Colombia: epicentro de la lucha contra el terrorismo y la tiranía venezolana

En Bogotá se celebró la III Conferencia Ministerial Hemisférica de Lucha contra el Terrorismo

385
La celebración del evento tuvo una relevancia simbólica al ser realizado en la Escuela de Cadetes de Policía General Francisco de Paula Santander, en Bogotá. (Twitter)

Por estos días Colombia se ha convertido en el epicentro de la lucha contra el terrorismo. En Bogotá se celebró la III Conferencia Ministerial Hemisférica de Lucha contra el Terrorismo, que coincidió con la visita del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, y del Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo.

El encuentro tuvo por objetivo examinar la cooperación internacional y su eficacia en la lucha contra el terrorismo, con el fin de establecer propuestas para que los mecanismos existentes a nivel regional y global frente a las amenazas y desafíos del terrorismo internacional sean más eficientes. La reunión, que recibió a 25 ministros de asuntos exteriores de la región, es crucialmente importante debido a la amenaza que representa el régimen de Venezuela en materia de seguridad nacional, y en la promoción y fortalecimiento del terrorismo con el firme propósito de desestabilizar la región.

No es para menos, pues Venezuela ha permitido en su territorio el asentamiento de grupos narcoguerrilleros colombianos, el entrenamiento de militares rusos y la injerencia de países como Cuba e Irán, a través de su organización terrorista Hezbollah. Estas acciones comprenden financiamiento, permanencia y expedición de documentos de identidad.

Precisamente, en las últimas horas se reveló que cuentas de Twitter vinculadas a Rusia intentaron sembrar confusión en los países de América Latina cuyos Gobiernos se oponen al régimen de Nicolás Maduro, según información entregada por analistas del Departamento de Estado de EE. UU.

Un encuentro estratégico contra el terrorismo chavista

La visita del presidente Guaidó a Colombia es un mensaje claro contra la tiranía venezolana. Según el líder de la oposición, en su visita se generaron «las condiciones que nos conducirán a la libertad» de Venezuela y aseguró «que la vuelta a nuestro país estará llena de buenas noticias».

El encuentro, que estuvo presidido por el presidente Iván Duque junto con el Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, previo a la Conferencia, devela el animo de los aliados de Guaidó para lograr de una vez por todas la salida de Maduro. Cada vez los esfuerzos son mayores. En octubre pasado el entonces canciller Carlos Holmes Trujillo, ahora ministro de Defensa, sostuvo una reunión con Pompeo en la que se destacó el papel humanitario de Colombia por el recibimiento de cientos de miles de refugiados que huyen de la crisis que ha generado el régimen socialista en Venezuela.

Esta visita converge con la que tuvo días atrás Miguel Ángel Martín Tortabu, presidente el legitimo Tribunal Superior de Justicia (TSJ), en la que se habló sobre reforzar la lucha contra la tiranía de Maduro, continuar con las sinergias entre los países aliados (EE. UU., Brasil y Colombia) y retomar el trabajo de la normatividad de derecho internacional que permitiría operaciones militares en ese país, la Responsabilidad para Proteger (R2P) y el Tratado Interamericano de Asistencia Reciproca (TIAR).

En este sentido, la celebración del evento tuvo una relevancia simbólica al ser realizado en la Escuela de Cadetes de Policía General Francisco de Paula Santander, en Bogotá, lugar donde el pasado 17 de enero de 2019 el ELN detonó un carro bomba y acabó con la vida de 22 personas. Días atrás en la conmemoración de la muerte de los estudiantes, el presidente Duque señaló que si Colombia quiere construir una “paz con legalidad” debe sancionar el acto terrorista y que este no debe quedar en la impunidad. El encuentro contó con la participación de delegados del Comité Contra el Terrorismo de Naciones Unidas, de la Comisión Interamericana contra el Terrorismo de la OEA, de Interpol y de Ameripol, así como observadores de España e Israel que visitaron un monumento y depositaron una ofrenda floral en honor a los cadetes fallecidos en el atentado terrorista.

La presión que ha venido ejerciendo Colombia a Cuba por la entrega de los cabecillas del ELN que se encuentran en la isla es cada vez mayor. Esta vez el Gobierno colombiano, a través del Alto Comisionado para la Paz, le ha pedido a la dictadura cubana que entregue al máximo jefe de la guerrilla del ELN, alias ‘Gabino’. Pese a que la solicitud está basada en una decisión judicial emitida por un juez de la república, Cuba ha manifestado que no entregará al cabecilla debido al cumplimiento de unos protocolos firmados por el Gobierno del expresidente Juan Manuel Santos que garantizaban, entre otras cosas, la estancia de los jefes guerrilleros que negociaban un acuerdo de paz.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento