Defensa de Saab acusa a EEUU de “falsedad integral” en solicitud de extradición

Los abogados sostienen que Washington presenta a Saab «como traidor, cooperador y colaborador» y aseguran que él nunca ha brindado cooperación a EE. UU.

Estados Unidos acusa al empresario colombiano de lavado de dinero y corrupción en el suministro de alimentos con sobreprecio a Venezuela. (Twitter)

La defensa del empresario colombiano Álex Saab, presunto testaferro de Nicolás Maduro, acusó a Estados Unidos de «falsedad integral» en la solicitud de extradición a Cabo Verde. Según un documento de 60 páginas al que tuvo acceso la agencia de noticias Efe. La defensa alega que EE. UU. violó «el principio de lealtad penal».

El equipo de abogados, al que se unió recientemente el exjuez español Baltasar Garzón, sostiene que los delitos imputados a Saab, contenidos en «la solicitud (de extradición) firmada por la Procuraduría General de la República de Cabo Verde y en los documentos entregados por Estados Unidos, son todos falsos».

Según el documento, la idea de que el empresario colaboró y proporcionó a agentes de EE. UU. pruebas de sus supuestos delitos, como figura en la petición de extradición, es una «maniobra irrazonable para poner la extradición en ruta de colisión con Venezuela».

El retrato de un «traidor»

Los letrados acusan a Washington de ofrecer un retrato de Saab «como traidor, cooperador y colaborador», en «violación del principio de lealtad en los procesos penales». Aseguran que el proceso de extradición en curso es prueba de que su cliente «nunca ha brindado cooperación o colaboración a Estados Unidos».

Según la defensa, otra evidencia de la falsedad de esa supuesta cooperación es que, para ser verdad, el empresario «habría recibido un estatus especial, no solo para él, sino para toda la familia», que ya habrían sido «integrados en un programa de protección de testigos».

En el escrito los abogados afirman que «Nada de esto ha ocurrido». «Por el contrario, en los documentos entregados por EE. UU., la pena por delitos penales atribuidos en la extradición es de 20 años de prisión por cada uno de los cargos de la acusación», lo que totalizaría «una pena máxima de 160 años».

El documento enfatiza que «los hechos reportados como ocurridos en Florida nunca han tenido lugar» y que Saab «nunca ha cometido ningún acto en suelo estadounidense». En ese sentido, los abogados de Saab rechazan la intención de EE. UU. de «actuar más allá de su jurisdicción nacional».

La acusación contra Estados Unidos que reseña Efe fue presentada dentro del recurso de oposición a la autorización dada por Cabo Verde a la extradición, interpuesto ante el Tribunal de Apelaciones de Barlavento. Este mes la defensa también presentó un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional de Cabo Verde.

Acusado de lavado de dinero

La decisión final será adoptada por Cabo Verde, donde Álex Saab permanece detenido desde el pasado 12 de junio, cuando el avión privado en el que viajaba hizo escala para repostar combustible.

Estados Unidos acusa a Saab de lavado de dinero y corrupción en el suministro de alimentos con sobreprecio a Venezuela a través del programa gubernamental Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), bajo el amparo de Maduro.

Tras su detención, el régimen venezolano señaló que Álex Saab era un “agente” de su administración que se encontraba «en tránsito» para regresar al país, luego de cumplir una misión «de carácter humanitario».

La semana pasada, la defensa de Saab le pidió a la justicia de Cabo Verde que se le concediera el beneficio de arresto domiciliario debido a sus «graves problemas de salud». Según el informe médico presentado por la defensa, Saab padece problemas cardíacos, de glucosa y de tiroides.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento