Virales

Newsletter

Puerto Rico: La cesación de pagos ya comenzó

Por: Frank Worley-Lopez - Jun 4, 2014, 10:26 am

EnglishLa economía de Puerto Rico sigue desfalleciendo. Abril fue el 16vo mes consecutivo de disminución en la actividad económica, según un informe del diario El Vocero. Los números reflejan la cruda realidad: Puerto Rico no ha sido capaz de reactivar su economía y continuará teniendo problemas para cumplir con sus obligaciones de deuda.

El artículo alega que el gobierno de este territorio estadounidense está reteniendo la publicación de datos económicos negativos hasta después de sostener reuniones con inversores. De ser cierto, esto disminuirá la credibilidad del gobierno de la Commonwealth a los ojos de las agencias de calificación de riesgo y los inversores. Esto no es ninguna sorpresa para quien esté enterado de la actual crisis puertorriqueña, ya que el doble discurso es un rasgo distintivo de la administración actual.

La información más reciente ofrece un escenario sombrío para el futuro cercano de la isla. En abril la venta de cemento cayó 17% en comparación con el mismo mes del año anterior. Esto es importante, ya que la venta de cemento sirve para predecir el futuro de la actividad de la construcción. La falta de nuevos desarrollos u otros trabajos que impliquen el uso de cemento, incluyendo las carreteras, significa una menor generación de empleo en ese rubro.

El informe establece que 930.200 personas estaban empleadas en Puerto Rico en abril de 2014, una disminución de 1,5% frente al mismo mes de 2013, y un aumento de 0,2% con respecto a marzo de este año. La producción de energía eléctrica ha disminuido 2%, y el consumo de gasolina también bajo 2,1% durante el año.

La isla está en una importante encrucijada, y las decisiones económicas que se tomen en los próximos meses tendrán un gran impacto en la calidad de vida de los puertorriqueños y en la seguridad del dinero de los inversores.

Mientras el gobierno puertorriqueño trabaja para implementar cambios necesarios para reducir su tamaño, los sindicatos amenazan con una nueva huelga. Todos los empleados públicos de la isla, excepto la policía, están sindicalizados. Los cambios propuestos al sistema de pensiones ya han sido respondidos con protestas, huelgas y batallas en el sistema judicial. Pero las huelgas tendrán como resultado una mayor interrupción de los servicios públicos y empañarán aún más la imagen de Puerto Rico.

La isla necesita cambios fundamentales y radicales en la manera en el que el gobierno lleva sus asuntos y maneja la economía. Sin embargo, no parece que esos cambios se den en un futuro próximo. A menos que el gobierno de EE.UU. intervenga en las finanzas públicas, predigo que Puerto Rico incumplirá con sus obligaciones de deuda, lo que entonces conducirá a un desastre mayor en la isla y en EE.UU.

Este escenario ha ocurrido ya a menor escala. El gobierno de Puerto Rico recientemente desconoció un pago de devolución de impuestos de $230 millones al Banco Doral de Puerto Rico, lo cual fue una sentencia de muerte para el banco. Y ese también es el futuro de la isla.

Traducido por Adriana Peralta