El socialismo de Mujica tan parecido al de Chávez y Fidel

El socialismo de Fidel y Chávez condujo a la miseria moral y económica a las naciones que gobernaron

3.270
El socialismo de Mujica tan parecido al de Chávez y Fidel (fotomontaje)

José “Pepe” Mujica fue íntimo amigo de los expresidentes Hugo Chávez (Venezuela) y Fidel Castro (Cuba). No por casualidad. Este trío compartía objetivos y una misma visión sobre la utilización del poder. Asimismo, recurrían constantemente a falacias porque tenían la habilidad de oscurecer la realidad mediante verborragia. Especialmente eficaces han sido para desviar la atención cuando algunas acciones eran cuestionables.

El socialismo de Fidel y Chávez condujo a la miseria moral y económica a las naciones que gobernaron. En nombre de los “trabajadores”, prohibieron los sindicatos; en nombre de los “pobres”, los esquilmaron y esa plata engrosó ciertas cuentas bancarias; con dineros públicos se apuntalaron a empresarios amigos con criterios pocos claros…

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

En Uruguay, el proceso no fue tan brutal bajo la batuta de Mujica, porque aquí todavía funcionan relativamente bien los controles y contrapesos. Muchas de sus iniciativas potencialmente nefastas fueron acotadas por los órganos de contralor o el Poder Judicial. La prensa independiente también jugó un rol esencial al informar sobre decisiones y actuaciones del Ejecutivo.

Por consiguiente, para saber cómo actúa Mujica cuando está libre de ataduras institucionales republicanas, nada mejor que analizar al funcionamiento del Fondo para el Desarrollo (Fondes).

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Siendo presidente (2010-2015), Mujica impulsó en 2012 la creación del mencionado organismo. Afirmó que mediante él prendía una “vela al socialismo”.

El Fondes es un fideicomiso cuyos activos provienen del 30% de las ganancias del estatal Banco República. Su rol es apoyar a empresas autogestionadas por sus trabajadores.

Si escuchamos hablar a Mujica sobre el Fondes, deja la impresión que se trata de “justicia social”. O sea,  se les quita plata a los “ricos” para dárselas a los “pobres”. Lo mismo sucede al leer su “misión”: “la consecución de los objetivos de desarrollo del país mediante la excelencia de gestión con enfoque al ciudadano y responsabilidad social”.

Pues bien, veamos cuánta verdad hay detrás de esas palabras. Indaguemos de dónde provienen esos fondos (a quiénes se los quitan) y a quiénes se los otorgan. Asimismo, el grado de “excelencia”, responsabilidad social y enfoque al ciudadano con que se trabajó durante la administración Mujica.

¿Cuál es la fuente que nutre ese fondo?

El dinero proviene de las utilidades del Banco República. Una parte importante de esas ganancias surge de los “préstamos sociales”. Esa cartera de clientes está mayoritariamente compuesta por jubilados y pensionistas que reciben las pasividades más bajas. Según un estudio académico, esas personas destinan más del 50% de sus ingresos al pago de deudas.

Para el banco es un negocio redondo porque les cobra una tasa nominal de alrededor de 25%. Es decir, una tasa de interés real anual del entorno del 15%. Además, cobra seguro porque les descuentan directamente de las jubilaciones las sumas adeudadas.

¿Quiénes fueron los beneficiarios?

Más de la mitad de los créditos aprobados durante la administración Mujica, fueron a parar a manos de tres empresas, “casualmente” muy cercanas al Ejecutivo: Alas U, Envidrio y la ex Funsa.

El expresidente de la Cooperativa de Trabajadores de Funsa fue Director Nacional de Trabajo en ese período. La aerolínea Alas U estaba dirigida por sindicalistas de izquierda allegados al poder. Y uno de los fundadores de Envidrio, Daniel Placeres, es íntimo de Mujica e incluso vive en su chacra junto con su familia.

Los créditos fueron otorgados sin ningún análisis serio de que esas empresas “amigas” tuvieran la capacidad de devolver los créditos. Conclusión, no fueron pagados y el Fondes perdió USD $70 millones “alegremente”.

Actualmente, la Justicia del Crimen Organizado está investigando eventuales irregularidades en la concesión de préstamos a cooperativas por parte del Fondes entre 2012 y 2014.

En este artículo queremos focalizarnos específicamente en Envidrio, dado que nuevamente es noticia. Hagamos un racconto de su historia:

En 2003, Placeres se mudó a la chacra del expresidente. Sólo una pared separa su casa de la de Mujica. Se suelen reunir a tomar unas grapas y ponerse al corriente de las actividades del otro. Una relación casi de familia.

Envidrio abrió sus puertas en 2009. Siendo Mujica presidente, recibió del Fondes créditos que totalizaron USD $11,5 millones. Lo llamativo, es que los recibió a pesar de no haber otorgado garantías suficientes y de que el informe técnico era negativo. Incluso, advertía que si se lo concedían, ello ocasionaría un grave perjuicio al Estado.

Como era de esperar, Envidrio no pagó un centésimo de su deuda.  Además, dadas las dificultades financieras por las que atravesaba, envió a sus empleados al seguro de desempleo.

Otra cosa llamativa, es que ese subsidio para el hombre “común” dura 6 meses. Sin embargo, los trabajadores de esa cooperativa lo disfrutaron durante un período mucho más prolongado. Placeres, que es diputado por el sector de Mujica, votó en el parlamento, sin sonrojarse, la extensión del plazo… y de los privilegios…

Por cierto, con independencia de lo que figure en los papeles, los trabajadores de esa empresa consideran que uno de sus principales referentes es el diputado Placeres.

En estos días, los uruguayos nos hemos enterado de otras facetas de este socialismo tan estimado por Mujica. Fue gracias a un informe periodístico. El programa Santo y Seña de Canal 4, dio a conocer detalles sobre graves irregularidades que rodean a Envidrio.

Algunos de sus trabajadores han denunciado que recibían malos tratos, que eran presionados a trabajar en “negro” para evadir tributos estando en el seguro de desempleo –algo prohibido por ley- y que se les impedía sindicalizarse.

Placeres declaró que esas acusaciones eran totalmente infundadas y aseguró que nadie en Envidrio había cobrado salario en negro ni se había incurrido en irregularidades. “No se estaba hablando de trabajo en negro, sino de voluntariado. ¿Qué es el trabajo voluntario? Es mantener la unidad productiva. No percibían ningún tipo de remuneración salarial”.

Pero, hay grabaciones que prueban lo contrario…

Mujica, mostrando estar muy al tanto de los que sucedía en esa empresa, apoyó a Placeres. Con esa desfachatez tan propia de él, exclamó: «¡¿Cómo van a estar trabajando activamente en una fábrica de botellas que es la única que tiene Uruguay si no tienen el horno, el horno está roto?! El horno de una fábrica dura 7 y 8, años y cuando se prende nunca más se apaga. Durante todo ese tiempo que estuvieron en seguro de paro iban ayudar, a remendar la fábrica para poder seguir, deshacer el horno y armar el otro. Claro que trabajaban, pero no trabajaban haciendo botellas para vender.»

El “detalle” que un expresidente debería saber, es que incluso en esas circunstancias, hay que pagar aportes…

A raíz de esos desmentidos, el programa Santo y Seña amplió la información demostrando que varios operarios sí trabajaron y cobraron sueldos por la fabricación de botellas estando en el seguro de paro.

Existe material fotográfico probando que se retiraron de Envidrio botellas para empresas de refrescos multinacionales mientras la empresa estaba, teóricamente, inactiva. Testigos presenciales afirman que «Acá no solo se hacía mantenimiento. Acá hubo trabajadores que estando en el seguro de paro decoraron y trabajaron botellas para vender en ese momento».

Esa información fue corroborada por las firmas que compraron esas botellas.

En conclusión, observamos que el socialismo que profesa Mujica no difiere mucho del castrista-chavista. Son las constricciones institucionales las que le impiden desplegarlo con mayor amplitud…

 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento