¿Qué debe hacer Colombia ante un dólar caro?

La propagación de la epidemia del coronavirus en el mundo, sumado a la guerra comercial de Rusia y Arabia Saudita por el precio del petróleo, hicieron que las bolsas mundiales cayeran, incluyendo la colombiana

La caída de los precios del petróleo y la tensión global en los mercados por la propagación del coronavirus marcaron este “lunes negro”. (Twitter)

Este lunes el dólar rompió nuevamente su récord histórico, tanto en el precio máximo, de 3 847 pesos, como en el promedio, de 3 804. Esto hizo que el peso colombiano fuera la moneda más depreciada de la región y según los diferentes análisis se espera que la tendencia siga al alza.

La caída de los precios del petróleo y la tensión global en los mercados por la propagación del coronavirus marcaron este «lunes negro», y Colombia se empieza a ver afectada. El peso colombiano alcanzó una depreciación con relación a la jornada anterior de 6,3 %, siendo la más alta de la región.

Sin duda la propagación de la epidemia del coronavirus, sumado a la negativa de Rusia que buscaba una reducción conjunta en la producción de crudo y la guerra de precios aunada por Arabia Saudita, jalonaron un negativismo mundial que representó un fuerte impacto en las bolsas que cayeron, incluyendo la de Colombia.

Las acciones que sufrieron en mayor medida la guerra de precios fueron las de Ecopetrol, que perdieron el 20,07 %, seguida por Cementos Argos (-16,44 %) y Bancolombia (-14,39 %).

Este panorama es un reto para el Gobierno colombiano, pues de seguir el dólar al alza empezaría a afectar profundamente la canasta familiar y de paso el bolsillo de los ciudadanos. Según datos del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), 19 % de los bienes importados de la canasta familiar subirían sus precios. Por esta razón, las alarmas están prendidas sobre los impactos en la inflación del país.

PanAm Post habló con el economista Andrés Moreno Jaramillo, experto en bolsa de valores, sobre las implicaciones del precio del dolar en el país y los efectos domésticos en la inflación.

A juicio del experto, la economía está sólida, hay datos cómodos frente a la región, sin embargo, le preocupa el petróleo y la inflación por los ingresos del crudo que recibe la nación.

«Ellos ven un tema coyuntural más que estructural y la verdad es que no depende de ellos lo que pasó. Al Gobierno le quedan muchas medidas. Acá el Banco de la República tiene es un tema con la inflación, es la principal función del emisor, impedir que la inflación se dispare en el país. Para ello tienen una política monetaria para controlarlo. Cabe destacar que la inflación es el peor impuesto que puede tener una economía para los menos favorecidos. El dato de la inflación en Colombia está un poco más alto de lo que había en enero del año pasado, es decir, no hay razones para bajar tasas de interés como muchos apuestan».

Sobre intervenir el dólar, recordó que es una moneda que fluctúa libremente, «no hay intervenciones, pero si hay un rango en el cual el Banco de la República activa subastas, pero realmente el emisor no puede usar las reservas internacionales o la caja que ellos tienen para controlarlo porque realmente son fuerzas demasiado grandes y ellos no son lo suficientemente poderosos como para controlar la divisa, y si lo pudieran hacer tendrían que gastarse miles de millones de dólares, esto no tendría ningún efecto. Ellos no son los responsables de lo que está pasando con la devaluación en todas las monedas o en la región. Hace diez años estuvo a 0,44 dólares (1 650 pesos) ahora está a 3 800 pesos por unos factores externos».

Por otro lado, indicó la importancia de la petrolera Ecopetrol para Colombia, dado que actualmente es la empresa que más dividendos le gira al país.

«Precisamente, ahora le va a girar 7,6 billones de los cuales el 90 % es para el país. Yo he propuesto que se pague un dividendo. El año pasado fue muy bueno para la petrolera, pero las condiciones están dadas para que Ecopetrol tenga que pasar mucha gasolina y muchos problemas de aquí en adelante. Entonces, la propuesta es que Ecopetrol no pague el dividendo, sino que lo disminuya recordando que el año pasado le sacaron un dividendo ordinario y en diciembre uno extraordinario de las reservas; 3 billones de pesos el 24 de diciembre. Ya que el Gobierno fue un poco fuerte con Ecopetrol sacándole dinero el año pasado, este año debe ser más cauto. Se sabe que todas las finanzas del Gobierno dependen mucho del tema Ecopetrol, esos billones se necesitan ya que no ha pasado la reforma tributaria, hay evasión de impuestos, etc. Algo que sí puede hacer el Gobierno es decir: yo sí prefiero estos 7,6 billones y mirar si lo repartimos en otra época del año o el otro año, porque si los puede sacar ahora, Ecopetrol se va a encaminar en unos proyectos muy interesantes que requieren de buen capital y con este precio del petróleo pueden pasar así. En el corto plazo coja los dividendos, en el largo plazo piense en la empresa».

Finalmente, sostuvo que el Gobierno colombiano y el Banco de la República no pueden hacer mayor cosa, «realmente todos los países se han reunido a la par de los bancos centrales para analizar la situación y realmente es un choque exógeno. Mientras tanto, el Gobierno colombiano debe estar pensando en sus finanzas y cómo va a hacer para no acabar con Ecopetrol».

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento