Militares tendrían curul en Congreso colombiano por ser víctimas del conflicto

"El Centro Democrático nunca se opuso a las curules para las víctimas, se opuso a que engañaran a las víctimas y que estas curules terminaran en manos de las Farc"

El presidente Iván Duque sostuvo que, así como los victimarios tienen una representación, en el caso de los exguerrilleros de las FARC, las víctimas también merecen tener una voz que sea escuchada. (Presidencia).

El Gobierno colombiano puso sobre la mesa la propuesta de revivir en el Congreso las 16 curules de las víctimas del conflicto armado. En la iniciativa se buscaría que las víctimas de la fuerza pública (policías y militares) sean beneficiados y tengan representación.

El presidente Iván Duque sostuvo que, así como los victimarios tienen una representación, los exguerrilleros de las FARC, las víctimas también merecen tener una voz que sea escuchada. Entre esas víctimas estaría la fuerza pública y la representación tendría que ser certificada ante el alto comisionado para la paz. Es decir, el mismo Gobierno, de acuerdo con el sistema de víctimas, diría quién es víctima y quién no.

«Las verdaderas víctimas son las que merecen ser escuchadas por todas las instituciones de Colombia y a esas verdaderas víctimas es a las que hay que garantizarles una oportunidad de representación política», indicó el mandatario desde el municipio de Mompós, donde se llevó a cabo el último taller Construyendo País del año.

Según la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, las víctimas pertenecientes o relacionadas con la fuerza pública asciende a nueve millones durante las décadas que duró el enfrentamiento con la guerrilla de las FARC. Lo importante, ha señalado el Gobierno colombiano, es que no se creen nuevos escaños, sino que las nuevas curules se integren al número de congresistas que actualmente rige en el legislativo.

¿Qué diferencia hay en las curules de Duque y las del acuerdo Farc?

En el acuerdo firmado por el Gobierno del expresidente Juan Manuel Santos y la guerrilla de las FARC quedó establecido que se debían otorgar 16 curules a las víctimas. Inicialmente se tenía pensado que las 16 circunscripciones especiales debían ser otorgadas a personas que vivieran en lugares donde históricamente se ha padecido el conflicto armado en Colombia.

Estaba dispuesto que las personas que vivan en esos lugares tendrían la posibilidad de realizar dos votos en las elecciones a Congreso. El primero de ellos sería por el representante del departamento al cual pertenezcan, y el segundo sería para la persona que quisieran que represente a dicha circunscripción que corresponde a un territorio históricamente en conflicto.

Sin embargo, esta fue una de las razones por las que este proyecto, uno de los puntos centrales del acuerdo con las Farc, se cayó en el Congreso hace dos años. La polémica estuvo centrada en los departamentos como Caquetá, Arauca, Meta y Guaviare, entre otras regiones, que iban a ser beneficiadas. Muchos opositores al acuerdo aseguraban que en estas regiones las Farc iban a sacar mayor provecho y tener mayor representación a las diez curules que tienen actualmente en el Congreso debido al acuerdo.

«El Centro Democrático nunca se opuso a las curules para las víctimas, se opuso a que engañaran a las víctimas y que estas curules terminaran en manos de las Farc», afirmó Santiago Valencia, senador del partido oficialista.

Actualmente, la oposición rechaza el método de elección de las víctimas que tendrán participación política, asegurando que deben ser nuevos escaños los que se creen en el Congreso, mientras que el Centro Democrático defiende la idea que la escogencia que debe acreditarse a través del censo nacional de víctimas.

A esta disputa se ha sumado otra crítica, y es sobre la jurisdicción de escogencia como representación, entre lo rural y la ciudad. Destacando que la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) ahora tendría como movimiento político ventaja en las zonas donde históricamente tuvo influencia armada.

«Si estas curules las hacen de esta manera como está escrito el proyecto, van a ser totalmente amigas o a favor de las Farc, entonces, se les aumentaría la participación en el Congreso y no a las víctimas», manifestó Lorena Murcia, víctima de la guerrilla de las FARC.

Por su parte, la Corte Constitucional estudiará en las próximas semanas la tutela interpuesta por el senador Roy Barreras, del Partido de la U, con la que busca revivir las 16 circunscripciones que en su momento fueron hundidas en el Congreso por la falta de quórum. «Qué gesto noble sería que el Gobierno decidiera simplemente firmar las curules para las víctimas que ya están aprobadas por el Congreso», afirmó el senador.

Según Barreras, existió una votación irregular porque, a su juicio, sí contaban con las mayorías para que dicho proyecto fuera aprobado. Cabe recordar que Barreras fue clave para que el exministro de Defensa, Guillermo Botero, renunciara por un bombardeo contra las FARC donde murieron varios menores de edad el pasado 29 de agosto, en zona rural del municipio de San Vicente del Caguán, departamento de Caquetá.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento