Los esfuerzos del empresariado colombiano para enfrentar el COVID-19

El sector empresarial y productivo ha sido muy importante para paliar la crisis económica como resultado de la propagación del COVID-19 alrededor del mundo

677
«Los críticos no tienen en cuenta el reto que están asumiendo los pequeños y grandes empresarios al enfrentarse a una economía con ausencia de consumidores». (Twitter)

El sector empresarial y productivo ha sido muy importante para paliar la crisis económica como resultado de la propagación del coronavirus (COVID-19) alrededor del mundo. En Colombia, el sector privado ha escuchado las directrices del Gobierno y han tomado medidas para proteger a sus trabajadores.

Empresarios como Arturo Calle han manifestado que seguirán pagando sueldos a sus empleados mientras se aplana la curva de contagio. En cumplimiento con la medida de cuarentena decretada por el Gobierno Nacional, el empresario decidió cerrar sus tiendas, pero lo hará sin despedir a más de seis mil empleados que tiene la compañía en el país.

«En el Grupo Empresarial Arturo Calle, tomamos esta decisión en línea con la protección de la salud de nuestros clientes y colaboradores. Como empleadores y agentes de la sociedad tenemos una gran responsabilidad, y conforme a la misma estamos actuando», se lee en el comunicado.

De igual modo, las empresas de BBVA en Colombia anunciaron que cerca de 7 000 empleados donarán un día de sueldo en medio de la emergencia del COVID-19. La compañía bancaria sostuvo que los recursos serán puestos a disposición del Gobierno para atender las necesidades que surjan en la actual coyuntura. Y Cine Colombia anunció que cerraría el 100 % de sus salas de cine a nivel nacional durante diez días a partir de la fecha. Según comunicó la empresa dichas medidas no afectarán a sus empleados.

Entre otras estrategias que el sector privado ha ido adoptando en el país están: el trabajo en casa y teletrabajo, suspensión de los contratos de trabajo, otorgamiento de vacaciones anticipadas, prestamos y pagos por adelantado, entre otras.

Por otro lado, tiendas de servicio y de bienes de consumo no han cesado la totalidad de sus operaciones, pero mantienen la venta a domicilio. Así lo informó la famosa empresa colombiana de café Juan Valdez, con esta medida contribuirá a las recomendaciones de prevención de la enfermedad.

Carlos Mario Giraldo, presidente del Grupo Éxito, señaló que con el propósito de cuidar la cadena de proveedores y el empleo que ellos generan se anticipará el pago de mes de abril que beneficiará a más de sesenta mil pequeños proveedores.

A su vez, el Comité Intergremial indicó que varias organizaciones se encuentran trabajando en un traje para protección del personal médico con la idea de empezar dentro de poco su producción.

Quienes afirman que COVID-19 demuestra la crisis del capitalismo están equivocados

El COVID-19 ha afectado profundamente la economía global, empezando por los aislamientos de los países y cierres de fronteras, relaciones internaciones y la desestabilización de las bolsas. Este escenario ha hecho que los enemigos del libre marcado culpen al capitalismo.

Este lugar común de discusión no tiene en cuenta el reto que están asumiendo los pequeños y grandes empresarios al enfrentarse a una economía con ausencia de consumidores en las calles y la carga que genera mantener empleados con una afectación directa en su productividad. La otra variable es la incertidumbre de las diferentes medidas que se han tomado en el país, entre toques de queda y cuarentenas, los más optimistas aseguran que la curva de contagio se aplanará y que el asunto quedará resuelto el mes de abril. Mientras tanto, hay quienes sostienen que la situación de distanciamiento social se extenderá hasta dos años.

“Lo de boicotear a las empresas que van a despedir empleados es como echar sal a una herida. Los que tienen el sesgo de que los empresarios son unos ‘ricos’ es probable que nunca hayan intentado poner ni una miscelánea”, le dijo al PanAm Post Daniel Monroy, abogado y experto en derecho económico.

Añadió que actualmente las empresas se clasifican entre aquellas que no tienen para mantener a sus empleados y las que sí pueden hacer, pero por un corto tiempo. Pero que al parecer es algo que los antiempresa no ha entendido.

¿Creen que empresas encontraron en el coronavirus la excusa perfecta para echar empleados? Las que tienen colchón financiero para mantener empleos sin trabajar son poquísimas y aun si lo tienen ¿Hasta cuándo creen que les va a aguantar el colchón?

Sobre la propuesta en redes sociales de no comprar ni volver a consumir en empresas que han despedido a sus empleados debido a la coyuntura, manifestó “los que piensan que boicoteando empresas luego de la crisis van a ayudar, en realidad piensan contrario a ser solidarios”.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.