Renuncia de holandesa de las FARC coincide con rearme de Iván Márquez

Nijmeijer afirmó que no seguirá cumpliendo sus tareas en el partido FARC

1.744
El malestar que expresa Nijmeijer es similar al reproche que expresaban los jefes guerrilleros alias Iván Márquez, Santrich y Romaña. (Twitter).

Una de las guerrilleras más importantes del entonces secretariado de las FARC decidió apartarse del ahora partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) por diferencias. A través de una carta, la holandesa Tanja Nijmeijer, una de las caras internacionales de esa guerrilla en Colombia, decidió renunciar al ahora movimiento político constituido luego de la firma del acuerdo con el Gobierno del expresidente Juan Manuel Santos en 2016.

Según Nijmeijer, renunció al partido por sus diferencias con la dirección nacional encabezada por el antiguo jefe guerrillero Rodrigo Londoño, alias Timochenko. Esta decisión se suma a la reciente manifestación de exguerrilleros que también participaron en el proceso y que decidieron reorganizarse desde Venezuela bajo el nombre de la «Segunda Marquetalia».

«Creo que cuando se lleva años en un espacio sin sentirse sintonizada con lo que se decide, discute o planifica, es hora de partir antes de convertirse en obstáculo. Para mí, el partido ha mutado en algo que no puedo asimilar todavía, quizás comprender nunca. Pero de lo que sí estoy segura, es que ya no encaja conmigo», señaló.

El aparente malestar que expresa Nijmeijer es similar al reproche que expresaban los cabecillas de las FARC alias Iván Márquez, Jesús Santrich, Romaña, entre otros mandos medios que mientras estaban en la legalidad rechazaban al Gobierno del presidente Iván Duque. Cabe destacar que hace poco la Fuerza Pública frustró un atentado contra Timochenko en la región del departamento del Quindío, presuntamente orquestado por alias El Paisa y Márquez.

Márquez afirmó en un video a finales de 2019 desde Venezuela, donde dio a conocer su salida del proceso, argumento que por un presunto incumplimiento del Estado colombiano decidieron volver a las armas. Sin embargo, el cabecilla de las FARC se encontraba desaparecido desde el 2 de agosto de 2018, antes de que Duque asumiera la Presidencia de Colombia. La presencia de las FARC en Venezuela, estratégicamente en la frontera, pone de manifiesto la complicidad del régimen de Nicolás Maduro con grupos armados colombianos.

Por otro lado, en su carta de renuncia al partido, Nijmeijer afirmó que no seguirá cumpliendo sus tareas en el partido, aunque seguirá disponible «para cualquier cosa que puedan necesitar en lo personal (…) parto con un sincero aprecio para muchos y muchas de ustedes», puntualizó.

De acuerdo con cálculos de la Fundación Ideas para la Paz (FIP), en la actualidad hay cerca de 1 800 «disidentes» de las FARC replegados en todo el territorio. Pese el voluminoso número, no es claro si todo este pie de fuerza se sumaría al llamado de Márquez, pues algunas organizaciones ya vienen operando criminalmente mucho antes a la firma del acuerdo en 2016 y tienen asegurado territorios estratégicos para el transporte de droga, minería ilegal, entre otras actividades criminales.

Antes del acuerdo, la guerrilla de las FARC tenía presencia en 242 municipios del país, ahora las «disidencias» tienen bajo su control 85 municipios con una gobernanza y unas trayectorias distintas. Como ejemplo está el Frente Primero de las FARC, que meses antes de la firma del acuerdo emitió un comunicado en el que se anunciaba que no se sometían al proceso de desmovilización.

¿Quién es Tanja Nijmeijer?

La holandesa llegó en la década de 1990 a Colombia y decidió incursionar en la guerrilla en un momento donde estaban fortalecidas. Se convirtió en uno de los rostros internacionales más reconocidos cuando el Ejército colombiano encontró sus diarios en un campamento en 2007 en límites de los municipios colombianos de La Macarena y la Uribe, en Meta. El operativo iba dirigido contra el entonces miembro del secretariado Carlos Antonio Lozada, hoy congresista del partido FARC.

En abril del año pasado la Justicia Especial de Paz (JEP), justicia transicional que investiga los crímenes cometidos en el conflicto armado, llamó a declarar a 16 exguerrilleros de las FARC de rango medio y bajo, entre ellos la holandesa Nijmeijer, como parte del proceso que lleva a cabo por secuestros cometidos por ese grupo.

Los guerrilleros habrían participado en el secuestro de 12 diputados del Valle del Cauca el 11 de abril del 2002 y de igual modo se investiga el secuestro de los indigenistas estadounidenses Terence Freitas, Ingrid Washinawatok y Laheenae Gay el 25 de febrero de 1999.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento