal y Cambio Radical estaban dispuestos a votar a favor de la moción, lo que inclinada la balanza a favor de la izquierda, quien mantuvo una fuerte campaña contra Botero.

Esta era la segunda vez que se le hacía un control político al ministro. A mediados de junio salió airoso cuando obtuvo 121 votos contra 20 en una moción de censura, también impulsada por la izquierda.

“La fuerza pública no es responsable de nada”

Frente a las acusaciones contra la fuerza pública por la muerte de los menores, el senador Carlos Fernando Mejía defendió la gestión del ministro Botero, y afirmó que la responsabilidad es de las FARC, por reclutar niños para utilizarlos como “escudos” en los operativos.

Al mismo tiempo, rechazó la hipocresía de los miembros del partido FARC, que en su momento empuñaron las armas y cometieron delitos de lesa humanidad; entre ellos reclutamiento de menores de edad y homicidios.

Por su parte, Rafael Nieto, exviceministro de justicia, también salió al paso sobre la responsabilidad de la fuerza pública en el bombardeo en el departamento de Caquetá. A su juicio, el actual giro que tomó el debate pone en riesgo la seguridad y defensa de Colombia.

«El DIH protege a civiles y prohíbe que sean blancos de la fuerza de quienes combaten. Pero cuando un civil empuña las armas deja esa calidad y se torna combatiente. Los combatientes son blancos legítimos. Un guerrillero es, por definición, un combatiente y un blanco legítimo. Los menores de edad, incluso los menores de quince años, que empuñan las armas, son combatientes y, por tanto, son blancos legítimos y no están protegidos por el derecho internacional humanitario, sin importar la edad que tengan. Las personas civiles que se encuentran en un objetivo militar, como, por ejemplo, en un campamento guerrillero, sufren la suerte de ese objetivo. Si mueren, la responsabilidad es de ellos mismos, por estar ahí, no de quienes atacan ese blanco legítimo».

Añadió, que si en el campamento guerrillero que se bombardeo en el Caquetá había civiles, la responsabilidad por su muerte es de las FARC, no de las Fuerzas Militares que atacaron ese blanco. Nieto también afirmó que los argumentos esgrimidos por Barreras contra el ministro Botero son «ignorantes»:

De igual manera, reconoció tener discrepancias con las declaraciones del ministro, pero que eso no significa que haya lugar para removerlo de su cargo, pues cree que de ser así se sentaría un «precedente nefasto que afectaría gravemente la seguridad del Estado y todos los colombianos».

La defensa del ministro Botero

En el segundo debate de moción de censura, el ministro aseguró que todas las operaciones militares que se desarrollan en el país son elaboradas de acuerdo con las normas internacionales. También afirmó que las FARC infringen el derecho humanitario al poner «a una persona protegida en un riesgo que no debe soportar», refiriéndose a los menores de edad reclutados.

Apoyado en gráficas, Botero hizo un recorrido por algunas cifras sobre seguridad y homicidios en las principales ciudades de país durante su gestión. Del mismo modo, señaló que bajo su gestión se ha tenido cero tolerancia hacia quienes deshonran el uniforme militar, «todas las quejas son evaluadas y abrimos procesos disciplinarios a las que haya lugar», expresó. Con relación al asesinato del exguerrillero Dimar Torres de las FARC agregó que se ha hecho todo lo posible por esclarecer el crimen.

Frente al asesinato de líderes sociales, el exministro manifestó que en 2018 esta cifra ascendía a 114 personas, se redujo a 77 homicidios a fecha de agosto de 2019 y que en lo que va corrido de este año han sido asesinados solo 52, una cifra más baja que la del mismo periodo del año anterior.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento