Putin rompe pacto de no injerencia y ofrece tropas para sostener a Lukashenko

El Consejo Europeo y Rusia habían hecho un pacto de no injerencia. La OTAN pidió al mandatario ruso que no se entrometa en la crisis de Bielorrusia

Rusia
Vladímir Putin dijo que conformó un contingente para desplegarlo en Bielorrusia si la situación se descontrola (Archivo)

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ofreció tropas para apoyar militarmente al dictador bielorruso, Alexandr Lukashenko, si la situación se descontrola, reseñó la agencia Efe. Esto rompería el pacto de no injerencia acordado con el Consejo Europeo.

«Alexandr Grigórevich (Lukashenko) me pidió formar un contingente de miembros de fuerzas del orden. Y lo hice. Pero acordamos también que este no será utilizado mientras la situación no se descontrole», admitió este jueves el mandatario ruso en una entrevista con la televisión pública de su país.

El jefe del Kremlin dijo que su homólogo bielorruso le pidió ayuda cuando estallaron las protestas contra los cuestionados resultados de las elecciones del 9 de agosto. «Lukashenko planteó que le gustaría que le ofreciéramos, en caso de necesidad, la ayuda necesaria. Yo le dije que Rusia cumplirá sus obligaciones (…) en la conversación llegamos a la conclusión de que ahora no hay dicha necesidad y espero que no la haya».

Putin destacó que «no tenía necesidad de ocultar nada» porque estas «obligaciones» están enmarcadas dentro de los acuerdos y tratados multilaterales y bilaterales. Mencionó a la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva y la Unión Estatal.

¿Y el pacto de no injerencia?

La semana pasada, Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, reveló que había sostenido una conversación telefónica el martes 18 de agosto con Putin para tratar el tema de su vecina Bielorrusia. Según afirmó, acordaron que tanto Moscú como Bruselas apoyarían la búsqueda de una solución pacífica en Bielorrusia «sin injerencia».

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea no reconocen los resultados de los comicios del 9 de agosto. De acuerdo con el boletín oficial, Lukashenko habría sido reelecto para un sexto mandato con el 80,23 % de los votos, tras 26 años en el poder.

Para la Unión Europea (UE), las manifestaciones antigubernamentales son legítimas. Sin embargo, la comunidad ha evitado posturas más contundentes. La oposición bielorrusa pidió a la comunidad internacional que reconozca como legítima jefe de Estado a la candidata Svetlana Tijanóvskaya. La UE no se ha pronunciado al respecto.

A juicio de Putin, son las potencias occidentales las que han intentado influir en los acontecimientos en marcha en Bielorrusia. A pesar del ofrecimiento de apoyo militar, aseguró que Rusia ha mantenido un comportamiento «más moderado» y «neutral».

La OTAN pide a Rusia que no se entrometa

En respuesta a las declaraciones de Putin, el jefe de la OTAN, Jens Stoltenberg, pidió este jueves a Rusia que no se entrometa en la crisis que atraviesa Bielorrusia, tras las cuestionadas elecciones del 9 de agosto que mantiene a miles de manifestantes en las calles, reseña Infobae.

«Nadie, Rusia tampoco, debe entrometerse (…) Bielorrusia es un Estado soberano e independiente», advirtió. Por su parte, el dictador Lukashenko ha ordenado movimiento de tropas a las fronteras con Polonia y Lituania, alegando que la OTAN está haciendo lo propio para derrocarlo.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento