Venezolano se desnuda frente a New York Times: “¡Necesitamos una invasión!”

En respuesta a una editorial del diario estadounidense contra la línea dura de Trump ante Maduro, un venezolano decidió exhibir una valiente muestra de civismo

13.626
Se viralizó en redes el video de un venezolano que decidió quitarse la ropa y protestar ante el medio neoyorquino. (YouTube)

Las redes sociales reportaron que un venezolano no identificado decidió quitarse la ropa frente a las sede de The New York Times y armarse de una pancarta que rezaba, por un lado: “Venezuela se está desangrando ¡Necesitamos una invasión!”. Y, por el otro: “SOS Venezuela”.

Según un tuit de Jörg Metzger Lozano (@InfoPeriodista), este tipo de acciones deberían hacerse a nivel mundial “a ver si terminamos de llamar la atención de toda la comunidad internacional ante la crisis humanitaria que atraviesa Venezuela”.

Un tuitero, identificado como @SurielOpina, calificó a The New York Times como el “enemigo #1 de los venezolanos”. “Ese medio defiende la dictadura de @NicolasMaduro, por eso, pidió a @realDonaldTrump que no libere militarmente a Venezuela. Ante eso, un venezolano en EE.UU., se desnudó en la puerta de NYT para pedir ayudar para su pueblo”, tuiteó en su cuenta.

“Venezuela is bleeding to death! We need invasion! Shut the fuck up!”, dice el venezolano al New York Times.

La razón por la que el venezolano decidió desnudarse para protestar precisamente a las puertas de la sede de este periódico en Nueva York tiene sentido. En los últimos días, el diario ha publicado dos notas que pareciera que no están dirigidas a informar, sino a persuadir, es decir, a crear una matriz de opinión en contra de que se tomen acciones contundentes, como una intervención militar, contra el régimen de Nicolás Maduro, que no cesa en seguir profundizando la ya insostenible crisis social, económica y política en el país.

Las campanas ante acciones de fuerza lideradas por Washington contra la dictadura venezolana han estado repicando con fuerza en las últimas semanas. Altos miembros del Gobierno estadounidense, desde el presidente Donald Trump y senadores como Marco Rubio, han dicho que no descartan una acción de militar para liberar a Venezuela. Sin contar con que EE. UU. ha incrementado su presión y vocería contra el régimen venezolano.

Esta semana convocaron una reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para tratar la situación del país, donde la embajadora Nikki Haley fue enfática en denunciar las violaciones del régimen de Maduro, al que calificó incluso de “narcoestado”.

Ante estos hechos no parece casual que este 11 y 8 de septiembre el periódico neoyorquino haya publicado un editorial y una nota, respectivamente, que apuntan a evitar que el Gobierno Trump se lance o motorice una acción de fuerza contra el régimen venezolano. En la primera nota se le hace un llamado a Trump para que “se mantenga fuera de Venezuela, el presidente Maduro necesita irse,  pero un golpe de Estado apoyado por EE. UU. no es la respuesta”. Y tres días antes, el diario presentó un artículo donde revelaba que Washington había discutido un posible golpe de Estado con militares rebeldes en Venezuela.

Incluso el ABC de Madrid, España, publicó el 10 de septiembre un articulo titulado Un topo del Departamento de Estado torpedea la política de mano dura de Trump con Venezuela.

El periodista del PanAm Post, Orlando Avendaño, publicó este 12 de septiembre una nota analizando todos estos artículos de prensa. Calificó al NYT como de ingenuos frente al dictador venezolano y la intervención.

“El New York Times ejerce una influencia decisiva en la opinión pública estadounidense. Embestir la línea dura de la administración Trump ante el genocidio en Venezuela, que ha sido más que pertinente y que perfila a su Gobierno como un aliado capital; sugerir que el rescate de la libertad debe pasar indiscutiblemente por otras rondas de diálogo, negociación o burocratismo diplomático —todos procesos ya fracasados, gastados y rechazados por la sociedad venezolana—; o ceder a ese patético maniqueísmo en el que todas las intervenciones son inaceptables; no contribuye con la causa por la libertad de Venezuela. En cambio, se convierten en expresiones de complicidad con la devastación de un país”, concluyó Avendaño.

Ante esto, se podría decir que es evidente que con esas publicaciones quedaron desnudas las intenciones de The New York Times. Así como el cuerpo de este venezolano, que protestó este viernes sin ropa frente a la sede de este reconocido diario neoyorquino.

Comentarios