Trump insiste a Duque sobre aspersión aérea con glifosato en Colombia

Desde Washington, Trump le pidió a Duque reactivar la fumigación con glifosato en los territorios donde hay presencia de cultivos ilícitos

494
“Hemos discutido diferentes temas de fronteras, comercio y lamentablemente narcotráfico», indicó Trump.

En el marco del encuentro entre el presidente colombiano Iván Duque y su homólogo estadounidense, Donald Trump, la lucha contra las drogas es una discusión que sigue sobre la mesa. Desde Washington, Trump le pidió a Duque reactivar la fumigación con glifosato en los territorios donde hay presencia de cultivos ilícitos, especialmente de hoja de coca.

Colombia es considerado como el primer productor de cocaína en el mundo. Por esta razón en 2019 Trump amenazó en varias ocasiones con descertificar a esta nación, pues consideraba que no estaba haciendo su trabajo en la lucha contra el narcotráfico.

“Hemos discutido diferentes temas de fronteras, comercio y lamentablemente narcotráfico. Tuvimos una sesión muy buena y estamos deseoso de reunirnos con representantes de ambos lados porque tenemos temas de qué hablar”, declaró Trump a la prensa tras la reciente reunión con el mandatario colombiano.

Sobre la aspersión Trump fue muy claro: «Hay que fumigar porque si no se fumiga, no vamos a acabar con las drogas en Colombia». En este sentido, Duque le recordó que su Gobierno está haciendo los trámites para cumplir con los requisitos que exigió la Corte Constitucional para reactivar la fumigación aérea con glifosato.

Duque destacó que EE. UU. y Colombia han sido aliados históricos en la lucha contra el narcotráfico. “Siempre hemos hecho frente a esos delitos juntos. Hemos trabajado muy bien contra ello, incluso, contra el tráfico de personas, que se ha convertido en un problema muy grave”, indicó.

En ese sentido, aseguró que se combatirán los cultivos de coca con aspersión aérea de glifosato. “Necesitamos combinar todos los elementos a nuestra disposición, no solo la aspersión, sino (mantener) los niveles históricos de erradicación manual. Hay que trabajar con todos los elementos y luchar contra ese crimen que está afectando a nuestro pueblo y los países del mundo”, agregó Duque.

Cabe destacar que Colombia suspendió en 2015 la fumigación aérea con glifosato acogiendo una recomendación de la Organización Mundial de Salud, que considera el herbicida como potencialmente cancerígeno y nocivo para la salud y el medioambiente.

El Gobierno Duque se fijó como meta para 2020 erradicar 130 000 hectáreas de hoja de coca, sobre este indicador se espera reanudar las aspersiones aéreas con glifosato.

PanAm Post habló con el abogado D’mar Córdoba Salamanca sobre las trabas que ha establecido la Corte Constitucional a la fumigación y lo que debería hacer el presidente Duque al respecto.

Hay que recordarle al país que como jefe de Estado tiene la obligación de dirigir la Fuerza Pública y conservar en todo el territorio el orden público y restablecerlo cuando fuese necesario; lo que significa que la Corte Constitucional debe observar que no puede derogar las funciones del presidente Iván Duque que está en la potestad de implementar cuanto antes la fumigación aérea.

Y agregó que el asunto del narcotráfico es un caso de seguridad nacional que debe ser atendido con la fuerza del Estado para restablecer el orden público que está turbado en diferentes zonas como en el Catatumbo, en el Pacífico y en los llanos orientales. «La Corte debe respetar la independencia de poderes y respetar esas funciones del Presidente de la República», puntualizó.

“Trabajaremos unidos por una transición política en Venezuela”: Duque

En el encuentro también se discutió la situación humanitaria en Venezuela. El mandatario colombiano hizo énfasis en que se deben extremar medidas desde Estados Unidos en contra de la tiranía de Nicolás Maduro: “ellos han destruido el sistema de salud de Venezuela y este año tenemos que trabajar unidos para asegurar una transición política y democrática en ese país”.

El domingo pasado el presidente Duque publicó una editorial en el Washington Post sobre la crisis humanitaria en Venezuela y el impacto de la migración en la región, especialmente en Colombia. En el texto, el mandatario hace un llamado a la comunidad internacional a aunar esfuerzos, pues el país está pagando 460 millones de dólares anuales en la atención de los casi 2 millones de venezolanos que se han desplazado al país, lo cual ha generado un enorme reto para la economía colombiana que no podrá ser superado sin el decidido apoyo de la comunidad internacional.

Según el presidente colombiano, mientras en Siria la comunidad internacional se ha gastado más de 7 000 millones de dólares atendiendo la crisis migratoria en un período de cuatro años, en Venezuela solo se han invertido 580 millones en ese mismo lapso.

El mandatario colombiano estuvo acompañado por la canciller Claudia Blum; el ministro de Defensa Carlos Holmes Trujillo; la jefe de Gabinete, María Paula Correa, y el Embajador de Colombia en Washington, Francisco Santos. Por su parte, Trump convocó para el encuentro al secretario de Defensa, Mark Esper; al asesor de seguridad Nacional, Robert O’Brien; al CEO de la Corporación Internacional de Finanzas para el Desarrollo de EE. UU., Adam Boehler, y a su jefe de Gabinete, Mick Mulvaney.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento