Kim Jong-un, ¿loco o el rifle de Chéjov?

“Si mencionas en el primer capítulo un rifle colgando en la pared, en el segundo o tercer capítulo tiene que dispararse. Si no será disparado no debería estar colgando allí”

247
¿Kim Jong-un es un loco o enseña un rifle de Chéjov? (Twitter)

¿Kim Jong-un es un loco o enseña un rifle de Chéjov? Hay un pequeño juego de palabras en idioma inglés en mi título. Kim Jong-un puede perfectamente estar loco (mad), pero MAD en mayúsculas se refiere a la doctrina de estrategia militar y política de seguridad nacional de Destrucción Mutua Asegurada (Mutual Assured Destruction).

MAD se basa en la teoría de la disuasión, en la cual el uso masivo de armas nucleares causaría el aniquilamiento total del atacante y del atacado. Así, la amenaza de usar armas nucleares contra un enemigo inhibe a ese enemigo de utilizar esas mismas armas. En tal escenario ninguna parte tiene incentivos para iniciar un conflicto o desarmarse.

Bajo la doctrina MAD cada parte tiene suficientes armas nucleares para contraatacar provocando la completa aniquilación del atacante, por lo que nadie desearía lanzar un primer golpe. A la doctrina MAD durante la Guerra Fría (1940s a 1991) se le acredita haber evitado un conflicto a escala total entre Estados Unidos y la Unión Soviética.

Sin embargo, MAD se basa en diversas suposiciones. 1) Un primer ataque no puede ser capaz de prevenir un golpe de represalia. Un golpe decapitante no puede ser posible: la mutua destrucción debe estar asegurada. 2) El atacante tiene que ser identificable.

3) Las partes no pueden tener la capacidad de defenderse con exhaustivos escudos antirradiactivos o tecnologías antimisiles. 4. Y lo más relevante, MAD asume que los líderes serán perfectamente racionales y se preocupan por la supervivencia de sus ciudadanos. MAD no funciona frente a un extremista o un líder irracional que pueda dar la bienvenida al Armagedón.

Tal fue el caso durante la Crisis de Octubre cuando Fidel Castro urgió al líder soviético Nikita Jrushov a lanzar un ataque nuclear preventivo contra Estados Unidos alegando que los cubanos estarían dispuestos a ser las primeras víctimas en nombre del socialismo.

Actualmente, aunque Norcorea posee algunas bombas nucleares (los analistas estiman alrededor de una docena) y quizás la posibilidad de lanzar misiles balísticos intercontinentales (ICBM) diseñados para alcanzar Estados Unidos, no se trata de una capacidad MAD. Cierto, Kim Jong-un podría infligir daño significativo a algunas ciudades americanas, pero actualmente no puede aniquilar a EE. UU. como se concibe bajo la doctrina MAD.

Sin embargo, Kim Jong-un ha amenazado a Estados Unidos con un ataque nuclear, y en su discurso de Año Nuevo 2018 insistió en que el botón nuclear está siempre en su buró. ¿Estaba mencionando un rifle de Chéjov?

Como cualquier escritor conciente sabe, la regla de Chejov —llamada así por el escritor ruso Antón Chéjov— señala no incluir ningún elemento innecesario en una narración. Así, cualquier cosa mencionada en un relato debe ser utilizada después, o no debe mencionarse bajo ninguna circunstancia.

Entonces, la regla de Chéjov se utiliza a menudo como técnica de anticipación. Como dijo Chéjov: “Si mencionas en el primer capítulo un rifle colgando en la pared, en el segundo o tercer capítulo tiene que dispararse. Si no será disparado no debería estar colgando allí”.

¿Con su retórica Kim Jong-un está profetizando el uso de armas nucleares? Debe saber que si atacara a Estados Unidos o alguno de sus aliados él sería una de las primeras bajas en el ataque de represalia. Kim Jong-un es brutal asegurando su propia preservación.

En 2013 ordenó la ejecución de su tío y todos sus familiares, y en 2017 el asesinato de su medio hermano. Concibe las armas nucleares como garantía de supervivencia de su régimen.

Aunque no sin peligros, actualmente Estados Unidos tiene la capacidad de lanzar un golpe mortal para decapitar al régimen de Kim. Sin embargo, se estima que para el 2020 el régimen norcoreano tendría sesenta cabezas nucleares, haciendo tal golpe decapitante mucho más arriesgado.

Lamentablemente, aun concediendo racionalidad a Kim Jong-un es evidente que no le preocupa la supervivencia de sus ciudadanos. Lo que significa que la disuasión bajo la teoría MAD es inviable en este caso. Y tenemos que asumir que en el segundo o tercer capítulo Kim Jong-un sería capaz de disparar el rifle de Chéjov.

 

Comentarios